El Cronista Comercial

Cuarentena: pese a vender más, dueña de La Serenísima tuvo pérdidas en el primer semestre

El incremento de ventas registrado al inicio del aislamiento preventivo generó un resultado positivo de 272 millones. En el acumulado del año, la compañía reportó $ 1198 millones en rojo

Cuarentena: pese a vender más, dueña de La Serenísima tuvo pérdidas en el primer semestre

La principal compañía láctea del país, Mastellone Hermanos SA, perdió $ 1198 millones en el primer semestre del año. El número, sin embargo, representa una mejora de $ 272 millones con respecto al rojo registrado en el primer trimestre del año, que había llegado a $ 1470 millones. 

El segundo trimestre de 2020 comenzó con un fuerte incremento de ventas a raiz del stockeo de productos que hicieron muchos consumidores al inicio de la cuarentena. Fuentes cercanas a la compañía indicaron que hubo algunos productos que mostraron un repunte del 20%. Sin embargo poco después, los números volvieron a bajar y se estancaron.

La láctea indicó que los números negativos del semestre están relacionados fundamentalmente con el incremento del 28%, en promedio, de los principales costos operativos.

Asimismo, el régimen de precios máximos dispuesto por la Secretaría de Comercio Interior, impidió que la empresa pudiera contrarrestar el aumento de costos. "Desde noviembre de 2019 a la fecha, la compañía pudo aplicar un incremento de solo el 3% en sus listas de precios, otorgado a finales de julio", explicó Mastellone mediante un comunicado.

De hecho, tras anunciar ese aumento de precios, la empresa recibió una intimación del Ministerio de Producción, que le otorgó un plazo de diez días para realizar un descargo formal.  El Gobierno entiende que la nueva lista obligaría a los comercios a violar el control de precios.

La firma destacó, además, el impacto de la pandemia de Covid-19 y las medidas sanitarias tuvo que implementar para el cuidado de su personal. Desde el inicio de la cuarentena, la compañía incorporó más de 100 personas para reemplazar a quienes gozan de una licencia médica por ser personal de riesgo, a la vez que implementó estrictos protocolos sanitarios en todas sus plantas, con el consecuente impacto en los costos.

"Asimismo, cumpliendo con lo indicado por el Gobierno nacional, también incrementó al máximo de su capacidad la producción de los productos más esenciales como leche fluida, que son los menos rentables", agrega el comunicado.

Mastellone agregó que no recurrió ni al Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) ni a los préstamos con tasa subsidiada anunciados por el gobierno para asistir a las empresas con dificultades económicas. 

La compañía cuenta con el 12% de participación en la compra de leche a nivel país y destina más del 90% de su producción al desarrollo del mercado interno.

Para la segunda mitad del año Mastellone destacó la importancia de compensar la diferencia entre sus costos y sus gastos, y los precios de venta. Asimismo indicó que en el segundo semestre, la actividad exportadora contribuirá positivamente sobre sus resultados.