El Cronista Comercial

Empresas congelan inversiones por el freno a la ley de exportación de conocimiento

La inseguridad jurídica y las idas y vueltas con la norma atentaron contra nuevos proyectos. En 2019, las exportaciones de servicios sumaron u$s 6.088 millones, 7% menos que el año anterior. La participación de la Argentina como exportador global bajó del 0,44 al 0,27% en 10 años, advirtió Argencon. 

Empresas congelan inversiones por el freno a la ley de exportación de conocimiento

Las exportaciones argentinas de la economía del conocimiento (servicios profesionales, software y servicios audiovisuales) cayeron 7,3% en 2019 frente a 2018 debido a la crisis económica y se encuentran amesetadas en los US$ 6000 millones anuales, un techo que no pueden romper pese a que el sector crece en todo el mundo, reveló un informe de Argencon, la cámara que nuclea a las principales exportadoras de servicios.

Producto de ese achatamiento, la Argentina está cediendo participación de mercado como proveedor global y crece a un ritmo cuatro veces más bajo que el promedio mundial, lo cual implica la pérdida potencial de exportaciones y puestos de trabajo, precisó el estudio.

Mientras que el sector de exportación de servicios de conocimiento creció un 92 por ciento en promedio en el mundo entre 2010 y 2018, en la Argentina lo hizo al 18 por ciento, según Argencon. “Si la Argentina hubiera crecido en ese período al promedio mundial, hubiera generado 100.000 nuevos puestos de trabajo y u$s 4.000 millones adicionales de exportaciones”, señaló Luis Galeazzi, director ejecutivo de la entidad, durante una conferencia de prensa virtual en la que presentó el informe junto a los CEOs y ejecutivos de exportadoras como PwC, Accenture, gA y Globant.

Los países que hoy compiten con la Argentina en la exportación de servicios (muchos de ellos, de Europa del Este, como Polonia), crecieron en promedio un 74 por ciento en ese lapso, precisó Galeazzi. Y vecinos de la región, como Uruguay, Colombia y Perú también superaron a la Argentina en su tasa de crecimiento. Las exportaciones de servicios de Uruguay saltaron 262 por ciento entre 2010-2018 y las de Colombia y Perú, 68 por ciento, según el estudio. “El mapa competitivo de la región se está haciendo mucho más complejo. La Argentina era dominante hace 10 años”, reflexionó el directivo.

Las exportaciones de servicios sumaron u$s 6.088 millones en 2019 y el sector empleó a 437.000 personas, un 7% del empleo registrado. Los puestos de trabajo crecieron 0,6%, resaltó Argencon, pese a que se trató de un “mal año económico, dominado por la incertidumbre electoral”. De ese monto exportado, el 58,6% correspondió a servicios profesionales y empresariales (impositivos, legales y de administración de recursos humanos, por ejemplo) y un 30%, a servicios de software.  

Entre 2010 y 2018, la participación de la Argentina como exportador de servicios en el nivel global pasó del 0,44 al 0,27%. “Nuestro ritmo de crecimiento es mucho más bajo que el del resto del mundo, nos preocupa difundir esto”, subrayó Galeazzi. Y explicó que mientras los servicios informáticos exportados desde la Argentina crecieron un 60% en volumen en los últimos 10 años, los de servicios profesionales cayeron un 13% y no pueden pasar la barrera de los u$s 3.600 millones anuales. La razón de esa disparidad entre ambos rubros, según el ejecutivo, fue la ley de software, que implicó una política pública consistente.

El año último, previo al cambio de gobierno, el Congreso había sancionado la ley de economía del conocimiento, que otorgaba beneficios fiscales para las inversiones del sector. Pero la gestión actual no la reglamentó y envió al Parlamento un proyecto de reforma de esa ley, que espera tratamiento para cuando se reanuden las sesiones. “Nos preocupa, sobre todo, la operatividad de la nueva ley. El texto plantea requerimientos burocráticos difíciles de cumplir”, coincidieron los ejecutivos. “Así como está planteada, demorará bastante tiempo en generar actividad económica y en momentos de recesión sería importante producir un shock”, resumieron.

Los directivos de Argencon admitieron que la inseguridad jurídica y las idas y vueltas con la ley atentaron contra las inversiones. “En nuestro caso, el proyecto de expansión del centro de servicios está parado hasta no saber cuáles son las reglas de juego”, indicó Santiago Mignone, CEO de PwC. “No se puede sacar una ley un día y cambiarla al otro”, subrayó Roberto Wagmaister, fundador y CEO de gA. “Cuanta más estabilidad haya más va a crecer esta industria”, remató.

Respecto del impacto de la pandemia, los CEOs señalaron que están trabajando 100 por ciento de manera remota y que no registraron aún una caída en la demanda de servicios. “Digitalizar y virtualizar está en el centro de la economía del conocimiento y en el centro de lo que el mundo quiere hoy. El sector puede expandirse en este contexto”, resumió Sergio Kaufman, CEO de Accenture.Respecto del impacto de la pandemia, los CEOs señalaron que están trabajando 100 por ciento de manera remota y que no registraron aún una caída en la demanda de servicios. “Digitalizar y virtualizar está en el centro de la economía del conocimiento y en el centro de lo que el mundo quiere hoy. El sector puede expandirse en este contexto”, resumió Sergio Kaufman, CEO de Accenture.

Shopping