El Cronista Comercial

Día del Padre en cuarentena: ventas online, delivery y take away

Con gran cantidad de locales cerrados por la pandemia, los comerciantes buscan la manera de apuntalar las ventas

Día del Padre en cuarentena: ventas online, delivery y take away

El próximo domingo, cuarentena por medio, promete ser un Día del Padre  distinto al de todos los años. No solo porque, en muchos casos, faltarán las reuniones familiares, sino también porque con una gran cantidad de locales cerrados, los comerciantes tienen que reinventarse para incrementar las ventas. Así, el e-commerce y el envío a domicilio se convirtieron en las estrellas de la fecha.

Con las persianas de los shopping bajas y con los principales centros comerciales a cielo abierto cerrados, las grandes marcas de indumentaria tuvieron que recurrir al canal online. En el sector estiman que se podría llegar al 60% de lo vendido un año atrás.

"El comercio electrónico creció mucho en el rubro de indumentaria, hasta un 300% en algunos casos. Además los que no están en avenidas principales pudieron abrir la semana pasada con bastantes buenos resultados. Se empezó a ver movimiento y, aunque somos cautos, hay cierto optimismo", señala Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria.

El impulso a las ventas, agrega, lo dan, por un lado, las promociones que las marcas están haciendo con distintos bancos y tarjetas de crédito y, por el otro, los planes como Ahora 12. Además, con una temporada otoño invierno que fue truncada por la pandemia, muchas marcas aprovecharán para vender la mercadería que tenían en inventario.

Las cuotas también impulsan las ventas de celulares, televisores,notebooks y, afeitadoras y cortadoras de pelo. Con descuentos de hasta un 40% en los retailers de electrodomésticos, el sector espera que la fecha sirva para una recuperación.

"El canal online está vendiendo muy bien, creció mucho durante los últimos dos meses y estamos preparados para poder canalizar por ahí gran parte de nuestra venta, con muy buen nivel de promociones. En la ciudad y el Gran Buenos Aires vamos a poder hacer entregas en 48 horas", dice Juan Martín Romero, director Ejecutivo de Negocios y Tecnología de Frávega.

Sin posibilidades de salir a almorzar o comer para celebrar el día, las opciones de delivery y take away se imponen en el mundo de la gastronomía. Por ejemplo, el restaurante Negresco, del Palladio Hotel, elaboró un menú de tres pasos que se envía envasado al vacío junto con una botella de vino. En el hogar la comida solo deberá ser calentada por ocho minutos en agua.

"Por supuesto que esto no compensa tener el restaurante cerrado, pero al menos nos permite estar preparados para la vuelta", explica Ariel Prerovsky, director de Marketing y Ventas del Hotel Palladio.

En el caso de Bigbox, compañía que vende experiencias para regalar, la expectativa es llegar a vender este mes un 50% menos que un año atrás. Desde el inicio de la cuarentena, la empresa había empezado a ofrecer experiencias que se podían disfrutar dentro del hogar. En marzo y abril esa fue la opción elegida por la mayoría de los compradores. Pero en la actualidad cerca de la mitad ya está haciendo regalos para usar una vez que terminen las restricciones.

También la chocolatería Mamuschka se sumó al comercio electrónico para el Día del Padre. Con los ingresos fuertemente golpeados a raíz de la cuarentena y el cierre del turismo, volcó todo su esfuerzo al desarrollo de un canal online. Con las dos cajas preparadas para la ocasión, la empresa espera vender al menos 1200 unidades.

"Hoy el 80% de nuestros ingresos es online. No llega a compensar el desplome de las ventas físicas, pero todo ayuda a pasar el momento de crisis", concluye Matías Carzalo, gerente de la marca.

Shopping