El Cronista Comercial

Crisis de alimenticias: Mondelez pidió suspender a 400 trabajadores

La filial argentina de la multinacional tendrá una nueva audiencia con el sindicato la próxima semana en el Ministerio de Producción y Trabajo

Crisis de alimenticias: Mondelez pidió suspender a 400 trabajadores por cinco meses

La crisis económica golpeó fuerte a las alimenticias durante el último año y medio con millonarias pérdidas y variables en rojo. Esta vez le tocó a la filial argentina de Mondelez que realizó una presentación ante el Ministerio de Producción y Trabajo para suspender a 400 trabajadores de sus plantas ubicadas en Victoria y Pacheco durante cinco meses.

“En el último periodo se vienen registrando una caída en el consumo y desaceleración en nuestras ventas, con la consecuente acumulación de stock de productos y reducción de la producción”, aseguraron desde la multinacional. Y agregó: “En este contexto, se están evaluando medidas temporales en nuestras plantas para evitar medidas más extremas”.

Desde el Sindicato de la Alimentación (STIA), conducido por Rodolfo Daer, rechazaron el planteo. “Bajo ningún punto de vista lo aceptamos, reconocemos que está en crisis pero la empresa, al ser una multinacional, tiene la fortaleza y la espalda como para soportar esta dura situación que atraviesa el país”, apuntó el sindicalista, en diálogo con El Cronista.

Por inflación y caída del consumo, Molinos perdió $ 1356 millones a septiembre

La empresa explicó que la pérdida, contabilizada a septiembre, se debe a "la imposibilidad de trasladar a los precios de su cartera de productos los aumentos de costos" derivados de la inflación y la devaluación del peso, ante la caída del consumo

Hasta el momento, la firma no aplicó las suspensiones y mantuvo varias reuniones extraoficiales y una audiencia con representantes de STIA. Las próximas audiencias, a realizarse en el Ministerio, están agendados para el jueves de la semana 14 de noviembre, cuando se tratará la situación de la planta de Victoria, y el viernes 15, para la fábrica de Pacheco.

No discutimos ni a qué planta se aplicaran las suspensiones ni tampoco qué porcentaje del salario se pagará porque si hacemos eso es entrar en el juego de la compañía de instalar como hecho consumado las suspensiones”, afirmó Daer. Asimismo, no descartó iniciativas por parte del cuerpo de delegados del sindicato de Capital.

La producción está semi paralizada y no negamos la situación de la unidad productiva de la Argentina, pero hay otras empresas nacionales chicas y medianas que están produciendo al 10 o 20% y no realizan desvinculaciones”, señaló el sindicalista.

Por su parte, Julio Tevez, ex delegado de los trabajadores de Mondelēz y actual empleado de la Planta Pacheco, agregó: "La empresa ya venía avanzando con adelantar vacaciones. En diciembre, la mitad de la fábrica sale de vacaciones porque dicen que tienen baja productividad".

Temor a la doble indemnización: empresas aceleran ajuste antes del cambio de gobierno

Con cada paso que da Alberto Fernández hacia su asunción, toma forma la idea de un pacto social. Ese etéreo acuerdo mediante el cual, a la parte empresaria, se le exigirá un congelamiento de precios y despidos. Más, con el reaparecido fantasma de la doble indemnización.

El actual delegado de trabajadores de la compañía, Jorge Penayo, en declaraciones realizadas a FM La Uni, manifestó: “Hasta julio la empresa venía ganando hasta dos puntos arriba, mientras que otras alimenticias venían perdiendo. Creían que Macri seguía y que con la reforma laboral iba a ser más fácil hacer este achique, por eso el apuro”.

En 2012, Kraft Foods cambió su nombre a Mondelēz tras separar su división de América del Norte de su negocio global. La firma había llegado al país en los 90 luego de comprar Suchard y a comienzos del nuevo milenio se integró con Nabisco, que se había fusionado con Standars Internacional y Terrabusi. Dentro del mercado local, el holding juega en varios sectores del rubro de la alimentación: chicles y caramelos (Beldent, Bubbaloo, Halls, entre otros), chocolates (Milka, Cadbury, Toblerone, Tita, Rodesia y Mantecol, entre otros), galletitas (Oreo, Pepitos, Melba y Duquesa), las premezclas de postres Royal y los jugos en polvo Tang y Clight.

La planta Pacheco, en la cual, según el sindicato, trabajan de manera directa e indirecta unas 2100 personas, se especializa en la producción de galletas, chocolates y bañado; en tanto, la de Victoria, que tiene cerca de 900 trabajadores en plantilla, se encarga de la elaboración de caramelos, chicles y chocolates. La empresa cuenta con una tercera fábrica ubicada en Villa Mercedes, San Luis, que produce bebidas en polvo y postres para preparar.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo