El Cronista Comercial

Subalquiler de espacios y locales take away, el plan anti-cuarentena de las heladerías

Las principales cadenas se reconvierten y avanzan con modelos de negocio que requieren menos inversión: alianzas y dark stores para abastecer la demanda por delivery y de retiro en sucursal para adaptarse a la "nueva normalidad"

El plan anticuarentena de Freddo, Chungo y Persicco: alianzas claves y locales take away

Cuando comercios de otros sectores -sobre todo, el gastronómico- son noticia por sus cierres, las cadenas de heladerías planean expansiones. Su plan anticuarentena incluye nuevos puntos de ventas, subalquilar espacios de otras empresas, a través de alianzas estratégicas, y la apertura de dark stores, formatos dedicados exclusivamente al delivery y el take-away.

Para lo que resta del año, Freddo no modificó su plan de expansión. Abrirá entre 10 y 15 franquicias, con foco en la provincia de Buenos Aires y el interior del país. "Aunque, por el confinamiento, se retrasan un poco las fechas, sigue vigente el proyecto de extender la marca con las aperturas pautadas", dice Gonzalo Alfonsín, director comercial de la cadena perteneciente al Grupo Pegasus, que tiene 107 sucursales en la Argentina, todas, franquiciadas.

En su mayoría, las nuevas locaciones serán comercios a la calle de, entre 70 y 120 metros cuadrados, ya que, según Alfonsín, "en el interior, no hay muchos centros comerciales", con una inversión inicial aproximada entre u$s 80.000 y u$s 100.000.

El plan Paladini para evitar intermediarios y llegar directo de la fábrica a la mesa

Los cambios que provocó la cuarentena en el consumo generaron también oportunidades para que las empresas renueven el contacto con los consumidores y, de paso, revisen la cadena logística y comercial también afectada por la pandemia. En , la consigna # QuedateEnCasa marcó el comienzo de una nueva modalidad para transitar la ruta entre la fábrica y los consumidores.

Pero la expansión no se limita a la Argentina. Freddo ya llegó a los Estados Unidos. "Estamos a punto de abrir el quinto local y tenemos tres en obra. Todos, salvo uno, están ubicados en La Florida", comenta el ejecutivo en relación a este mercado, y anticipa que la empresa "tiene interés por llegar a más estados".

Por fuera de los Estados Unidos, el crecimiento incluye también a otros países, como Panamá, con un local en construcción en este momento, y México, donde "se están llevando a cabo conversaciones" para entrar allí. Freddo ya está presente en otros sitios de la región: en Brasil, tiene 25 puntos de venta; en Uruguay, 20; y en Chile, cinco. "En América latina, la marca ya es conocida", apunta Alfonsín.

En la actualidad, el 30% de sus locales en la Argentina está cerrado por la cuarentena, al estar ubicados en shoppings y lugares de tráfico peatonal elevado. "Realizamos delivery a través de las aplicaciones de reparto y tenemos disponible el retiro de pedidos por las sucursales que permanecen abiertas, dependiendo la jurisdicción", explica el ejecutivo. 

Freddo prevé abrir entre 10 y 15 franquicias este año

Por su parte, Chungo y Persicco se inclinan por la apertura de franquicias de dark stores, espacios de pequeñas dimensiones, ocultos al público, desde los cuales se preparan y distribuyen únicamente los pedidos que se envían a domicilio. Ambas empresas entienden que, en la "nueva normalidad", la estategia será potenciar los canales de venta alternativos a los salones y que cobraron relevancia con la pandemia. 

Chungo ya probó este formato en octubre del año pasado, cuando inauguró su primera dark kitchen en Vicente López, aunque también funciona con take-away. "Esperamos inaugurar alrededor de 10 espacios de este tipo entre lo que queda de junio y en julio. Si funcionan bien, abriremos 15 más antes de fin de año. En la post pandemia, este modelo se va a imponer, ya que el tradicional será difícil de sostener. Esta estructura, de 30 metros cuadrados, opera sólo con un par de empleados y alquileres más bajos", adelanta Ariel Davalli, presidente de la firma, con 29 franquicias y un solo local propio. 

Mediante acuerdos de joint-venture, algunos de estos dark stores se instalarán en negocios de otras marcas, como Café Martínez, Hausbrot y Whoopies, para hacer entregas con las apps de delivery, aunque en breve Chungo lanzará su propio e-commerce para comprar también desde él.

La primera dark kitchen de Chungo en Vicente López

La heladería tiene presencia en Capital Federal, Gran Buenos Aires (GBA) y Rosario. El objetivo es ganar participación de mercado en la zona norte, oeste y sur del GBA, y, a partir de septiembre, continuar por el interior del país. La inversión inicial gira en torno a u$s 6000, con facilidades que no requieren de un desembolso inmediato. "El mismo negocio repaga la inversión. Cobramos un 2% de regalías y un 1% por fondo de promoción y publicidad", agrega el número uno de la empresa.

"Nos asociamos con otras compañías para montar puntos de reparto en donde aún no tenemos presencia y así ampliar la cobertura. La producción está centralizada y se distribuye a estos puntos de venta", afirma Davalli, y añade que el establecimiento de Vicente López tuvo un 200% de crecimiento de las ventas en la cuarentena.

"Los más complicados son los ubicados en centros comerciales y los que operan con la cadena de cines Showcase, que permanecen cerrados y hasta que no se reabran no generarán ingresos. Hoy, está abierta solo la mitad de nuestras sucursales", describe; en consecuencia, la facturación se derrumbó un 50 por ciento.

Persicco lanzó Cloud, el nuevo formato de Persicco

Por su parte, en abril, Persicco lanzó Cloud, un formato inspirado en un concepto que presentó en la Expo Franquicias a fines de 2019, que ya funciona en Temperley, Acasusso, Nuñez y La Horqueta; y que en los próximos días arribará a Olivos, San Isidro, Tigre, Pilar, Quilmes, San Justo y Ramos Mejía. 

"El objetivo es llegar a los 40 Persicco Cloud en 2020", revela Gabriel Sperandini, CEO de Persicco, y asegura que se internacionalizará en la región ni bien se flexibilice la cuarentena.

"El interesado en la franquicia completa el formulario de solicitud y el restaurante es auditado para verificar que cumpla con las condiciones para operar (tanto a nivel equipamiento como con el espacio que se le destinará). Si son aprobados, se realiza una capacitación al personal, se suman los equipos y los utensilios necesarios, y ya queda habilitado", explica el director de la empresa, que posee 14 locales (11 de ellos franquicias) en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires.

La inversión inicial es de u$s 5000 para los Cloud, aunque puede ser menor si el local gastronómico ya cuenta con equipamiento adecuado. "Respecto de las regalías, mientras dure la cuarentena, realizamos bonificaciones y descuentos para acompañar a los franquiciados actuales y futuros", concluye Sperandini.

Shopping