El Cronista Comercial

Abren las inmobiliarias: así es el protocolo para alquilar, comprar y vender propiedades desde el jueves

Las inmobiliarias reabren y combinan visitas presenciales y remotas. Cómo será el protocolo de seguridad que activarán para evitar contagios por coronavirus

Inmobiliarias en cuarentena: así será la venta y alquiler de propiedades con protocolo por el coronavirus

A partir del próximo jueves, las inmobiliarias porteñas estarán habilitadas a atender al público y los agentes de bienes raíces se preparan para recibir a sus clientes en este contexto, en el que la cuarentena obligatoria por el coronavirus continúa, aunque comienza poco a poco a flexibilizarse. 

¿Cómo será alquilar y comprar propiedades con el nuevo funcionamiento de las oficinas y de la actividad en general? Daniel Zampone, titular de Zampone Propiedades, sostiene que en la operatoria, "nada será igual". 

"Vamos a tener un mix entre visitas presenciales muy cuidadas y certificaciones de actuación remota. La tecnología va a mediatizar la mayoría de los encuentros y la parte presencial se va a reducir a la mínima expresión, siguiendo un protocolo sanitario muy estricto", anticipó.

El asesor inmobiliario ejemplificó con un caso que ilustra cómo el negocio de compraventa de propiedades debió aggiornarse a los tiempos que corren y cómo es el protoloco de la firma de escrituras instrumentado, acorde a las normas y recomendaciones impuestas.

"Tuvimos la oportunidad de realizar una operación siguiendo las medidas vigentes. En una sala amplia, estuvieron presentes el comprador, el vendedor, la escribana y el representante de la inmobiliaria", contó, y aseguró: "La escribana los recibió con alcohol en gel y tenía preparadas cuatro biromes del mismo color y mismo trazo. Para contar el dinero, se hizo en forma mecánica y utilizando guante". 

"Hay gente que alquiló o compró una casa o un departamento y no puede tomar posesión del inmueble, con el perjuicio extra de seguir pagando alquiler por su vivienda actual. Esto era una locura. Que los agentes inmobiliarios podamos volver a operar en la Ciudad va a resolver este problema que afecta a muchísima gente", señaló al respecto, y agregó: "La vuelta a la actividad de los servicios de mudanzas e inmobiliarias es vital para solucionar esta dificultad, que no solo es una limitación para nuestra actividad comercial, sino también para las familias cuyo proyecto de vida quedó en un limbo con la pandemia".

"Tengo el caso de un cliente que alquilaba una cochera y le pidió al inquilino que se la liberara a fines de marzo porque una pareja que había comprado su departamento quería el combo completo a partir de abril. Ese cliente no solo no pudo concretar la operación, sino que se quedó sin ese ingreso mensual que le proporcionaba el alquiler de la cochera", ejemplificó. 

Asimismo, Zampone comentó: "Tengo consultas de personas dispuestas a vender para salvar sus compromisos. Nos llegan mensajes desesperados de clientes que necesitan achicarse, en muchos casos, queriendo vender una segunda propiedad para reducir gastos. Nuestra actividad va a ser el nexo de ayuda a quien su resguardo de valor lo tenían en propiedades y hoy lo necesitan para saldar obligaciones".

Por su parte, Adrián Mercado implementó el "Valor de referencia online". Se trata de un encuentro virtual a través de plataformas digitales que se lleva adelante entre las partes interesadas, que se comunican vía remota para hablar sobre la potencial operación. "El vendedor le muestra el inmueble al posible comprador y le da un valor de referencia online, tal como lo permite el Colegio Profesional de los Corredores Inmobiliarios (Cucicba). Es un importe estimativo que se definirá cuando se haga la tasación en forma presencial, cuando termine esta situación", dicen desde la empresa. 

La Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA) trabajó en conjunto con Cucicba y empresas del sector para elaborar un protocolo de prevención y seguridad, que incluye lineamientos básicos que rigen para todas las inmobiliarias del mercado local. “Estamos en permanente diálogo con las inmobiliarias de todo el país”, explicó Alejando Bennazar presidente de la entidad.

El protocolo sugiere que las inmobiliarias sean atendidas, en un comienzo, por sus propios dueños o los ejecutivos que ocupan cargos de liderzgo en dichas firmas. Con el tiempo, se podrán reincorporar el resto de los colaboradores, de forma progresiva.

Asimismo, la atención estará limitada al público. No solo no estarán presentes en las oficinas todos los empleados, sino que podrán ingresar a ellas solo unos pocos clientes. Quienes sean pacientes de riesgo (adultos mayores, embarazadas y niños y otras personas) no podrán entrar tampoco. 

"Es aconsejable un ingreso limitado del público. El número de personas que podrán entrar dependerá de la superficie que tenga el local, por lo que no hay una cantidad exacta de visitantes que riga para todos por igual. Cambiará, de acuerdo a los metros cuadrados", dice Armando Pepe, titular de Cucicba.

El protocolo también contempla el uso de sanitizantes y desinfectantes, como alcohol en gel disponible para todas las personas que frecuenten las instalaciones y productos de limpieza que deberá utilizar el personal de maestranza para asegurar que los ambientes se mantengan limpios y desinfectados. Además, deberá haber un baño en buenas condiciones sanitarias que podrá ser utilizado por los visitantes, en caso de requerirlo.

"Quienes no acepten colocarse alcohol en gel en las manos tendrán el ingreso prohibido a las inmobiliarias de la Ciudad de Buenos Aires", aclaró Pepe, quien además comentó que el protocolo deberá ocupar un lugar destacado dentro de las inmobiliarias, a la vista de todos.

El documento se confeccionó en apenas unos días, teniendo en cuenta la vuelta a la "nueva normalidad". "Lo hicimos contrarreloj. La prioridad es la salud de la comunidad", indicó Bennazar.

Por eso, se invita a los empleados y los clientes de las firmas inmobiliaria a mantener la distancia social recomendada en todo momento. En el caso de que deban utilizarse los ascensores, el uso deberá ser individual.

En tanto, las mudanzas quedarán habilitadas a partir del sábado, pero solo se autorizará su funcionamiento durante fines de semana, sábados y domingos.