El Cronista Comercial

Desempleo: uno de cada cinco jóvenes en América latina no trabaja

Según un informe de la OIT, la desocupación juvenil en la región llegó al nivel más alto en la última década y rozó casi el 20%. Cómo es la situación en la Argentina

Desempleo: uno de cada cinco jóvenes en América latina no trabaja

El nivel de desempleo entre los jóvenes de América latina creció significativamente y llegó a su pico más alto en la última década: alcanzó el 19,8% en el tercer trimestre de 2019, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Esto significa que uno de cada cinco no tiene un empleo actualmente.

"Más de 25 millones de personas de entre 15 y 24 años buscan trabajo activamente, pero no consiguen", recalcó la agencia de las Naciones Unidas, y resaltó que más del 60% de los chicos que lo hace tiene un empleo informal.

A esta situación se le suma otro fenómeno, el de los "nini", los jóvenes que no estudian ni trabajan, aproximadamente el 22% del segmento de la población latinoamericana.

Tras haber refinanciado su deuda, Impsa pone el cartel de venta

En diciembre pasado, Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa) consiguió aire para los vencimientos de deuda que tenía entre diciembre de 2019 y junio de 2030. Pero no fue la única novedad para la compañía fundada por la familia Pescarmona en 1907. La empresa decidió avanzar en la búsqueda de inversores.

El organismo atribuye la elevada tasa de desocupación juvenil en la región a distintas causas. Entre ellas, destacó que en 2019 el mercado se debilitó debido a la desaceleración del crecimiento económico regional por las dificultades que presentó el comercio internacional, una tendencia que se inició en 2018. Esto se tradujo en menos oportunidades laborales y de menor calidad, de acuerdo a la entidad.

En caso de que persista este desarrollo económico moderado en la región, la desocupación podría llegar a aumentar hasta un 8% en 2020, anticipó la OIT. 

Además, para el organismo, los jóvenes enfrentan una disparidad entre lo que el mercado les exige y lo que la oferta académica les ofrece. "Se les pide conocimientos técnicos y capacidades cognitivas, sociales y emocionales mucho mayores que los requeridos para el puesto en cuestión, pero simultáneamente las empresas no les ofrecen condiciones decentes de contratación ni las instituciones educativas los preparan para las demandas con las que se van a topar al momento de aplicar a una búsqueda laboral", señaló la OIT al respecto. 

Aunque la organización no realizó un ranking de los países más afectados, aseguró que el desempleo subió en nueve de las 14 naciones analizadas. En el país, la desocupación juvenil supera por más del doble al desempleo en adultos. Según datos del Indec, casi dos de 10 jóvenes están desocupados (alrededor del 19,3%), mientras que en el resto de la población el índice es del 7,4%. 

En línea con los números regionales, la incidencia de la informalidad entre los jóvenes también es mayor a nivel local. En la Argentina, el 34% de los trabajadores posee un trabajo "en negro", pero el porcentaje asciende al 60% entre los de menor edad.

Asimismo, las cifras del Indec demuestran que el desempleo afecta más a los jóvenes que más necesitan trabajar, provenientes de hogares de menores ingresos. Mientras que el 26% de los jóvenes de menores recursos está desempleado, solo el 9% de los que se encuentran en una mejor situación económica no trabaja.

El género es otro indicador de la vulnerabilidad laboral, que se pronuncia en las trabajadoras femeninas. El 25% de las jóvenes está desempleada frente al 15,4% de los varones.

Según el Indec, los jóvenes enfrentan una disparidad entre lo que el mercado les exige y lo que la oferta académica les ofrece. Se les pide conocimientos técnicos y capacidades cognitivas, sociales y emocionales mucho mayores que los requeridos para el puesto, pero simultáneamente no se les ofrece protección social ni condiciones decentes.

Shopping