El Cronista Comercial

Guerra de marcas: la historia detrás del video del cordero

La imagen fue grabada desde la casa de Federico Álvarez Castillo, dueño de Etiqueta Negra y ex socio de Paula Cahen D'Anvers

El video que muestra cómo se arroja un cordero a una pileta desde un helicóptero y que causó rechazo en redes sociales, esconde una pelea de marcas que lleva más de 20 años. Es que la casa desde la que fueron tomadas las imágenes es propiedad del empresario de la moda Federico Álvarez Castillo, dueño de Etiqueta Negra.

En un primer momento se indicó que Álvarez Castillo iba a bordo del helicóptero. Las risas de fondo de su esposa, Lara Bernasconi, daban a entender que se trataba de una broma. Sin embargo, el empresario dijo en declaraciones periodísticas que fue él quien grabó el episodio, sin imaginarse cuál iba a ser el desenlace.

Frente a la repercusión que el video tuvo en Internet, la cuenta en Instagram de Etiqueta Negra publicó una historia con un descargo del empresario: "Quiero repudiar este hecho de vandalismo del cual fuimos víctimas mi familia y yo, y aclarar que en el momento del hecho nos encontrábamos dentro del hogar".

Álvarez Castillo, además, fue fundador con su entonces esposa de Paula Cahen D'Anvers. La marca también utilizó las redes sociales para repudiar el maltrato a los animales y, además, aclarar que el empresario ya no tiene relación con la compañía.

"Fue desvinculado de la marca Paula Cahen D'Anvers hace más de 20 años por numerosas irregularidades que generaron acciones legales en su contra. De allí que este hecho repudiable no nos sorprenda", señala el comunicado.

Shopping