El Cronista Comercial

Empresa brasileña compra ex autopartista de Cristóbal López por u$s 4 millones

Grupo Indalo cerró Paraná Metal en 2015 y la compañía brasileña la compró a través de una subasta pública la semana pasada.

Empresa brasileña  compra ex autopartista de Cristóbal López por u$s 4 millones

A cuatro años de su cierre, la fábrica de la autopartista Paraná Metal tiene nuevo dueño. El Grupo Indalo, anterior propietario del predio, había decidido bajarle la persiana a la compañía ubicada en Villa Constitución en diciembre de 2015. La firma brasileña Companhia Florestal do Brasil la adquirió por u$s 4 millones y el próximo mes podría detallar qué fin le dará al terreno.

La planta, situada en un terreno de 53 hectáreas, fue vendida mediante subasta pública efectuada en los Tribunales de Villa Constitución. “Hoy no puedo decir con exactitud a qué se van a dedicar porque no lo manifestaron, pero tienen distintas aristas, y más allá de ser una empresa, también pueden ser representantes de otro inversor.”, aseguró el intendente, Jorge Berti, en diálogo con El Sur.

Además, el ejecutivo local agregó: “Lo importante es que por lo menos ahora Paraná Metal tiene un dueño, después de tanto que trabajamos para encontrarle la solución habida cuenta de que ya nunca más iba a funcionar como autopartista por haber quedado obsoleta".

El ex Mercedes-Haus se licitará por un canon base de u$s 20.000 mensuales

La Asociación de Amigos del Museo Nacional de Bellas Artes lanzó una licitación por cinco años para operar el restaurante ubicado en el predio sobre la avenida Figueroa Alcorta, frente a la Facultad de Derecho, en el que, hasta fines de agosto, funcionó Mercedes-Benz Haus.

Si bien el predio se encontraba abandonado desde su cierre, la compañía oriunda de San Pablo, que fue la única oferente y compró el terreno por su precio base, ya se hizo cargo de su custodia y tomó posesión.

Cristóbal López había asumido la dirección de Paraná Metal en diciembre de 2009 tras acordar el traspaso a MyS, firma parte del Grupo Indalo. La metalúrgica había entrado en crisis a fines de 2008 y, luego de paralizar su producción e ingresar en concurso de acreedores, el empresario patagónico acordó con la UOM el pago de los sueldos de los empleados, a cambio de una opción de compra.

La compañía nació en 1957 para producir grandes piezas de fundición y pasó al negocio autopartista cuando Ford compró la planta a fines de los 60. Antes de su cierre, se dedicaba a la fabricación de campanas para frenos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo