El Cronista Comercial

Coronavirus: supermercados colapsados por temor al desabastecimiento

Crece el stockeo de productos de primera necesidad ante el avance del virus y el creciente número de infectados en el país. En las últimas horas, las sucursales de las principales cadenas de hipermercados estuvieron colmadas 

Coronavirus: supermercados colapsados por temor al desabastecimiento

La desesperación frente al avance del coronavirus desató una histeria consumista. En las últimas horas, los supermercados recibieron un aluvión de clientes que corrieron a las sucursales más cercanas para abastecerse de todo tipo de productos, especialmente alimentos, bebidas y artículos de limpieza.

Changuitos llenos, pasillos colmados, largas colas en las cajas e incluso faltantes en algunas góndolas son algunas de las imágenes que se observan por estas horas en muchos locales de las grandes cadenas, a las que les llegó un "respiro" con este repunte de las ventas en medio de la fuerte caída del consumo que afecta al sector.

"La mayoría de nuestros locales estuvieron abarrotados ayer y esta mañana. La gente empezó a stockearse por miedo a un posible desabastecimiento. Aunque todavía no podemos precisar con exactitud la cifra, registramos un fuerte incremento de las ventas, acompañado del mayor número de consumidores que se acercaron a las tiendas", dijo una fuente allegada a uno de los hipermercados más importantes de la industria.

Coronavirus: qué cubren las prepagas

El contagio del coronavirus en todo el mundo puso en alerta a los sistemas de salud. En cuanto a las empresas de medicina privada, la atención a sus afiliados contagiados es muy diferente dependiendo del país, la compañía y el plan.

Asimismo, desde Cencosud −grupo dueño de Jumbo, Disco y Vea−, afirmaron que los ítems que más vendieron entre ayer y hoy fueron alimentos (sobre todo no perecederos), bebidas, productos de limpieza e higiene personal, como papel higiénico.

Desde Supermercados DIA, destacaron que el tráfico en el canal digital también se multiplicó en las últimas 24 horas. "Las ventas de DIA online el jueves pasado aumentaron seis veces comparado con la primera semana de marzo y el viernes subieron un 150% más las operaciones, sin contar la hora pico de pedidos (de 18 a 21 horas)", afirmaron desde la cadena. 

Para asegurar el aprovisionamiento, DIA está reforzando el stock de productos básicos, pero no solo de limpieza e higiene personal, sino también de almacén, como aceite, fideos, arroz, yerba, leche, gaseosas y agua mineral, categorías que, según explicaron directivos de la compañía, registraron un aumento de las ventas.

Para dar respuesta a la creciente demanda, la empresa habilitó días no hábiles para la recepción de mercadería en los depósitos, "para así contar con el stock necesario para atender las necesidades de los consumidores". "De cara a las próximas semanas, estamos incrementando los cupos de entrega y el número de camionetas", detallaron.

 

                 

Algunas plataformas de e-commerce como la de Coto colapsaron por la cantidad de personas que ingresaron recientemente. En su cuenta oficial de Twitter, Coto respondió los reclamos de muchos usuarios que se quejaron del mal funcionamiento de la tienda digital. "Informamos que estamos trabajando para reestablecer y normalizar el funcionamiento de la página afectada debido a la gran afluencia de clientes. Les pedimos disculpas por las molestias ocasionadas", fue uno de los mensajes que la empresa tuiteó. 

Otro lugar donde se vio abarrotamiento de gente fue en la sucursal de Munro de Mackro. Un usuario de Twitter publicó una foto de gente haciendo cola para abonar en la caja.

A su vez, desde el sector reconocieron la escasez de algunos productos tales como alcohol líquido y en gel, desinfectantes como Lysoform y lavandina y repelentes como Off. "Por el avance del coronavirus y el dengue, en los últimos días tuvimos una fuerte demanda de estos artículos, a tal punto que ya empiezan a faltar en algunas sucursales", explicaron desde otra cadena, y aclararon que, en esta época del año, el consumo de estos artículos suele ser más baja. 

Por la mayor demanda, algunos desinfectantes subieron de precio. Por ejemplo, la lavandina que se comercializaba a $ 30 en una sucursal de Coto a comienzos de la semana pasó a $ 37,5 en las últimas horas.

 
 

Por su parte, ante los eventos ocurridos en las últimas horas, Walmart Argentina tomó una serie de medidas este viernes. La compañía bonificará los envíos a domicilio en las compras realizadas a través de su sitio web y ocho tiendas distribuidas en todo el país estarán abiertas las 24 horas, con el fin de evitar la afluencia y la concentración de gente. "Estas sucursales se encuentran en Constituyentes, Avellaneda (Ciudad de Buenos Aires), La Plata (provincia de Buenos Aires), Ciudad de Córdoba (Córdoba), Guaymallén (Mendoza), Neuquén, Santa Fe y Corrientes", aseguraron desde la cadena de retail.

En cuanto a la logística, para dar respuesta a la demanda creciente, Walmart dispuso la duplicación de cupos de envío por franja horaria para garantizar una mayor cobertura. "Las compras retiradas bajo la modalidad de pick-up se mantienen sin coto y se facilitarán las compras con medios de pago electrónico, incluyendo MercadoPago y a través de los jugadores de última milla: Glovo, Rappi y PedidosYa", indicaron desde la filial local de la empresa, y enfatizaron que están reforzando los pedidos a los proveedores de mercadería crítica con más demanda.


Desde la industria, descartan, por el momento, un desabastecimiento completo, a diferencia de lo que ocurrió en ciudades de Europa como Madrid, donde las góndolas están desiertas desde hace unos días por la expansión del virus. "Aunque hay un fuerte stockeo y un alza en la demanda, no visualizamos un posible desabastecimiento como sucedió en los súpermercados de España y otras capitales europeas, donde la gente reaccionó extremadamente rápido frente a la propagación del brote. No hay ningún indicio de que esto vaya a suceder acá", adelantó Juan Vasco Martínez, director Ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU).

En tanto, el titular de la entidad intentó transmitir tranquilidad y señaló que este pico inusual de las ventas y el aumento de clientes en supermercados no se da de forma generalizada, sino que se concentra en algunos puntos geográficos de la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires. "Es un fenómeno típicamente urbano", concluyó.

Shopping