El Cronista Comercial

Quién es Tatiana Calderón, la piloto de F1 que hizo una carrera histórica en las 24 horas de Le Mans

Tiene 27 años y es piloto de pruebas del Alfa Romeo Racing junto a Kimi Räikkönen. Finalizó novena en su categoría durante su debut en la legendaria competencia francesa, donde el argentino 'Pechito' López obtuvo el tercer lugar

Fórmula 1: Quién es Tatiana Calderón, la piloto de Alfa Romeo que correrá Le Mans

Tatiana Calderón tiene 27 años, es colombiana y piloto de pruebas del Alfa Romeo Racing. Asegura que está preparada para competir en F1, una categoría en donde propone cambios para el diseño de los autos en línea con la anatomía femenina aun cuando hace más de cuatro décadas que una mujer no compite allí. Es parte de la comisión de la FIA de mujeres en el automovilismo, donde encabeza programas para que este deporte tan típicamente masculino atraiga a conductoras desde niñas.

Su pasión por el automovilismo nació desde muy pequeña. A los nueve años, su hermana la llevó a una pista de karting un domingo a la tarde, alquiló un turno de solo 5 minutos y desde entonces Calderón no se bajó de vehículos cada vez más veloces. Este fin de semana corrió las 24 horas de Le Mans  junto a un equipo compuesto exclusivamente por mujeres, bajo el alero de Richard Mille Racing. Finalizó novena en la categoría LMP2. Su escudería alcanzó el puesto 13 en la general, donde se impuso Toyota Gazoo Racing. El argentino José María "Pechito" López, de ese equipo, finalizó tercero, luego de que una falla técnica le privara el título en esa legendaria carrera.

"Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Una carrera que no olvidaré nunca con todas las condiciones posibles", dijo Calderón tras la competencia, donde tuvo un épico cabeza a cabeza con su ídolo, su compatriota (y mentor) Juan Pablo Montoya.

A pesar de practicar muchos deportes, a esa temprana edad fue que Calderón supo que el automovilismo sería el que marcaría su vida. Su familia se divertía cuando decía que iba a llegar a la F1, pero sus padres asumieron su destino cuando ganó un campeonato internacional de karts en EE.UU. y vieron que se trataba de una carrera que tomaba en serio.

Al momento de tener que inscribirse en la Universidad primó el deporte y no se equivocó. Hoy comparte días con corredores de la talla de Kimi Räikkönen, con quien comparte team pero también a quien mira con la admiración e inspiración que en su adolescencia le despertó Montoya, su coterráneo que hizo historia en la Fórmula 1. Desde entonces “tocó trabajar muy duro y derribar varias barreras para llegar a donde hoy estoy”, contó Calderón en diálogo con El Cronista.

Indefectiblemente, todas las preguntas que le hacen a Calderón vinculadas al automovilismo tienen que ver con su género. Aunque tiene importantes marcas en la escudería y en el deporte, sus credenciales más populares empiezan diciendo “la primera mujer en…”. De hecho, es la primera mujer en lograr un título nacional de karting en Estado Unidos (Stars of Karting Championship East Division), es la primera mujer en alcanzar el podio en la Fórmula 3 británica y la primera en ocupar un podio en la Fórmula V8.

Pero Calderón no reniega de su impronta femenina, sino que la potencia y utiliza para abrir camino a otras chicas en el automovilismo, aún para aquellas que aspiran a competir en la Fórmula 1, la categoría más competitiva del mundo. “No fue fácil ganarse el respeto ni tener oportunidades, pero si algo me ha dado este equipo es que nunca han juzgado mi género sino mis aptitudes y siempre que me han dado un desafío, respondí”, explicó.

La adaptación a los monoplazas es uno de los desafíos que destaca para las conductoras que quieran profesionalizarse en la Fórmula 1. “Las mujeres somos diferentes, nuestros cuerpos, la ergonomía, y los coches están más contemplados para que los maneje un hombre”, explicó.

Relata que al principio sus ingenieros le pedían que entrenara más porque no lograba aplicar con su pie la fuerza necesaria –un patadón explosivo, en sus palabras- para lograr los 120 bares de presión que se necesitan para accionar el pedal del freno. “Me maté en el gimnasio, tanto que mi entrenador me decía que ya estaba al mismo nivel que los pilotos varones. Para ver qué andaba mal pusimos una ‘go pro’ en los pedales y vimos que yo hacía todo perfecto pero presionaba el pedal con los dedos y no con la planta por una cuestión física. Me hicieron una plataforma que mantenía mi pie más levantado, y el problema desapareció”, recuerda.

Lo mismo pasó cuando tenía calambres en las manos y descubrió que se debía a que “el grip del timón era demasiado gordo entonces no podía agarrarlo bien. Así también tuve que modificarlo para estar a la par de comodidad de un hombre”, cuenta.

Como parte de la Fia Woman Sport Comision, ahora intenta que las conductoras futuras tengan más facilidades, siempre sabiendo que “las mujeres tenemos 30% menos de masa muscular que los hombres”, admite al igual que “aunque el automovilismo no es solo un deporte de fortaleza física sino mental, hay que ser un superatleta para manejar estos autos”.

Ríe cuando cuenta que le creció el cuello 9 centímetros a raíz de un fuerte entrenamiento específico, porque con esa parte del cuerpo debe soportar 40 kilos como consecuencia de no tener la dirección asistida y necesitar tener el tronco muy desarrollado.

Destaca el ‘multitasking femenino’ porque mientras se está corriendo a 300 kilómetros por hora, “el ingeniero te indica movimientos, hay cientos de botones y si te pasas solo 5 metros de la frenada te estrellas contra el muro. Todo eso en medio de otros 20 piloto que también quieren ganar”, dice y recuerda que “reflejos, coordinación y capacidad de reacción también se entrenan”.

Fue otra mujer la que le permitió pasar de ser piloto de desarrollo, manejando el simulador, a piloto de prueba. Y por eso quiere replicar esta apertura de camino en un programa que encabeza dentro de la Fia con niñas de entre 8 y 13 años para que prueben un kart y mostrarles que el automovilismo es una opción para ellas.

La comisión cuenta con otros programas como el “Rising Stars” que selecciona chicas de todo el mundo y entregará una beca en la Ferrari Driver Academy que les permitirá correr en la categoría fórmula 4 el próximo año.

El próximo 19 de septiembre correrá las 24 horas de le Mans, junto a un equipo compuesto exclusivamente por mujeres, que estará bajo el alero de Richard Mille Racing.

Shopping