El Cronista Comercial

El jefe de Siemens Energy es un defensor de los combustibles fósiles

La cabeza de la unidad escindida del gigante industrial alemán dice que el gas y el carbón, todavía, tienen un papel a jugar en la transición hacia una energía más limpia

por  JOE MILLER

Desde Frankfurt

0
El jefe de Siemens Energy es un defensor de los combustibles fósiles

El entrante jefe del escindido negocio de energía de Siemens defiende la continuidad de la dependencia de los contratos de carbón y de gas para la nueva compañía e insiste con que los combustibles fósiles tienen un papel a jugar en la transición hacia fuentes más limpias.

Siemens Energy, que debutará en el mercado de acciones de Alemania a fines de septiembre, participa en proyectos que aportan un sexto de la generación de electricidad del mundo. Pero su negocio de renovables, que incluye la construcción y los servicios de parques eólicos, contabiliza sólo un tercio de los ingresos.

Christian Bruch, el anterior CEO del gigante químico Linde, dice que cree que una superación completa de los combustibles fósiles al cabo de las próximas dos décadas no es algo realista.

"Estoy feliz con cada planta de generación a carbón que no es construida", le aseguró al Financial Times. "Pero, al mismo tiempo, por las que ya construimos… Creo que necesitamos tener un debate: ¿cuál es la solución de menor impacto ambiental que podemos pensar?", planteó.

El comentario de Bruch llegó días después de que Herbert Diess, CEO del mayor fabricante mundial de vehículos, Volkswagen, renovara sus críticas a las políticas energéticas de Alemania.

"La fecha límite que se puso Alemania para abandonar el carbón para 2038 es sólo para un país rico, con tecnología de vanguardia pero no lo suficientemente ambiciosa", escribió Diess.

Siemens Energy, que opera en 90 países alrededor del mundo, llegará al mercado sólo meses después de que la apertura de la planta de carbón Datteln 4, en el oeste de Alemania, enfureciera a los activistas ambientales. Y, además, en un escenario político de su país en el cual el Partido Verde mide alto en las encuestas de cara a las elecciones del próximo año.

En enero, su ex casa matriz, el grupo basado en Munich Siemens, enojó a los activistas al rehusarse a cancelar un contrato en curso para una mina australiana. Pero Bruch, quien, también, trabajó en el gigante energético RWE, dijo que, mientras, "el carbón desaparecerá, debería desaparecer, tendrá que desaparecer del mundo energético", Siemens Energy podría continuar abogando por "soluciones interinas" durante la transición hacia las fuentes renovables de energía.

"Esta discusión de blancos y negros ralentiza las decisiones", dijo. Agregó que el gas natural, en particular, podría seguir siendo un "pilar" del sistema energético global.

"Todo el mundo está buscando… la bala de plata, que resuelva todos mis problemas y me haga sustentable de la noche a la mañana… Esto es más complejo", afirmó.

Mejorar las plantas alimentadas con combustibles fósiles existentes, y reducir sus huellas de carbono, "es el camino más rápido, en vez de saltar todos hoy sólo hacia las renovables", considera.

Siemens Energy develaría un plan hacia fin de año, detallando cómo lidiará con la eliminación gradual del carbón mientras, a la vez, honra sus contratos de servicios para combustibles fósiles con sus clientes existentes, le comentó a Financial Times.

"Esto es un equilibrio entre los empleos, entre los compromisos con los clientes, entre la sustentabilidad", dijo.

La nueva empresa estará bajo la presión de mejorar sus márgenes de rentabilidad, que se retrasaron detrás de algunos competidores, cuando era una operación totalmente integrada de Siemens.

Shopping