El Cronista Comercial

Ex CEO de Hausler invierte $ 200 millones y lanza nueva empresa de cajas de seguridad

Ingot incorporará una bóveda dedicada al resguardo de arte y otra a las criptowallets, además del servicio clásico para individuos y empresas. Además, en enero inaugurará una sucursal robotizada.

Ex CEO de Hausler invierte $ 200 millones y lanza nueva empresa de cajas de seguridad

Un nuevo jugador surge en el negocio de las cajas de seguridad privadas para disputarle su liderazgo a Hausler, justamente de la mano de uno de los fundadores de esta empresa. Juan Piantoni lanzó Ingot, que a partir del lunes ofrecerá este servicio en su casa central de 1000 m2 ubicada en avenida Corrientes y Florida. Con una inversión de $ 200 millones, proyecta abrir una nueva sucursal por semestre y para enero planea inaugurar su primer local totalmente robotizado.

“Hay una demanda muy grande. Puede que lo de las PASO haya dado un empujón mayor al negocio, pero esto es una tendencia que crece a nivel mundial hace tiempo”, aseguró Piantoni, presidente y CEO de Ingot. Según el ejecutivo, fuera del sistema bancario, que, calcula, maneja una oferta de 800.000 cajas de seguridad, existen aproximadamente 1,2 millones de usuarios de mercado potencial que buscan resguardar sus valores de manera privada.

De larga experiencia en el negocio financiero, especialmente en el Citi, Piantoni dio el salto en 2014 cuando cofundó Hausler, compañía en la que se desempeñó como gerente general hasta el año pasado. “Entendí que teníamos que dar un paso más en cuanto a la oferta. Comencé a desarrollar el concepto de negocios en 2014 y decidí lanzar este proyecto con un nivel de servicio y sofisticación distinto”, explicó.

Hay lista de espera para cajas de seguridad no bancarias: cómo es el servicio

La devaluación del peso del día siguiente a las PASO y los controles cambiarios anunciados por el gobierno el domingo pasado hicieron crecer las contrataciones de cajas de seguridad, no solo en los bancos , que ya tienen listas de espera, sino también entre las empresas no bancarias que ofrecen este tipo de servicio.

Las sucursales contarán con nueve niveles de seguridad, que incluyen no solo una tarjeta personal y la llave de la caja sino también un proceso de reconocimiento biométrico de rostro, huella dactilar e iris. Ingot  ofrecerá la bóveda clásica, la cual lanzará con una oferta de 2100 cajas y un potencial total de 6000 cajas, además de 110 cajas para empresas. A esto se le sumarán 50 cajas de la bóveda para criptowallet, donde podrán resguardarse las billeteras para criptomonedas y sus respectivos dispositivos electrónicos; y la bóveda de arte, que tendrá espacio para 400 piezas, desde pinturas hasta vasijas y esculturas, y contará con sensores de temperatura y humedad.

“El volumen de ingresos vendrá por el lado de los individuos y el volumen que estamos ofreciendo al mercado apunta a eso. Creemos que, en lo que es bóveda clásica, vamos a generar no menos de 1500 clientes nuevos por año”, manifestó Piantoni. En tanto, para la unidad de resguardo de arte, señala, el crecimiento podría ser más lento. El costo del servicio será de $ 18.000 anuales, para las cajas de menor tamaño, hasta los $ 140.000 por año.

No obstante, el ejecutivo señala que su principal diferencial provendrá de sus sucursales robotizadas, que debutarían recién en enero de 2020 con un local ubicado en el edificio Comega. “Permite un servicio con extensión horaria de hasta 24 horas, dependiendo dónde esté ubicada y es tecnología importada desde Alemania”, detalló el directivo.

Tendrá cuatro salas de negocios disponibles sin cargo para clientes con suscripción anual y para ser alquiladas por terceros

El material es desarrollado por Gunnebo, que cuenta con un distribuidor oficial en el país, Underlock, del cual Piantoni también es CEO. Y agregó: “La idea es instalarlo en hoteles, aeropuertos, centros de oficinas o centros comerciales, donde los clientes puedan tener acceso”.

Para el primer año, la compañía proyecta una facturación cercana a los $ 70 millones y no descarta una expansión nacional y regional. “Este negocio es anti cíclico y, por lo que entendemos, los bancos tienen prácticamente toda la oferta ocupada y ya no están abriendo sucursales con cajas de seguridad, entonces hay un potencial interesante”, aseveró Piantoni.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo