El Cronista Comercial

La crisis impulsa venta de alfajores low cost: los planes para crecer

Las marcas premium ceden terreno ante un consumidor que busca cuidar el bolsillo, también a la hora de comprar golosinas.

La crisis impulsa venta de alfajores low cost: los planes para crecer

A la hora de darse un gusto dulce, el contexto económico también incide para elegir qué comprar. Dentro del segmento de las golosinas, el alfajor lidera el consumo de los argentinos y, con un bolsillo más ajustado, las marcas low cost toman cada vez más protagonismo al momento de pasar por el kiosco o el supermercado. En tanto, algunas de las más reconocidas, que se ubican en el segmento premium, sufren caídas en sus ventas.

Si de marcas populares se habla, Guaymallen aparece como una de las más emblemáticas en el país. Con más de 40 años en el mercado, elabora 2 millones de alfajores por día en sus dos fábricas en Mataderos y prepara la inauguración de una nueva planta en Carlos Spegazzini para incrementar su producción con una inversión de u$s 2 millones.

“Si vendemos más por estas crisis en sí no estoy seguro pero hoy, por ejemplo, estamos con 20 días de atraso en las entregas. La demanda es mucho mayor a lo que producimos, si hoy hiciéramos 1 o 2 millones más de alfajores por día, seguro los venderíamos todos”, asegura Hugo Basilotta, vicepresidente y cara visible de la compañía.

La nueva planta tendrá 5000 metros cuadrados y prevén que comience a fabricar 1 millón de alfajores diarios a partir de la mitad de 2020. A futuro, el proyecto implica la mudanza de toda la producción a la ciudad ubicada en el partido de Ezeiza.

Otro que se benefició con el contexto económico fue la cadena de Supermercados Dia, conocida por sus descuentos y productos propios con precios más accesibles. “Tanto la marca DIA como otras marcas exclusivas de nuestra cadena, han tenido una muy buena performance en el período enero-julio versus el mismo período del año anterior. Crecieron 11% en volumen”, señalan desde la firma de origen español.

Balcarce firmó el procedimiento preventivo de crisis

La empresa productora de alfajores Balcarce firmó el procedimiento preventivo de crisis con el propósito de garantizar la estabilidad de sus 110 empleados de planta, luego de que en julio pidiera la apertura de ese proceso. Diego Zunda, el secretario gremial de empleados de comercio marplatense, dijo que la medida durará tres meses a partir del lunes, hasta noviembre.

En total, estiman, la marca propia, junto a las exclusivas, vendieron 8 millones de alfajores durante el primer semestre del año, lo cual representó un 50% del total de la categoría.

Una de las marcas que vende es Cuquets, producida por Toray SA, los dueños de Vimar, que también fabrica los alfajores DIA. Además, comercializa la cadena es Mogy, elaborada por Compañía Americana de Alimentos – la misma que produce la marca Nevares -, que se ubica debajo de los $ 10.

Marcas históricas de la industria como Jorgito y Havanna, sufrieron las consecuencias de la crisis. La primera ya había experimentado una caída del 4% en sus ventas en 2018 y en los primeros meses de este año se repitió la tendencia, incluso apostó por otros productos con el lanzamiento de una línea de galletitas. En tanto, la compañía marplatense reportó un desplome del 12% en los ingresos del segmento ‘alfajor, galletitas y havannets’ durante el primer semestre, de acuerdo a sus estados financieros.

Los inventores del alfajor triple también sonrieron con mejores ventas en lo que va del 2019. “Hace unos años, tomamos la decisión de apuntar a un segmento de precio medio, entonces no nos afectó tanto la baja en la demanda. Los premium vienen sufriendo hace unos años, vemos que esa categoría viene cayendo y ahí capitalizamos bastante”, expresa Claudio Messina, gerente de marketing de Fantoche.

Desde su planta en Villa Lugano fabrica 1 millón de alfajores por día, de los cuales el 40% son triples. Este año lanzaron una versión saludable con Omega 9 y cero grasas trans y, actualmente se encuentran desarrollando un alfajor helado junto a la rosarina Monthelado. Hasta agosto, apunta el directivo, el incremento en las ventas era de entre el 5% y 7%, sin embargo, el cimbronazo post PASO calmó un poco las aguas. “Ahora se empezó a mover de nuevo, no con el mismo ritmo de antes, pero se mueve la demanda”, confirmó.

El buen rendimiento de la marca los llevó a considerar exportar a países limítrofes. “Enviar alfajores al exterior es difícil por el vencimiento”, advierte Messina. Si bien el proyecto todavía está vigente, la firma decidió ponerlo en stand by hasta que baje la incertidumbre con respecto a los precios.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo