El Cronista Comercial

El "Día del Presidente" llegó a la Argentina

Algunas empresas locales ya se sumaron a la emblemática festividad norteamericana para mejorar ventas.

El

El consumo en la Argentina sigue pinchado y eso obliga a las marcas a ponerse creativas. Con mayor o menor cintura, aquellas que se dedican al segmento de e-commerce, y que se vieron particularmente golpeadas por la devaluación, están tratando de maximizar cada fecha especial para no perder volumen de ventas. Un buen ejemplo son aquellas que se dedican a explotar los pedidos de los argentinos al exterior. 

Una fecha que nunca fue especial en el calendario argentino se convirtió, así, en una oportunidad para las startups que funcionan como intermediarias logísticas entre las grandes tiendas, como Amazon, eBay o Walmart, y los argentinos que prefieren escaparle al mercado local siempre que el precio final sea más conveniente. El Día del Presidente, celebrado históricamente todos los 3 de febrero en los Estados Unidos, siempre fue utilizado por los retailers para deshacerse de los saldos de invierno. Es una de las grandes mega-celebraciones que, en el año, se suman al Black Friday, celebrado después del Día de Acción de Gracias, o al CyberMonday. Los descuentos, que llegan hasta el 60%, incluyen todas las categorías de producto y afectan a las tiendas físicas pero también a aquellas que tienen marketplaces online.

Desde hace unos años existen en el país distintos emprendimientos que buscan encontrarle la vuelta al nicho que dejan vacante en el país los grandes marketplaces internacionales. Se dedican a hacer consolidación de productos en el exterior y se encargan de la logística para traerlos al país. Anotados como pequeños couriers y aprovechándose del régimen de pequeños envíos, este año por primera vez ofrecieron bonificaciones por el Día del Presidente. Fue el caso, por ejemplo, de la tienda de origen uruguayo con fuertes raíces argentinas, TiendaMia, que decidió no cobrar envío para que el precio de los productos por unidad resulte más conveniente y así traer más cantidad. 

"Se puede comprar en cuotas congeladas en pesos argentinos y sobre productos cuyo precio no cambia. En la Argentina, los comercios argentinos tienen que considerar costos de reposición, lo que termina trasladándose a precios. Si es un producto de necesidad, monitorear la oferta y aprovechar el momento de precios más bajos es ideal", comentan voceros de la compañía a El Cronista. La empresa, que proyecta un crecimiento de 100% en la Argentina para todo 2020 y una facturación de US$ 10 millones, estima superar los 200.000 envíos que hizo el año pasado aprovechando ofertas de este estilo varias veces al año.

Otras plataformas, como ATuCasa, Aerobox o NocNoc también funcionan bajo la misma modalidad. Muestran en su sitio las ofertas y se navega a través de ellas para acceder a los productos. Después se mandan a una casilla de consolidación y llegan a la Argentina, donde también se hacen cargo de los gastos de nacionalización aduaneros. La garantía: que llegue siempre. "La principal barrera es la desconfianza por eso es importante que el usuario sepa qué puede traer y qué no", dice Mario Celada, fundador de ATuCasa. 

Shopping