El Cronista Comercial

Renovables: British Petroleum invierte u$s 1100 millones en parque eólico marítimo

El desarrollo se realizará en Nueva York y Massachusetts junto a la noruega Equinor. Con una fuerte apuesta hacia las energías renovables, la petrolera británica está migrando su modelo de negocio y avanza hacia una huella de carbono cero para 2050. 

Energía renovable: British Petroleum desembarca en offshore con una inversión de u$s 1100 millones en EEUU

La petrolera British Petroleum (BP) avanza con el proceso de transformación de su matriz energética y anunció, por primera vez, una inversión de u$s 1100 millones para el desarrollo de parques eólicos marítimos en las costas de Nueva York y Massachusetts. 

Según explicó la firma británica, el nuevo proyecto se realizará conjuntamente con el grupo Equinor, compañía estatal noruega con gran expertise en las energías renovables. Además, BP comunicó que aspira a elevar sus desembolsos en este tipo de energías más amigables con el ambiente a u$s 5000 millones anuales, 10 veces más que lo destinado en la actualidad.

Bernard Looney, su director general, festejó la asociación con Equinor y consideró que se trata un "líder reconocido" del mercado renovable: "Es una primera etapa importante en el respeto de nuestra estrategia y nuestra transición para convertirnos en una verdadera empresa energética integrada", dijo. Ahora, BP espera lograr la neutralidad de carbono para 2050.

A su vez, Looney confirmó que el proyecto, ubicado en la costa este de los Estados Unidos, permitirá suministrar electricidad a más de dos millones de hogares y remarcó la importancia de la producción energética offshore: "La energía eólica marina está creciendo alrededor del 20% anual a nivel mundial y se reconoce como una parte fundamental de la necesidad mundial de limitar las emisiones. Desempeñará un papel vital al permitirnos cumplir nuestro objetivo de aumentar rápidamente nuestra capacidad de energía renovable", explicó el ejecutivo.

Nuevo modelo de negocios

La pandemia del coronavirus y su efecto en la producción mundial del petróleo significó un quiebre definitivo en la política estratégica de la petrolera británica. 

Su efecto consolidó el proceso de reconversión de BP, que durante este año vendió al grupo industrial Ineos una parte de sus actividades petroquímicas en Asia por una suma de u$s 5000 millones con la intención de bajar sus costos operativos, anunció recortes de presupuesto por u$s 15.000 millones, redujo 15% su fuerza laboral a principios de junio y ahorró u$s 2500 millones a raíz de la digitalización e integración de negocios.

Según explicó la firma, la venta de los activos son parte del plan de transformación de la matriz productiva de la empresa y transición energética para bajar la huella de carbono: la intención es dirigir la compañía hacia la producción de energía renovable y, al mismo tiempo, achicar la participación en el sector convencional.

Shopping