El Cronista Comercial

Invertirán $ 185 millones para producir heladeras y duplicarán los empleados en un año

Grupo Libson se quedó con la marca, tradicional en norte argentino, y la planta que la empresa tiene en Catamarca. El plan es duplicar la producción y el número de empleados en menos de un año

El licenciatario de Ermenegildo Zegna paga $ 185 millones por la fabricante de heladeras Neba

Con una inversión de $ 185 millones, el local Grupo Libson relanzará la emblemática empresa de heladeras y freezers Neba, oriunda de Catamarca, que pasará a llamarse "Nueva Neba". 

La adquisición abarca tanto la marca como la fábrica, situada en la localidad catamarqueña de El Pantanillo.

La planta se encontraba paralizada desde abril del año pasado y reabrirá sus puertas el lunes próximo (2 de marzo). La firma norteña, con una fuerte presencia en el interior del país y más de 50 años de trayectoria, atravesaba desde entonces una crisis que concluyó con la venta de la operación.

Falabella perdió u$s 37 millones por crisis en Chile mientras ganó en Argentina

Falabella reportó ingresos por US$ 3.473 millones el cuarto trimestre, un alza de 1,6% respecto del mismo período de 2018. En el año, los ingresos sumaron por US$12.569 millones, un alza de 1,9%.

Junto con la puesta en marcha del establecimiento productivo, Libson se hizo cargo de los 54 operarios que trabajan allí, que continuarán con las tareas que desarrollaban en el predio.

El grupo, que emplea a más de 450 personas en la actualidad, apunta a duplicar el volumen de producción y el número de sus empleados en los próximos 12 meses. El objetivo es alcanzar una fabricación inicial de 45.000 unidades anuales entre heladeras y freezers (un promedio de 3700 unidades mensuales).  

"Para eso, se decidió mantener el 100% de las fuentes laborales y duplicar la plantilla en los próximos meses, para así elevar el nivel de producción y llegar a las 85.000 unidades anuales en 2021", comenta Cristian Alfaro, director Comercial de Libson, y añade que, con la incorporación de Nueva Neba, el grupo proyecta facturar $ 2400 millones a fines de 2020.

Asimismo, el plan para los próximos meses incluye también el lanzamiento de nuevos modelos para ampliar el portfolio, no solo de artículos de línea blanca para el hogar, sino también de uso comercial. "Sumaremos líneas de producción, incorporando tecnificación e innovación para fabricar más productos de bajo consumo que se ofrezcan a precios accesibles", destaca Alfaro.

Los productos de Nueva Neba se comercializarán en tiendas de electrodomésticos, grandes cadenas de retail e hipermercados de todo el país. "Nuestra intención es reestablecer la relación con todos los canales de venta para crecer rápidamente. Desde que tomamos el control de la empresa, en enero, nos dimos cuenta de que hay un faltante de stock de la marca. Por la delicada situación en la que se hallaba, la firma no estaba entregando productos casi", explica Alfaro y aclara que se están llevando a cabo reuniones con distintas redes de distribución para sumar nuevos puntos de venta

Aunque, en un principio, los electrodomésticos están dirigidos al mercado nacional, la compañía no descarta la posibilidad de empezar a exportar en un futuro cercano. También, evalúa lanzar una plataforma de venta electrónica. 

Se estima que la producción anual de heladeras en la Argentina ronda en las 950.000 unidades y en 200.000 en el caso de freezers, según datos de mercado. El recambio de los productos se da cada 10 años aproximadamente y el 40% del mercado corresponde al segmento de entrada con precios de entre $ 25.000 y $ 38.000 (PVP).

Apostamos por Nueva Neba porque confiamos en el valor de la marca, con una antiguedad de medio siglo. Pondremos a trabajar la planta rápidamente, con su máxima capacidad productiva, e invertiremos de forma constante en capital de trabajo y tecnología para recuperar la importancia de la industria regional”, asegura Alfaro. 

La planta se encontraba paralizada desde abril del año pasado y reabrirá sus puertas el lunes próximo (2 de marzo). 

Grupo Libson es un grupo de capitales argentinos que nació en 1969. Su fundador, Enrique Libson, fue el encargado de diseñar las calcomanias del Mundial de Fútbol Argentina '78. La empresa madre se dedica a la fabricación de materiales para puntos de venta y tiene como principal cliente a los grandes retailers. En 2014, diversificó sus inversiones en tres áreas de negocios: Industrias, Real Estate y Luxury. Hoy, posee cuatro plantas industriales (tres en Buenos Aires y una en Catamarca).

Societariamente, cada área de negocio del grupo es independiente entre sí. La unidad de Luxury tiene la licencia en el país de la marca de lujo italiana Ermenegildo Zegna. La inversión en Neba, canalizada a través de la división de Industrias, no tiene vínculo con su negocio de retail premium.

Por su parte, la ex Neba cambió varias veces de manos. El último último dueño fue Calorex, el fabricante de las cocinas Martins. En el último año, la empresa interrumpió la producción y se atrasó con el pago de sueldos y aguinaldos. Esto significó un fuerte golpe para la región, en medio de la caída de la producción y las ventas que enfrenta el sector de electrodomésticos en general. "La industria de la refrigeración se desarrolla principalmente en Rosario (Santa Fe), Buenos Aires y Tierra del Fuego. En el norte, Nueva Neba es la única fabricante. De ahí, su relevancia en el mercado", concluye.

Shopping