El Cronista Comercial

La Noche de las Jugueterías no salvó las ventas: el sector termina un 13% abajo

Aunque la iniciativa que se llevó adelante el sábado pasado reactivó el consumo, no sirvió para amortiguar la caída de la industria, que cierra uno de sus peores años. El sector confía que el repunte vendrá en 2020

La Noche de las Jugueterías no salvó las ventas: el sector termina un 13% abajo

Con el objetivo de alentar la demanda y generar un repunte de la actividad, el sábado 14 de diciembre se llevó a cabo la Noche de las Jugueterías, organizada por la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ). Más de 1000 locales adheridos de todo el país, tanto pequeñas y medianas empresas como grandes cadenas, permanecieron abiertos con horarios extendidos y ofrecieron rebajas de hasta el 40% y la posibilidad de financiar las compras con cuotas sin intérés.

Aunque la entidad y las empresas participantes calificaron a la iniciativa como una "acción muy satisfactoria", que dejó un saldo positivo, la campaña no logró revertir la caída que acumula el sector: el incremento de las ventas sólo ayudó a atenuar la baja registrada en el último tiempo.

"El sábado pasado registramos una suba del 20% en las ventas de unidades en las tiendas físicas y un 80% en las jugueterías que además ofrecían la opción de venta online vs. el mismo sábado de 2018", señala Emmanuel Poletto, presidente de la cámara.

Los concesionarios le piden a Alberto que los declare en

Los concesionarios de autos le pidieron a Alberto Fernández que declare a su actividad en "emergencia económica".

No obstante, el ticket promedio creció de un año a otro por debajo de la inflación, apenas un 33%: en 2018 el desembolso fue de $ 600, mientras que en esta ocasión fue de $ 800 por juguete.

Así y todo, en lo que va del año, las ventas se desplomaron un 13% en unidades con respecto a 2018, según la CAIJ. "La propuesta se articuló con toda la cadena de valor para contrarrestar el desempeño de las ventas del Día del Niño, que sufrieron una fuerte merma, y fue la peor celebración de los últimos años", destaca Poletto.

La Navidad es una de las fechas más importantes para los comerciantes del rubro, ya que representa el 40% del volumen de ventas. Junto con Reyes y el Día del Ñiño, concentran el 95% de las ventas anuales del sector. Por eso, y ante la baja acumulada en los meses previos, este año la CAIJ tomó la decisión de realizar la Noche de las Jugueterías en la víspera de las Fiestas, en lugar de efectuarla en la previa al Día del Niño, como lo hizo en agosto de 2018. "La idea fue apostar a la temporada de fin de año para recuperar las ventas que se perdieron por la corrida cambiaria post PASO", asegura Poletto.

La juguetería Cebra se sumó a la iniciativa con nueve tiendas de las 25 que posee en Capital Federal y zona norte de la provincia de Buenos Aires. Realizó un 15% de descuento en todos los medios de pago en un sola cuota, en compras con un monto mínimo de $ 1000. Al margen del evento, la empresa diseñó un paquete de promociones que ya activó. "Realizamos varias ofertas, pero también actividades, y eso ayudó a traccionar a clientes a las sucursales. Los locales adheridos tuvieron un crecimiento en el volumen de órdenes de compra y la facturación por encima de la inflación, en contraste de los que no participaron", afirma Paula Escribano, gerente de Marketing de la firma, y añade que "el consumidor presta atención constantemente a todos los descuentos que hay": "

Desde Giro Didáctico, apuntan que fue exitoso el adelantamiento de las compras de fin de año. "Dinamizaron las ventas", aclara Laura Weisvein, titular de la cadena y de la firma Compañía de Juguetes. Otra compañía reconocida del rubro indicó que, si bien la jornada fue "buena", esperaban mejores resultados. "Estimamos que nos ayudaría a mejorar la performance, pero no fue suficiente", aseguraron.

En cuanto a las proyecciones para 2020, el sector prevé una recuperación, de la mano de la reactivación del consumo. "Gracias a los descuentos y las promociones, están repuntando las ventas y el año próximo esperamos revertir la tendencia, cuando se detenga la pérdida significativa del poder adquisitivo", dice Poletto, y comenta que le acercaron al Gobierno propuestas que impulsen al sector. "La financiación de la industria local con tasas de interés tan elevadas se hace difícil", agrega.

El desafío actual de la industria nacional radica en competirle a los artículos importados (que ocupan alrededor del 70% de las góndolas) y dar respuesta a las nuevas formas de consumo, ya que cada vez más padres compran de forma online, y no tanto presencialmente en locales físicos.

Según la CAIJ, la importación aumentó un 75% en kilos desde fines de 2015 y las ventas jugueteras vienen en picada desde hace cuatro años. La industria nacional perdió 20 puntos de participación en el mercado interno: pasó de tener el 50% del market share en 2015 a el 30% en la actualidad.

Shopping