El Cronista Comercial

Coronavirus: los supermercados restringen su horario de atención durante la cuarentena

Abrirán entre las 7 y las 20 horas durante el tiempo que dure el aislamiento social obligatorio, según lo que acordaron la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU).

Coronavirus: los supermercados restringen su horario de atención durante la cuarentena

A partir de mañana, los supermercados, hipermercados, comercios de proximidad y autoservicios de la Ciudad de Buenos Aires cambian de horario. La medida regirá durante el tiempo que dure la cuarentena total y obligatoria por el coronavirus.

Permanecerán abiertos al público de 7 a 20 horas de lunes a domingo, incluyendo los feriados, mientras continúe la situación de excepción dispuesta por el DNU que firmó el presidente Alberto Fernández

La disposición fue tomada hoy por la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) y tiene como finalidad "articular la fluida provisión de artículos de primera necesidad a la población y la protección de los trabajadores mercantiles" en el marco de la emergencia sanitaria.

Las cadenas de fast food cerrarán durante la cuarentena

Hasta el jueves a la noche, las cadenas de hamburgueserías McDonald's, Burger King y Mostaza atendieron como lo venían haciendo en los últimos días, en sintonía con las disposiciones vigentes por el avance del coronavirus.

"Este horario de atención aplica para todos los formatos comerciales (hipermercados, supermercados, formatos de proximidad, autoservicios y otros)", señalaron desde la ASU y explicaron que la razón de esta decisión se basa en que, hasta ahora, "cada cadena se manejaba con diferentes horarios que abarcaban la franja 7 a 22-23, 8.30-9 a 21 durante fines de semana y feriados, e incluso las 24 horas". "Estamos tratando de poner un horario límite", indicaron.

Sin embargo, aclararon que la determinación puede revisarse "en función de las nuevas disposiciones que el Poder Ejecutivo Nacional dicte en la materia".

Por su parte, Víctor Palpacelli, presidente de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS),  aseguró que "la entrega de mercadería viene siendo normal por el momento, sin dificultades".

En los últimos días, los supermercados desbordaron por la cantidad de clientes que recibieron en sus sucursales y sus plataformas de comercio electrónico, a raíz del stockeo de productos.

Especialmente en la "previa" de la cuarentena, se disparó un pico de consumo, con filas de más de dos cuadras en la calle para ingresar a los locales, larga espera para agarrar changuitos, retrasos en las cajas, sitios web colapsados y demoras en los envíos a domicilio de hasta una semana.

Ante esta situación, las empresas del rubro tomaron medidas preventivas a lo largo de la semana para desalentar la concentración de clientes en sus locales y cuidar a los pacientes de riesgo, sobre todo a los mayores de 65 años. Por ejemplo, Disco (cadena perteneciente al grupo chileno Cencosud) y Carrefour habilitaron un horario especial para que los adultos mayores concurran a las sucursales y realicen sus compras tranquilos.

Ahora, la prioridad de las compañías es dar una respuesta más eficiente a la creciente demanda, reforzando la logística y los pedidos a los proveedores.

Asimismo, más de 60.000 autoservicios y almacenes de Buenos Aires lanzaron el plan “Ventas Pactadas” para impulsar el delivery. La iniciativa ya está en marcha y el objetivo es que se extienda al resto del país. Los vecinos pueden comunicarse de forma telefónica para hacer los pedidos, recibir las compras a domicilio y así evitar salir de sus casas.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar