El Cronista Comercial

La reconversión de las empresas tras la pandemia deberá ser sustentable y responsable

Durante el 14º Foro de Desarrollo Sustentable, organizado por El Cronista y Revista Apertura, ejecutivas de Coca-Cola, Unilever y Sancor Seguros resaltaron la importancia de conjugar un modelo de negocios a largo plazo con estrategias de responsabilidad social empresaria y sustentabilidad

La reconversión de las empresas tras la pandemia deberá ser sustentable y responsable

Cómo articular un modelo de negocios exitoso a largo plazo, al tiempo que se mejoran los procesos y se aminora la huella ambiental, es todo un desafío para las empresas.

El nuevo paradigma ecológico y las exigencias de los consumidores obligan a las empresas a tomar nota para organizar sus estrategias en torno a la responsabilidad social, en particular ante el creciente interés de la sociedad sobre estos temas.

Mariale Álvarez, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad Coca-Cola Argentina, participó del 14º Foro de Desarrollo Sustentable, organizado por El Cronista y Revista Apertura, y resaltó la importancia de incorporar la sustentabilidad al negocio. "Para una empresa de consumo masivo como Coca-Cola es difícil prosperar si la sociedad no prospera. Por eso, el ambiente juega un rol importante", confió la ejecutiva, que confirmó una fuerte caída del volumen de ventas a raíz de la pandemia del coronavirus.

En esa línea, Karen Vizental, Vicepresidente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad Unilever Latinoamérica y Cono Sur también compartió la experiencia en el área del consumo masivo y remarcó "su papel preponderante en este contexto". "Para Unilever ser sustentable es una forma de hacer negocios económicamente viables a lo largo del tiempo, socialmente justo y ambientalmente correcto, con una fuerte reducción del impacto ambiental a lo largo de todas las áreas de la cadena de valor", añadió Vizental.

La industria de los seguros, en tanto, también también está afrontando un proceso de "reconversión", que tomó mayor impulso tras la emergencia sanitaria. "Como empresa aseguradora y cooperativa, el tema de la sustentabilidad se basa en la identificación de riesgos sociales ambientales y económicos financieros, y la creación de valor", especificó Betina Azugna, Gerente de sustentabilidad Sancor Seguros.

"Estos dos procesos se engloban en otro de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), que atraviesa toda la organización. Se trabaja desde el área coordinadora de sustentabilidad y se realiza una rendición de cuentas, consolidándose así como la tercer pata de la sustentabilidad del grupo", agregó Azugna.

Hechos concretos

La baja del consumo llevó a Coca-Cola a revisar el plan de negocios. Con el foco puesto en el canal de venta tradicional, la firma con sede en Atlanta realizó una millonaria inversión con la intención de permitir que pequeñas y microempresas puedan seguir operando.

"El 80% de nuestras ventas están en pymes, almacenes y kioscos. Aportamos $700 millones en ayuda financiera para comercios que tuvieron que cerrar y se quedaron sin stock o se les venció el producto. También lanzamos una línea de microcréditos no reembolsable para los kioscos ventana, nuevas heladeras y fomentamos la digitalización", puntualizó Álvarez. La empresa, en tanto, genera 160.000 puestos de trabajo directos e indirectos

Para recibir estos beneficios, los comerciantes se ven obligados a inscribirse en una plataforma digital gratuita, que implica que tengan un cuit y una caja de ahorro, como medida de formalización, mientras que como devolución deben realizar una donación en especie a una comunidad o centro comunitario. "No solo ayuda económica, sino un fomento a la digitalización para, por ejemplo, poder pactar entregas sin tener que pagarle a un servicio", sumó la Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sustentabilidad Coca-Cola Argentina.

Sancor Seguros también apostó a la digitalización de sus productos. Con presencia en todo el país, la emergencia sanitaria impidió la relación cara a cara entre el cliente y el productor de seguros, que se consolida como el intermediario entre el consumidor y la compañía.

"Fortalecimos al productor y salimos a darle tecnología a más 8000 de nuestros intermediarios", identificó Azugna. Entre las medidas, Sancor Seguros aceleró y adecuó los procesos de gestión interna, mejoró los sistemas de pago digital, facilitó los temas administrativos y ofreció webinarios de capacitación para los agentes productores.

Por su parte, la Gerente de sustentabilidad del grupo fundado en Sunchales, Santa Fe, confirmó que también se agregaron servicios de contención psicológica y nutrición a raíz del aislamiento. "Más del 50% de nuestros proveedores están formados por instituciones de salud, por lo que trabajamos para simplificar la entrega de medicamentos y la atención de clientes. Nos aliamos mucho con Llamando al Doctor, un servicio de telemedicina para cuidar a los asegurados y que no se expongan a las guardias, elaborando así una línea de acceso que no esté tan saturada", manifestó Azugna durante el 14º Foro de Desarrollo Sustentable, organizado por El Cronista y la Revista Apertura.

"Nos adaptamos rápido a este contexto", consideró la ejecutiva de Unilever. "Al tratarse de una industria esencial tuvimos que seguir operando normalmente", agregó Vizental.

Durante los primeros pasos de la emergencia sanitaria, el negocio de la firma de consumo masivo se desarrolló bajo tres ejes principales. En primer lugar, el cuidado de los empleados a través de la separación de los grupos de riesgos, la contratación temporaria y el acuerdo con General Motors para la colaboración de trabajadores de manera mutua.

El foco también estuvo puesto en garantizar el suministro desde las seis plantas productivas y atender las demandas del consumidor. "Algunas categorías de alimentos experimentaron un boom y también tuvimos que invertir en una línea de producción de alcohol en gel", explicó la Vicepresidente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Unilever Latinoamérica y Cono Sur. La inversión se ubicó en los $111 millones.

Por último, el apoyo a las comunidades jugó un rol importante. "La ayuda social en las regiones donde operamos a través de donaciones fue importante". En sintonía, la directiva nombró al "Proyecto Unipymes", en colaboración con 2000 pequeñas y medianas empresas para desarrollar las aristas de sus negocios, profundizar en la mejora continua, el asesoramiento financiero y, además, temas de diversidad y género.

Shopping