El Cronista Comercial

El grupo de apuestas, Codere, arregló con sus acreedores y evitó el concurso

La firma operadora de casas de bingo de capital español logró una línea de crédito de un hedge fund, que garantizará una inyección de liquidez de entre u$s 135 y u$s 170 millones. En la Argentina, la empresa perdió u$s 18 millones en el primer trimestre del año.

Efecto coronavirus: Codere arregló con sus acreedores y evitó el concurso preventivo

El grupo español de apuestas Codere, dueño de 13 bingos en la provincia de Buenos Aires, logró un acuerdo con sus acreedores con la intención de evitar el concurso preventivo, tras ver golpeado su negocio ante el aislamiento obligatorio que desató la pandemia del coronavirus.

De esta manera, los efectos de la emergencia sanitaria sobre los corporativos empiezan a ser cada vez más visibles. Durante el primer trimestre del año, la compañía afrontó pérdidas de hasta u$s 110 millones, lo que significó un rojo interanual 11 veces mayor, detalló la empresa a la Bolsa de Comercio de Madrid.

Sin ingresos ante la nula actividad y una complicada situación financiera, la firma española logró un período de gracia en abril y retrasó el pago de un cupón de deuda. Ahora, para evitar el default, Codere y sus tenedores de deuda arreglaron una inyección de entre u$s 135 y u$s 170 millones por parte de un fondo de inversión, informó El Confidencial.

El hegde fund o fondo de cobertura a cargo ya trazó los lineamientos para saltear el impago. En primer lugar, facilitará una línea de crédito a un año para que el grupo de apuestas pueda hacer frente a sus gastos operativos y sus compromisos de deuda en octubre, cuando deberá abonar unos u$s 30 millones en concepto de intereses de dos Obligaciones Negociables.

Codere además canjeará sus bonos que vencen en noviembre de 2021 por dos más largos, a tres años, con dos emisiones por u$s 566 millones y u$s 339 millones, pero con una tasa de retorno más elevada. A la vez, los bonistas la eximen del cumplimiento del ‘covenant’ o cláusula por la que la empresa no podía superar un determinado nivel de endeudamiento, que estaba fijado en 4,1 veces el beneficio operativo o ebitda, detalló El Confidencial.

Por otro lado, el acuerdo no conllevaría ningún tipo de quita para con los acreedores de los bonos, que en la actualidad cotizan a una paridad del 60%.

Los números en el país

Presente en el país desde 1991, el grupo español es el mayor operador de casas de bingo de la provincia de Buenos Aires con un total de 14 salas en funcionamiento y más de 6.000 máquinas recreativas instaladas. Sin embargo, no estuvo ajeno a la devaluación de la moneda local, la inflación y el aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno argentino.

De esta manera, la compañía registró en la Argentina un rojo de u$s18 millones y se ubicó por detrás de Italia y México, que anotaron pérdidas de u$s 30 millones y 22 millones de dólares, respectivamente.

"Los ingresos en el primer trimestre 2020 se redujeron en 18 millones de dólares o un 19,8% con respecto al primer trimestre de 2019, debido al cierre de las salas de bingo desde el 16 de marzo, así como a la significativa devaluación del peso del 52,7%. La media diaria por máquina en moneda local creció un 45,1% reduciendo la brecha frente a la inflación promedio anual del 50,6 por ciento", detalló la empresa en la presentación de su balance ante la Bolsa madrileña.

Shopping