El Cronista Comercial

Coronavirus: bajaron 40% las ventas en shoppings y se espera una caída mayor

Algunos centros comerciales ya dispusieron un horario reducido de funcionamiento para que los clientes concurran a los establecimientos sin que se amontonen

Coronavirus: bajaron 40% las ventas en shoppings y se espera una caída mayor

El presidente Alberto Fernández adelantó que entre las medidas que se dispondrán en las próximas horas para contener la propagación del coronavirus se halla el inminente cierre temporal de los shoppings.

En las próximas horas, se conocerían precisiones sobre qué tipo de negocios cerrarán. "Una cosa es el comercio de cercanía y otra el shopping. Buscamos evitar la aglomeración de gente", detalló Fernández en la conferencia de prensa del domingo.

Mientras tanto, además de reforzar las tareas de limpieza y seguir las recomendaciones emitidas por las autoridades gubernamentales, de forma preventiva, algunos centros comerciales ya restringieron sus horarios de funcionamiento.  

Coronavirus: supermercados colapsados por temor al desabastecimiento

La desesperación frente al avance del coronavirus desató una histeria consumista. En las últimas horas, los supermercados recibieron un aluvión de clientes que corrieron a las sucursales más cercanas para abastecerse de todo tipo de productos, especialmente alimentos, bebidas y artículos de limpieza.

El primero en hacerlo fue IRSA Propiedades Comerciales –el holding dueño de la mayoría de los shoppings del país–, que dispuso una franja horaria limitada hasta que se normalice la emergencia sanitaria: los malls del grupo permanecerán abiertos desde las 12 pm hasta las 20 horas (en lugar de 10 a 22). 

Asimismo, ayer a la mañana, Cencosud –propietaria de Unicenter, Plaza Oeste y los centros comerciales Portal y Factory– estableció un nuevo horario de atención al público: de 10 a 20 horas (habitualmente cierra a las 22).

De hecho, ya hay un shopping que cerró. Se trata del Shopping Sarmiento, de Chaco, que permanecerá cerrado al público para evitar la aglomeración de personas hasta nuevo aviso. La gerencia del establecimiento comunicó la decisión ayer a la tarde, con el objetivo de evitar la propagación del Covid-19 en la Argentina, teniendo en cuenta el contexto de la emergencia sanitaria y en conformidad con lo dispuesto en el decreto 432/20 del Chaco. En esa provincia, ya hubo un fallecido, siete personas infectadas y numerosos casos en estudio.

En este contexto, el sector se prepara para una fuerte caída de las ventas, algo que ya ocurrió el fin de semana último. Ni el sábado inestable −típico plan durante un día lluvioso− alcanzó para mitigar el impacto de la pandemia y traccionar a más visitantes.

En contramano de lo que ocurrió en los supermercados, que colapsaron de gente que se stockeó por temor a un posible desabastecimiento, hubo poco movimiento en los centros comerciales de la Ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Sin todavía cerrar las puertas al público, los establecimientos registraron una baja de visitantes de aproximadamente el 40% comparado a días atrás. Así lo aseguró Mario Nirenberg, gerente General de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC).

"El fin de semana, la circulación descendió considerablemente respecto de los días anteriores. Se vio mucho menos movimiento. Y esto recién comienza", afirmó el titular de la entidad, y agregó que están "a la espera de las definiciones oficiales"

Fuentes cercanas al shopping Tortugas Open Mall (TOM), perteneciente a la desarrolladora ARG Realty, reconocieron que "mermó el flujo de gente hacia finales de la semana pasada y especialmente el fin de semana". No obstante, otra fuente vinculada a una de las principales gerenciadoras destacó que "en las últimas horas se mantuvo el nivel de público habitual".

"De esta manera, al reducir el funcionamiento, se evitan las aglomeraciones y el doble turno del personal. Además tener que concurrir a trabajar fuera de las horas pico ayuda a que los empleados no viajen en medios de transporte llenos", explicó el directivo de la CASC.

De acuerdo a Nirenberg, las empresas más afectadas serán las pymes, que conforman la mayoría de los comercios. "A ellas les resulta todavía más dificil sobrellevar esta situación", señaló en diálogo con este medio.

Según explicó el titular de la cámara, los operadores de los shoppings les cobran a las empresas un monto acordado en términos de alquiler por los locales que ocupan o un importe por las ventas que generan dichas empresas, según corresponda. "Se percibe un porcentaje de la ventas de las firmas cuando el volumen de las mismas supera el valor mínimo establecido (VMA) por la renta del espacio", detalló.

Aunque para la CASC resulta prematuro estimar el recorte de ingresos que provocará esta crisis, ya habla de pérdidas millonarias. "La cifra será enorme", anticipó Nirenberg.  

En 2019, el sector no fue ajeno al desplome del consumo. La caída de las ventas interanual fue del 6,8%, según informó el Instituto de Estadísticas y Censos (Indec). En la Ciudad y el Gran Buenos Aires, la contracción fue del 4,8%, mientras que en el resto del país la baja generalizada fue del 10,3%.

A precios constantes, las ventas totalizaron $ 9618,2 millones y crecieron un 44,4% a precios corrientes. Si se compara este aumento con la inflación acumulada en el mismo período medida por el Indec (casi el 54%), la caída fue del 9,4%.

Por su parte, los resultados financieros de IRSA y Cencosud se vieron perjudicados por la coyuntura local. Al 31 de diciembre, la primera mitad de su año fiscal, la división de shoppings que lidera Eduardo Elsztain perdió $ 250 millones. No obstante, logró recortar su rojo: si se lo contrasta con el primer semestre de su anterior ejercicio, representa una importante reducción, ya que entre julio y diciembre de 2018 la empresa había perdido $ 6426 millones. "Esta menor pérdida se explica por mayores resultados operativos, por cambio en el valor razonable de las propiedades de inversión y una pérdida en los resultados financieros netos, principalmente, por diferencias de tipo de cambio", explicó la compañía en diciembre pasado, en una nota enviada a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

De igual modo, la unidad de shoppings de Cencosud mejoró sus ingresos un 29% en moneda local en el tercer trimestre del año pasado, en parte debido "al traslado de la inflación a la parte fija de los contratos", según se evidencia en el último balance disponible. Sin embargo, la tasa de ocupación pasó de 97,8% a 96,2% del tercer trimestre de 2018 al mismo período de 2019.

"Con este panorama, es un interrogante el panorama que la industria tiene por delante", concluyó Nirenberg.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar