El Cronista Comercial

Coronavirus: Las Leñas anunció que no abrirá este invierno

El centro de esquí mendocino adujo "razones de fuerza mayor", porque las característiscas del lugar lo convierten en "zona de riesgo" y debe priorizar la salud de los empleados y público en general. Los demás complejos se preparan para poder abrir cuando llegue el frío.

Coronavirus: Las Leñas anunció que no abrirá este invierno

El complejo de esquí Las Leñas, ubicado cerca de Malargüe, al sur de Mendoza, anunció que este invierno no abrirá “por razones de fuerza mayor”, derivadas de la pandemia.

Mientras los demás principales centros de esquí del país están comenzando su “pretemporada”, para preparar los medios y las instalaciones con las expectativas de poder abrir con protocolos sanitarios específicos y menor cantidad de esquiadores, Las Leñas informó que no podrá hacerlo, “por el estado de emergencia sanitaria nacional y provincial debido a la pandemia de Covid-19 y agravado por las características del lugar de trabajo que lo convierten en una zona de alto riesgo”, destacó la empresa en un comunicado. 

De hecho, fuentes del sector comentaron que entienden la difícil decisión del complejo de no abrir, ya que cuenta con hoteles en la base del cerro, al estar a 70 kilómetros en la montaña de la ciudad más cercana, Malargüe, donde duermen empleados y visitantes, y no hay en las cercanías centros hospitalarios de importancia para derivar pacientes, en el caso de que se detecten casos positivos de coronavirus en el complejo.

“Valle de Las Leñas S.A notifica e informa que no están dadas las condiciones para la apertura de la temporada invernal 2020, estando obligado a atender esta situación con la mayor responsabilidad y en salvaguarda de sus trabajadores y público en general”, concluyó el comunicado. 

Por el momento, la empresa no informó qué medidas tomará sobre los paquetes ya adquiridos para este invierno, pero desde la Cámara del sector destacaron que, ante la consulta de los clientes, lo que todos los centros buscan es acordar una reprogramación del viaje. “Para quienes reservaron, tratamos de reprogramar su viaje para la misma época contratada de la próxima temporada, manteniendo el precio actual; pero si quieren la devolución del dinero, también lo hacemos”, explicó Pablo Torres García, presidente de la Cámara de Esquí y Montaña de Argentina (CEMA) y de Cerro Bayo. 

Torres García explicó que lo que más importa a los complejos es mantener los puestos de trabajo y preservar la salud. A excepción de Las Leñas, todos están comenzando la “pretemporada”, preparando los medios de elevación y el cerro para el invierno. “La única certeza que tenemos es la incertidumbre. Aún no sabemos si podremos abrir, pero todos estamos trabajando en los protocolos sanitarios, junto a los municipios y la provincia de cada centro, que luego debe elevarse a la Nación. Entendemos que primero está la salud”, agregó Torres García.

Según datos de la Cámara, los centros de esquí cuentan con 5000 empleados directos, de los cuales el 70% son temporarios, durante el invierno; y se estiman otros 65.000 puestos indirectos (por hotelería, gastronomía, transporte, excursiones).

Algunas de las empresas no pudieron presentarse para obtener ayuda del Estado en el pago de salarios, ya que este año habían lanzado la pre venta para el invierno y, por inflación, habían igualado o superado lo vendido en marzo de 2019; pero estiman que para abril ya podrán hacerlo, porque, lógicamente, no vendieron nada.. 

“Es complicado porque es día a día; todos los días cambian los escenarios. En esquí trabajamos 90 días para facturar salarios de todo el año, por eso estamos evaluando cómo vamos a hacer para tratar de mantener las fuentes de trabajo, que es lo que más nos preocupa. Más allá de eso, estoy de acuerdo con las políticas implementadas por el Presidente, que avanzan paulatinamente, porque hay que preservar primero la salud”, comentó.  

Los centros de esquí tenían muchas expectativas en esta temporada, antes de la pandemia. “Trabajamos mucho con la Cámara para promocionarnos afuera; muchos fuimos a Fitur, en España en enero. Nos habíamos reunido con (Matías) Lammens para impulsar la llegada de esquiadores del exterior, con el Inprotur, con la Cámara Argentina de Turismo y con Aerolíneas Argentinas, que planeaba tener conexión directa de San Pablo a Bariloche. Hicimos mucho para posicionar la nieve argentina y teníamos muchas expectativas antes de la pandemia”, comentó Torres García.

Al ser consultado sobre Brasil, principal origen extranjero para los centros de esquí y, también, de turistas en general para la Argentina, Torres García se mostró preocupado. “Estremece lo que está pasando en Brasil, y preocupa porque es un mercado natural enorme para el esquí argentino. Pero al pensar en mercados del exterior sólo lo vemos como posibilidad a partir de 2021”, aclaró.

Los centros de esquí están incluidos dentro de las medidas ya anunciadas por el Ministerio de Turismo para asistir el sector, con fondos específicos por $ 4.500 millones.

La Cámara de Esquí está integrada por los principales complejos del país: Catedral (Bariloche, Río Negro), Las Leñas (Mendoza), Caviahue (Neuquén), Cerro Bayo (Villa La Angostura, Neuquén), Chapelco (San Martín de los Andes, Neuquén), La Hoya (Esquel, Chubut) y Cerro Castor (Ushuaia, Tierra del Fuego).

Shopping