El Cronista Comercial

La jugada del nuevo interesado por Garbarino: $ 2000 millones frescos y el apoyo de Cavalieri

El empresario Carlos Rosales, de Grupo Prof, tendría el visto bueno del Sindicato de Comercio, al que pertenece la mayoría de los empleados de la cadena. Se reedita una vieja rivalidad gremial: el otro candidato, Covelia, está vinculado a Hugo Moyano

La jugada del nuevo interesado por Garbarino: $ 2000 millones frescos 

Desde que colgó el cartel de venta en diciembre del año pasado, Garbarino busca un comprador que salve a la cadena de electrónica y electrodomésticos más grande de la Argentina de la crisis en la que se encuentra inmersa. Hace unos días, apareció un nuevo interesado, con un ambicioso plan.

Se trata de Grupo Prof, compañía aseguradora que preside Carlos Rosales, el actual protesorero de San Lorenzo. El empresario ya recibió el espaldarazo de Armando Cavalieri, el titular del Sindicato de Comercio, al que pertenece la mayoría de los más de 4300 empleados de la cadena.

De esta forma, se reeditaría un viejo clásico gremial: el otro interesado en la puja por la empresa, Covelia, tiene vínculos históricos con Hugo Moyano, a cuyo gremio de Camioneros está afiliado el resto del personal de Garbarino.

Empresas amenazan con irse de Puerto Madryn por nuevo impuesto "Covid-19"

La decisión del Concejo Deliberante de Puerto Madryn de fijar diversos impuestos a empresas pesqueras, bancarias y de energías renovables con el objetivo de crear un fondo para atender la emergencia sanitaria por la pandemia de coronarius generó un amplio rechazo en esos sectores, que consideraron "inconstitucional" a la medida y amenazan con irse de la ciudad.

La intención de Grupo Prof es realizar una inyección de $ 2000 millones iniciales para sanear las cuentas de Garbarino en un período de entre 18 y 24 meses, e iniciar, en paralelo, su expansión regional, que en principio, abarcaría a cuatro países: Uruguay, Paraguay, Bolivia y Ecuador.

La idea de arribar a estos mercados tiene que ver con que allí no hay una fuerte presencia de marcas de retail, a diferencia de lo que ocurre en otros países de América latina, como Brasil y Chile, donde las estructuras están más desarrolladas.

Igualmente, en el sector, señalan que la inversión inicial de $ 2000 millones es una cifra que está en "constante revisión", sobre todo, en este contexto de incertidumbre.

Grupo Prof quiere conservar las 191 sucursales de Garbarino y los 54 locales de Compumundo, como así también los 4361 puestos de trabajo que tiene la empresa hoy. La apuesta será complementar la venta física con un mayor impulso al canal digital, con una robusta plataforma de comercio electrónico.

Rosales es un empresario con una vasta trayectoria en el mundo de los negocios. Asumió la dirección de Grupo Prof en 2017 para reorientar el rumbo de la compañía hacia una nueva etapa de crecimiento y consolidación. El objetivo de la aseguradora es posicionarse entre los jugadores líderes del mercado en los próximos años, con las dos unidades que posee: Prof Seguros y Plus ART. También, Rosales tiene negocios en el mundo de la hotelería y la gastronomía.

zzzznacp2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, JULIO 20:El dirigente sindicalista, Armando Cavalieri a salir de la reunion en donde se trató el personalismo del camionero y titular de la CGT, Hugo Moyano paraconducir dicha institucion gremial.FOTO: JUAN VARGAS-jlpzzzz
Armando Cavalieri, titular del Sindicato de Comercio

Cuando Inverlat (el fondo dueño de Havanna y el primer interesado en quedarse con Garbarino) retiró la oferta, Rosales consideró que se trataba de una buena oportunidad para buscar nuevos horizontes e incursionar en el mundo del consumo masivo.

El fondo liderado por los ex banqueros de la City perdió el beneficio de la exclusividad que tenía para negociar a fines de marzo. Se le venció el plazo y no hubo prórroga, pero tampoco reavivó su interés. "Cambiaron las condiciones, el escenario hoy ya no es el mismo que hace meses", señaló Inverlat en diálogo con El Cronista semanas atrás.

Ese mismo mes, se sumó a la contienda Covelia, empresa de servicios de limpieza urbana perteneciente a Ricardo Depresbiteris, de vínculos con Moyano.

Hoy, la disputa por Garbarino tomó otro color. Armando Cavalieri, el secretario general de Comercio, teme que Covelia se quede con Garbarino. Esto significaría una pérdida de poder para el jefe sindical, que siempre mantuvo una enemistad con Moyano, sugieren conocedores de la transacción.

"Si Covelia compra Garbarino, la estructura de poder de Cavalieri se vería amenazada, frente a una posible pérdida de afiliaciaciones de los empleados de la cadena, porque se quedaría con menos representantes", explican.

En la actualidad, Garbarino posee 30 delegados gremiales afiliados a Comercio (28 por Garbarino y dos por Compumundo), mientras que Camioneros tiene sólo tres. El resto participa de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) (9) y la Asociación de Supervisores de la industria Metalmecanica, Metalúrgica y Minera (Asimra) (2).

"La preocupación es que se dispare un efecto cadena y avance Moyano, ganando espacios de poder. Ahora es Garbarino. Pero, mañana, puede ser Frávega u otra empresa del sector", comentan.

Además de recibir el "visto bueno" de Cavalieri, Rosales mantiene diálogos con otros actores de la negociación. Aunque todavía no hubo una reunión formal con las entidades bancarias, ayer, a última hora, Grupo Prof le acercó una primera oferta a los bancos acreedores, a quienes Garbarino les adeuda una cifra que supera los $ 4000 millones

zzzznacp2NOTICIAS ARGENTINAS BAIRES, SEPTIEMBRE 24: El lider de los camioneros, Hugo Moyano, llega a la reunion con la mesa chica de la CGT en la sede de UPCN. Foto NA: MARCELO CAPECEzzzz
Hugo Moyano, de Camioneros

"Considerando la difícil coyuntura que atravesamos, la negociación, en lo inmediato, recae en Carlos García, el CEO de Garbarino. Aún no hubo un encuentro oficial con los bancos, pero ya hay acercamientos", aclaran en off fuentes ligadas al proceso.

También, Rosales se halla en contacto con el ministro de Producción de la Nación, Matías Kulfas. En tanto, la negociación con los proveedores comerciales, con quienes Garbarino contrajo una deuda de $ 7000 millones, quedó pospuesta. "Hasta que no haya luz verde con los bancos, no se negociará con ellos", expresan al respecto.

"Todo lo que se logró avanzar con Inverlat en su momento ya no sirve. Se tuvo que arrancar de cero, por eso está siendo difícil arribar a un acuerdo. Hubo que hacer 'borrón y cuenta nueva'", aseguran fuentes allegadas a Garbarino.

La situación de la cadena es cada vez más crítica. Está pagando los sueldos en cuotas y si bien sus ventas online experimentan semana a semana un crecimiento, desde la empresa señalan que los ingresos obtenidos a través de este canal no alcanzan para cubrir los gastos ni compensan la caída del canal presencial.

Shopping