El Cronista Comercial

Superoferta: lanzan descuentos de 40% en esta cadena de hoteles

Ante la ansiada reapertura en los próximos meses, Wyndham comenzó a ofrecer para sus establecimientos la compra anticipada de noches, para ser usadas hasta 2022

Hoteles: Wyndham lanza vouchers con hasta 40% de descuento en noches futuras

La cadena Wyndham Hotels & Resorts, con 58 establecimientos en el país, acaba de lanzar una fuerte promoción para impulsar las ventas de sus hoteles en la Argentina y en América latina.  

En un contexto difícil, la cadena ideó Wyndham Vouchers, que ofrece a los turistas comprar noches con descuentos en más de 30 hoteles de seis de sus marcas, como Dazzler, Esplendor, Howard Johnson, Ramada, Wyndham y Wyndham Garden, tanto en la Argentina como en Uruguay, Perú, Brasil y México, para impulsar las ventas de cara a la “nueva normalidad”.

“Teníamos un montón de proyectos para este año, pero, por el contexto, nos quedamos sólo con el 5% de lo que planeábamos, fue un gran desafío y tuvimos que adaptarnos. Estamos trabajando mucho en marketing y comunicación para construir la confianza con nuestros huéspedes, para que vuelvan a elegirnos, y lanzamos propuestas comerciales adaptadas a este contexto”, explicó Jimena Faena, vicepresidente de Marketing, Comunicación y Lealtad de Wyndham para América latina y Caribe. “Así surgió Wyndham Vouchers; se puede comprar noches con hasta 40% de descuento frente a la tarifa normal, para usarlas cuando quieran, hasta diciembre de 2022. Sólo deben avisar un poco antes para reservar la fecha elegida y, en caso de no poder, puede cancelarse y fijar nueva fecha. Además, se puede pagar en cuotas con Ahora 12 y 18”, destacó Faena.

La promoción se lanzó hace una semana y aseguran que ya registran buenas ventas. “Estamos teniendo muchas compras. Nos sorprendió la respuesta de los argentinos, comprando muchas noches dentro del país. Es difícil proyectar cuánto vamos a vender, pero sabemos que hay mucha gente con intención de viajar cuando esto pase”, comentó Faena. 

El año había empezado bien para Wyndham en la Argentina y el horizonte era alentador hasta que llegó la pandemia. “Las expectativas eran buenas, veníamos de años buenos en ocupación, con un turismo extranjero creciente por el tipo de cambio, especialmente con muchos brasileños. Esperábamos un crecimiento moderado, porque 2019 y 2018 habían sido buenos años, la devaluación le había ganado a la inflación y los hoteles mejoraron la rentabilidad”, comentó Gustavo Viescas, vicepresidente de Finanzas para América latina y Caribe.

La mayoría de los hoteles de la cadena en el país cerraron sus puertas con la pandemia. Hoy sólo están abiertos 22 de los 58 establecimientos. “Desde marzo, la mayoría cerró por completo. Sólo hubo algunas aperturas por negocios específicos, vinculados a la salud, primero con repatriados y luego con enfermos leves. El resto cerró, porque abrir por negocios muy puntuales (como ofrecer oficinas en las habitaciones) significa un gasto mayor a los que pueden generarse”, explicó Viescas.

Al respecto, Eduardo Cruz del Río, vicepresidente de Operaciones para América latina y Caribe, explicó que durante todo este tiempo se enfocaron en asistir a los hoteles, enfocarse en la próxima reapertura y en la aplicación de los protocolos. Y destacó que todos los proyectos siguen en curso. “Tenemos ocho nuevos hoteles confirmados para la Argentina, ningún proyecto se canceló; algunos debieron frenar sus obras o demorar su apertura, que se postergó para el primer trimestre de 2021. Algunos están listos, pero la demanda no justifica su apertura, sería a pérdida, pero es una cuestión temporal”, comentó Cruz del Río. 

Wyndham cuenta con ocho hoteles en proyecto o próximos a abrir, con más de 500 habitaciones: cinco Howard Johnson (Bahía Blanca, Alvear y Tandil, en tierras bonaerenses; Cinco Saltos, Río Negro; y Resistencia, Chaco); dos Days Inn (Dolores y Buenos Aires) y un Dazzler (La Plata). En el primer trimestre de 2021, las aperturas se concretarán en Bahía Blanca, La Plata, Dolores y Chaco.  

“Incluso, la semana pasada firmamos un contrato para un nuevo hotel en Buenos Aires. Los proyectos no se frenan, la hotelería es a largo plazo, con una inversión mínima a 10 años”, precisó Viescas. 

 Recuperar el nivel de 2019, tanto en ocupación como en tarifas, llevará tiempo.”Hasta fines de 2022 o 2023 no podremos alcanzar los números del año pasado, siempre pensando en que esté la vacuna y no haya rebrotes fuertes y, también, en función de lo que suceda en otros países, como Brasil”, destacó Cruz del Río.   

Pero, en este contexto, aseguran que pertenecer a una cadena permite a los hoteles sobrellevar de mejor manera la mayor crisis del turismo en la historia. “Tenemos muchas ventajas competitivas; implementar un voucher, por ejemplo, en forma independiente es difícil. Las cadenas damos mayor visibilidad a los hoteles y también los asesoramos, en este contexto. Además, les aportamos los protocolos de seguridad e higiene y una fuerza de ventas que ayudará en la reapertura”, explicó Cruz del Río.

“En marzo estábamos en contacto permanente con China y nos sirvió para tomar decisiones de cara a este año, porque entendíamos que la estructura no debía achicarse por 15 días, que era más a largo plazo. Una compañía independiente difícilmente pueda acceder a ese tipo de información”, agregó Viescas.  “Y además está el valor de la marca; los viajeros necesitan, en este contexto, confianza en los hoteles; aplicar estándares internacionales es una ventaja”, apuntó Faena.    

Por último, Cruz del Río destacó la mejor adaptación del segmento medio hotelero a este contexto, frente a los de mayor gama.  “Nuestra cadena está enfocada en gama media. Y los hoteles económicos pueden adaptarse mejor, porque permiten una mayor flexibilidad en precios, hacia arriba o abajo, según el momento, y son más eficientes en costos”, comentó Cruz del Río. 

Shopping