El Cronista Comercial

Coronavirus: hizo 11 hospitales modulares para el Gobierno y descubrió un nuevo negocio

Ecosan, que también fabrica baños químicos, invirtió u$s 22 millones para construirlos en sólo 30 días, luego de ganar una licitación. "Mejoró nuestro balance en un 40% o 50%", dice su presidente

Coronavirus: hizo 11 hospitales modulares para el Gobierno y descubrió un nuevo negocio

La falta de infraestructura sanitaria fue uno de los mayores problemas que evidenció la pandemia del coronavirus . Para hacer frente a esta situación, la fabricante de construcciones modulares Ecosan desarrolló 11 hospitales en distintas partes del país en sólo 30 días, tras un llamado a licitación del ministerio de Obras Públicas. Para la empresa, que tiene experiencia en los segmentos petrolera, minera e industrial, también resultó un proyecto fundamental en lo económico. "Mejoró en un 40% o 50% nuestro balance para este año", reconoce Juan Pablo Rudoni, su presidente.

Actualmente, la mitad de la facturación anual de Ecosan, que también fabrica, vende y alquila baños químicos, proviene de las construcciones modulares. Ahora, Rudoni ve con optimismo a esta línea de negocio. "En un mes, se puede construir una escuela", se entusiasma, acerca de una solución que "cambió la manera de resolver las necesidades constructivas" tras el coronavirus.

Para responder a la urgencia del Gobierno, invirtió u$s 22 millones y contrató a unas 800 personas. Las obras en los hospitales finalizaron el 1 de mayo y cada unidad posee 1100 metros cuadrados y 76 camas, 24 de las cuales son de terapia intensiva. Este tipo de modelo de negocio permite crear y ensamblar los módulos fuera del lugar de emplazamiento y, por lo tanto, goza de mayor eficiencia energética y tiende a no tener sobrecostos porque hay pocos imprevistos.

Levantar un hospital tradicional cuesta entre u$s 2200 y u$s 2500 dólares el m2, mientras que, en la construcción modular, esos valores se reducen entre 15% y 20%, a u$s 1970, informó la empresa. Sin embargo, el tiempo demandado y los eventuales percances hacen que los precios se eleven 40% en el fin de obra para los proyectos convencionales.

Hubo un par de factores de la coyuntura que, si bien adversos por la recesión, terminaron jugando a favor de Ecosan para desarrollar los hospitales modulares, que demandaron 11.000 m2 de productos prefabricados.

"Primero, trabajamos con stock y teníamos disponible 6000 metros cuadrados. Pero, además, la demanda era más grande que lo habitual porque la actividad económica fue muy baja en este último año y medio", detalla Rudoni, cuya planta está en Don Torcuato.

La empresa salió a buscar subcontratistas y personal. El proyecto, además, exigió un despliegue logístico del que participaron 400 camiones para despachar todos los materiales, en cuatro días, a las zonas donde estarán ubicados los módulos sanitarios: Almirante Brown, Lomas de Zamora, General Rodríguez, Mar del Plata, Florencio Varela, Quilmes, Hurlingham, Tres de Febrero, Moreno, Chaco, Córdoba y Santa Fe.

Rudoni, ahora, ve con optimismo una nueva línea de negocio. "En un mes, se puede construir una escuela", se entusiasma, acerca de una solución que "cambió la manera de resolver las necesidades constructivas".

Por lo pronto, Ecosan también trabajó con el Gobierno porteño en el montaje de los "traige" en 22 hospitales de la Ciudad de Buenos Aires. El plan de trabajo tardó 40 días y demandó 4000 m2 de construcción. En otros términos, se construyó un espacio de evaluación médica cada día por medio.

Shopping