El Cronista Comercial

Librerías en cuarentena: para sobrevivir regalan dinero extra a quienes compran por adelantado

Para poder pagar sus gastos fijos, con locales cerrados por el aislamiento, ofrecen dar de 50% a 66% más de dinero adicional a sus clientes al pagar online libros por anticipado, que se entregarán cuando les permitan reabrir. Librería Dickens y Los Argonautas, dos de las empresas que lanzaron estas propuestas

Cuarentena: librerías independientes lanzan promos por pago adelantado para sobrevivir

Las librerías independientes son algunos de los tantos comercios afectados por el cierre obligatorio ante la pandemia del coronavirus.

Al no tener ingresos, ven dificultada su continuidad, más ante la incertidumbre sobre la duración que tendrá el período de aislamiento social obligatorio. 

Por eso, algunas librerías anunciaron en sus páginas de Facebook una estrategia para sobrevivir a esta crisis, lanzando promociones especiales por la cuarentena, para que sus clientes puedan ayudarlos a “seguir pagando los gastos” mientras sus locales están cerrados. 

Se trata de Librería Dickens y de Los Argonautas, dos comercios con propuestas similares, que otorgan dinero extra a quien compre por adelantado a través de MercadoPago. Una vez que reabran, entregarán los libros elegidos o el cliente podrá seleccionarlos in situ, por el valor abonado más el adicional de regalo.

Dickens -de Avenida Corrientes 1375- fue la primera en lanzar esta oferta el lunes pasado, donde ofrece una promo donde el dinero vale un 66% más. “Tu librería preferida necesita ayuda! Estamos en cuarentena con nuestro local cerrado! Te proponemos esta promo para que nos ayudes a seguir pagando sueldos y gastos. Por cada compra de $ 300, llevate 500 en libros!”, dice la publicación. Y aclara que, a través del link de MercadoPago, el cliente puede comprar la cantidad de veces que quiera, para “retirar tus libros cuando hayamos vuelto a abrir!”. La publicación tiene más de 3100 “me gusta” y fue compartida más de 2200 veces. En los comentarios abundan palabras de aliento de sus clientes y muchos que aseguran que ya le compraron o lo harán en breve para apoyarlos.

Un día después, el martes, la librería Los Argonautas -de Avenida Santa Fe 2530- lanzó una oferta similar. “Promo Especial por Cuarentena! Necesitamos tu ayuda! Estamos cerrados y tenemos que seguir pagando los gastos. Te proponemos que nos compres un bono de $ 500 por MercadoPago y, luego que termine la Cuarentena, podrás elegir y retirar tus libros por valor a 750 pesos!! Tu compra vale un 50% más! Miles de libros para elegir”, reza su anuncio, compartido por casi 2000 personas y con 3200 “me gusta”. Ofrece un link para ver el catálogo online y la compra es válida por MercadoPago (no así a través de MercadoLibre, ya que debe concretarse en el local y no por envío). 

“La gente empezó a responder, porque muchos nos conocen, son clientes o nos compran habitualmente en la Feria del Libro; por eso, a pesar de no mostrar el catálogo online, saben de la calidad de los libros que vendemos y confían en que van a encontrar buenos títulos”, explicó Mariano Arzadun, socio gerente de Librería Dickens, a El Cronista. “A pesar de no tener venta, tenemos que seguir corriendo con todos los costos. Los más fuertes son el alquiler, los sueldos, cargas sociales y las expensas. Aunque la relación con la venta normal sea mínima, todo suma.Y nos permite seguir en contacto con nuestros clientes, quienes se alegran de poder apoyarnos en esta situación. Estamos muy agradecidos”, destacó.

Sobre el peso del descuento, admitió que es grande, pero que “lo importante es mantener el flujo de ventas. Además, es necesario darle una buena promoción a nuestros clientes, ya que están comprando a “ciegas”, confiando en el buen material que siempre tenemos, porque nos conocen”, explicó.

Más allá de los gastos fijos, una de las cuestiones que también preocupa a estos comercios es que este jueves 26 se retomará el clearing bancario; el viernes pasado, el Banco Central había fijado suspender la acreditación de cheques hasta el 1º de abril, pero cambió de decisión ante la necesidad de liquidez de las empresas para pagar sueldos y otros gastos. “Es una gran preocupación, porque hay cheques dados y no tenemos cómo cubrirlos con la venta. Desde Capla (Cámara Argentina de Papelerías, Librerías y Afines) se están tomando algunas medidas al respecto”, explicó Arzadun.

“Todo el comercio minorista al público se quedó sin caja y hay cheques dados desde hace un par de meses, teniendo en cuenta el flujo de caja. Ese flujo ahora es cero, pero ya la semana pasada había caído un 80% la venta con la ‘cuarentena light; estamos en una zona de teatros y turística, por eso casi no hubo ventas”, comentó. En otras zonas, en cambio, las librerías habían registrado un aumento en la demanda la semana pasada, previo a la cuarentena.

Por el momento, ya recibieron varios pagos de compra por anticipado. Pero resta saber cuánto durará esta crisis sanitaria y el cierre obligado de los locales para ver cómo sobrellevarán los comercios el impacto económico de la medida preventiva.

Shopping