El Cronista Comercial

Reapertura de gimnasios y piletas: abonos 20% más caros y premios a clientes fieles

La reapertura llegó con aumentos en las cuotas mensuales. Ofrecen descuentos o precios especiales a los clientes fieles

Gimnasios y piletas: aumentos de cuota y premios a los que se mantuvieron durante la cuarentena

La reapertura de los gimnasios y piletas en la ciudad de Buenos Aires llegó con aumentos en las cuotas y premios para aquellos que siguieron pagando durante los casi ocho meses que permanecieron cerrados. Con cerca de un 70% de clientes que dejó de abonar, el objetivo ahora está puesto en que de a poco empiecen a volver y lograr sobrevivir hasta que vuelva la normalidad.

En marzo había en la ciudad cerca de 1250 gimnasios. A lo largo de estos ocho meses de cuarentena unos 200 tuvieron que bajar la persiana de manera definitiva. 

"Necesitamos que esta sea una reapertura sostenible. Todo este tiempo cerrado fue muy duro", dice Fernando Storchi, CEO de Megatlon y presidente de la Cámara Argentina de Gimnasios.

Las dos cadenas que administra Storchi –Megatlon y la low cost Fiter– tuvieron aumentos de alrededor del 15%. Según explica el empresario, los incrementos tienen que ser muy medidos porque el poder adquisitivo de los clientes quedó muy golpeado por la cuarentena. En paralelo, los gimnasios deberán trabajar con menos cantidad de personas en el salón y afrontar los gastos habituales.

Con el aforo fijado en un 30% de la capacidad máxima, los gimnasios tendrán que lograr descomprimir las horas pico y trabajar para que se ocupe la "banda negativa", explica Storchi.

A aquellos que siguieron pagando durante los meses de cierre, Megatlon les ofrece la posibilidad de transferir el contrato o de regalarle esos meses meses a otra persona. El objetivo es compensar de algún modo el tiempo en el que no pudieron usar las instalaciones.

La otra gran cadena, SportClub, adoptó un enfoque diferente. Los clientes fieles que siguieron pagando la cuota recibirán un 30% de descuento de por vida. En tanto, los socios nuevos deberán pagar el precio nuevo, que es un 20% mayor que el de marzo.

"Lo importante es que vuelva la actividad después de ocho meses cerrados, después veremos con más tiempo la rentabilidad. Pero sabemos que va a ser un proceso largo lograr llegar al punto de flotación", dice Pablo Massa, gerente comercial de SportClub.

Con la apertura de la ciudad de Buenos Aires, la cadena ya tiene en funcionamiento el 47% de sus sedes. Sin embargo, ya desde hacía poco más de un mes que se estaban ofreciendo actividades al aire libre.

"Apenas empezamos con las actividades, la gente empezó a volver. Los clientes se acostumbraron rápido al sistema de turnos. Y tenemos una ocupación de entre el 85 y el 100% de lo permitido", agrega Massa.

Esta semana el gimnasio Well Club volvió a abrir su salón de musculación y el resultado viene siendo positivo. "La gente cumple el protocolo, porque saben que es eso o nada, y había muchos que estaban esperando la reapertura", dice Adrián Stoll, CEO de Well Club.

El gimnasio palermitano optó por mantener la cuota de 2019 a los socios que siguieron pagando durante la cuarentena. Para los demás se empezará a aplicar un aumento, aunque todavía no está definido.

"No creo que podamos pasar a la cuota el impacto que tiene el aforo en los gastos, así que sabemos que vamos a tener menos ingresos por un tiempo. De todos modos, abrir las puertas y poder vender algo cambia el panorama y trae un poco de respiro", concluye.