El Cronista Comercial

Coronavirus: Mirgor suspende el pago de dividendos

La empresa informó que, como su planta estuvo cerrada casi dos meses y se cortó la cadena de pagos, será suspendido todo destino de fondos que no sea para su funcionamiento normal y operativo. Usará ese dinero para constituir una reserva para futuros dividendos

Coronavirus: Mirgor suspende el pago de dividendos

El Grupo Mirgor, que fabrica celulares, televisores y sistemas de climatización y de entretenimiento para la industria automotriz en Tierra del Fuego, informó que propuso suspender el pago de dividendos acordado al cierre de su último balance, para hacer frente al contexto que vive la empresa como consecuencia de la pandemia del coronavirus

En particular, la empresa destacó, en una carta a la Comisión Nacional de Valores (CNV), que su plantas productivas estaban sin actividad desde el 16 de marzo y que registró, además, un corte en la cadena de cobranzas, por lo cual resolvió que todos los fondos que no sean destinados al normal funcionamiento de la compañía sean “momentáneamente suspendidos”.

Mirgor, cuyo accionista mayoritario es la familia Caputo, entre ellos Nicolás, el amigo y socio político de Mauricio Macri, informó que propuso en su asamblea realizada este lunes, como consecuencia, suspender el pago de los dividendos acordados, “contemplando en su reemplazo la constitución, por hasta un mismo monto, de una reserva para futuros dividendos”.

Al aprobar su balance al 31 de diciembre pasado, la empresa había acordado pagar $ 500 millones de dividendos, $ 220 millones en mayo y el resto en siete cuotas de $ 40 millones, entre junio y diciembre. En función de cómo continúe su negocio durante el año, la empresa evaluará cuándo abonar y de qué modo esos dividendos.

“En virtud del contexto actual por el que se encuentra atravesando el país y las medidas de aislamiento obligatorio que son de público conocimiento, el Directorio de la Sociedad ha resuelto modificar la propuesta realizada originalmente en materia de dividendos. En efecto, como sucede en casi todas las ramas de actividades industriales y comerciales, las restricciones motivadas por la actual pandemia de Covid-19 han repercutido desfavorablemente en los negocios de la compañía”, explicó Mirgor a la CNV en su misiva.

Las plantas de producción se encontraron inoperativas en forma total desde el día 16 de marzo. Asimismo, se ha producido un corte importante en la cadena de cobros y pagos de clientes y proveedores, lo cual ha llevado a la Dirección de la empresa a implementar todos los mecanismos posibles para un mayor resguardo financiero, así como la adopción de medidas dirigidas a preservar el interés social”, destacó. 

“De acuerdo a las proyecciones financieras realizadas, se ha estimado conveniente que todo destino de fondos que no sea exclusivamente para el funcionamiento de las actividades normales y operativas de la compañía, sea momentáneamente suspendido”, agregó. Y aclaró que propuso modificar la propuesta realizada en materia de dividendos, “contemplando en su reemplazo la constitución por hasta un mismo monto, de una reserva para futuros dividendos”.

La empresa tuvo sus plantas paradas desde el 16 de marzo en Río Grande, Tierra del Fuego; recién a partir del 8 de mayo pasado pudo reabrirlas, aunque con menos líneas de producción que las habituales, por protocolo sanitario. 

La situación no es sencilla; el mercado de electrodomésticos cerró 2019 con una caída de 24%, que se suma a la baja de 12% de un año antes, según GfK, como consecuencia de la  pérdida de poder adquisitivo por la fuerte devaluación desde 2018 y el notable alza de las tasas financieras a niveles exorbitantes, que encarecieron las opciones de crédito al consumo y llevaron a los comercios a contar con el menor stock posible.

Durante la pandemia, si bien los comercios intentaron focalizarse en la venta online (canal que durante el año pasado aportó sólo 10,9% de las ventas, según GfK), pronto se quedaron sin stock, al tener bajo su inventario, estar las fábricas cerradas y sin abastecimiento por las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio.

En 2019, la facturación de Mirgor cayó 5,3%, a $ 49.112,93 millones por la contracción en el mercado doméstico de la demanda de sus productos, según explicó en el balance anual cerrado el 31 de diciembre. El resultado neto, en tanto, fue una ganancia de $ 2123,87 millones (5% sobre los ingresos) contra una pérdida de $ 123.000 en 2018. Esto se debió, fundamentalmente, a los resultados financieros del ejercicio, según explicó..

Su producción de climatizadores para la industria automotriz cayó 15,9%, a 12.884 unidades, el año pasado. La de sistemas de infotainment también se retrajo: más de 11%, a 75.163 entregas. Comparado con la caída de producción general que sufrió la industria automotriz, de 32,5%, Mirgor pudo amortiguar la caída por su provisión a Toyota, que aminoró un 11% su producción el año pasado.

No le fue mejor en sus otros negocios. "Pese al gran esfuerzo que realizó la industria electrónica durante el año 2019 para mantener los precios bajo control y evitar el traslado del impacto completo de la devaluación, la caída de la demanda afectó fuertemente las ventas", especificó en su balance. "Por otra parte, la suba de la tasa de interés a lo largo del año ayudó a profundizar la caída de ventas", agregó.

En consecuencia, Iatec (controlada por Mirgor) registró una caída del 40,7% en sus ventas de televisores (197.542 unidades), a tono con el derrumbe que registró ese mercado durante 2019. En tanto, su producción y venta de teléfonos celulares se retrajo 5,5%, a 2,82 millones en 2019.

La mayoría accionaria (48%) de Mirgor pertenece a la familia Caputo; el resto cotiza en la Bolsa de Buenos Aires.

Shopping