El Cronista Comercial

Falabella intenta alejarse de la Argentina: busca socio estratégico

La tienda departamental ya había cerrado una sucursal en 2019 por la caída del consumo. Trascendió que la cuarentena y el mal clima de negocios pesaron en la decisión. Cierran dos locales de Falabella y dos de Sodimac

¿Falabella se va de Argentina?: busca un 'socio estratégico' para su negocio en el país

La tienda departamental de origen chileno Falabella está en búsqueda de un socio estratégico en el país y abrió una instancia de retiro voluntario para los empleados de sus tiendas y personal administrativo. Los malos resultados producto de la cuarentena habrían acelerado una decisión que ya se había tomado a raíz del mal clima de negocios y la situación económica.

"La pandemia aceleró el proceso de digitalización del retail y ha afectado sus resultados. Para adaptarse a esta nueva tendencia y hacer sustentable la operación en el tiempo, Falabella y Sodimac han determinado cerrar cuatro de sus tiendas en Buenos Aires en los próximos meses", detalló la compañía mediante un comunicado difundido a los medios.

Las tiendas que el grupo cerrará son las de Florida al 300 y la del shopping TOM, en la localidad bonaerense de Tortuguitas. Además, también bajarán las persianas de las sucursales de Malvinas Argentinas y Villa Tesei del retailer de mejoramiento del hogar Sodimac.

Ya a principios del año pasado, la compañía había cerrado uno de sus locales en la calle Florida. La caída del consumo había sido la explicación. En septiembre de 2019, en tanto, habían despedido a 250 empleados. De esta manera, solo quedará abierta una de las tres tiendas que hasta hace poco más de un año había en la tradicional peatonal porteña.

La búsqueda de un socio incluye también a la marca Sodimac el negocio financiero de la tarjeta de crédito CMR.

"Para acompañar este proceso se ha resuelto la implementación de un retiro voluntario. Este plan, también, incluye a trabajadores de las oficinas centrales. Aquellos colaboradores de las tiendas que serán cerradas tendrán la alternativa de ser reubicados en otra tienda sucursal". detalló la compañía mediante un comunicado difundido a los medios.

Hasta ahora Falabella operaba en el país 10 sucursales de las tiendas Falabella y 9 de Sodimac. Está presente en la ciudad de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires, Mendoza, San Juan, Córdoba y Santa Fe.

"Hace meses que la empresa chilena analiza alternativas para que alguien se haga cargo de su operación en Argentina. No es fácil porque tiene un alto costo de contingencias relacionadas con el personal", indicaron fuentes consultadas por el periódico especializado trasandino Diario Financiero.

La situación en la Argentina ya era complicada antes de la pandemia. En enero, en una entrevista con el diario chileno La Tercera, el CEO de Falabella, el argentino Gastón Bottazzini. decía que no veía un cambio positivo a la crisis económica.

"Nuestros planes en la Argentina desde ya hace un tiempo son conservadores. No se han ajustado, hemos hecho ya un par de ajustes en el último par de años de tiendas que decidimos que ya no cumplían un rol y se cerraron, y ahí nos quedamos", explicaba entonces.

En el segundo trimestre del año, Falabella tuvo ventas por u$s 28 millones. A ese monto se le suman u$s 14 millones de Sodimac. Así, el país mostró una caída de 58,9% en ingresos, comparado con el mismo periodo del año anterior.

"Esto, en parte explicado por un escenario de consumo débil, la imposibilidad de operar normalmente las tiendas producto de la pandemia", explicó la empresa en sus estados financieros. 

Las tiendas en la Argentina fueron, en promedio, las que permanecieron cerradas más tiempo en la región a raíz de las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19.  El mes pasado, el 29% de los locales del grupo estuvieron sin operar en el país, casi el doble del promedio regional del del 15%.

A nivel global, el Grupo Falabella tuvo pérdidas netas por u$s 157 millones en el segundo trimestre, explicados principalmente por los resultados negativos en las tiendas departamentales y mejoramiento del hogar en Chile y Perú. En el semestre, en tanto, acumuló un rojo de u$s 136,6 millones.

Desde el inicio de la cuarentena son varias las compañías que dejaron el país. Una de las primeras en cerrar su operación local fue Latam. La aerolínea, también de capitales chilenos, anunció que abandonaba el país en junio, afectada por la parálisis de la industria aeronáutica por el coronavirus, pero, sobre todo, por la "constante" conflictividad sindical, sus sobrecostos laborales y la "desigual" relación con Aerolíneas Argentinas.

Pocos días después, las fábricas de pintura de autos Basf y Axalta anunciaban que trasladarían la producción a Brasil. En el caso de la última, la salida del país implicó el cierre de una planta que había sido inaugurada en 2017, con una inversión de u$s 18 millones.

También la fabricante francesa de parabrisas Saint Gobain Sekurit cerró su fábrica en Campana y mudó la producción al país vecino. La planta había sido inaugurada en 2016 tras una inversión de u$s 200 millones.

Shopping