El Cronista Comercial

Coronavirus: La Serenísima apuesta a sus leches funcionales para pasar la pandemia

Mastellone Hermanos registró un incremento de los productos fortificados durante la cuarentena. Actualmente, el segmento representa no más del 5% del consumo doméstico, muy por debajo del promedio regional. La empresa, que perdió $ 1300 millones en el primer trimestre, apunta a duplicar la participación de la categoría en su mix de ventas

Coronavirus: La Serenísima apuesta a sus leches funcionales para pasar la pandemia

Pese a los estragos que la cuarentena están haciendo en la economía argentina, la pandemia de coronavirus tiene, también, algún efecto colateral relativamente positivo. Al menos, para Mastellone Hermanos, el gigante lácteo dueño de La Serenísima.

La empresa, cuyos estados financieros están golpeados por la caída de consumo y el congelamiento de precios, registra crecimientos en las ventas de sus líneas de leches funcionales, un segmento que, si bien todavía es chico (no mayor al 5% del mercado lácteo local) es una de sus apuestas para atenuar sus actuales números en rojo.

"La empresa apuesta al desarrollo de productos con valor agregado y las leches funcionales son un claro ejemplo. Esperamos duplicar el volumen que estos productos representan hoy en nuestro portfolio", afirmó Fernando Siciliano, gerente de Marketing de La Serenísima.

En 2019, Mastellone dio el primer paso en este sentido, cuando amplió su oferta a través de leches con distintos niveles de tenor graso, a precios sólo 5% más altos que los regulares. Su cartera actual incluye leche con cero lactosa (o reducida) para facilitar la digestión; con extra hierro, proteínas, calcio o cardio.

Según números de la empresa, el consumo de este tipo de leches representa entre 4% y 5% del mercado total en la Argentina, contra un promedio regional de 10% a 15%. En el mundo desarrollado, son el 20% del negocio.

"La intención de la empresa es reconvertirse para recupuerar el volumen y calidad percibida (de la marca). El objetivo está puesto en achicar el gap con los países de la región", explicó Siciliano.

Mastellone, cuyos acccionistas son el fondo Dallpoint Investments y el grupo Arcor, no atraviesa su mejor momento financiero. Pese a que, por ser un sector esencial, pudo mantener volúmenes de ventas equilibrados durante la cuarentena, venía de un primer trimestre en el que perdió $ 1236 millones, casi el doble que un año antes.

En su informe de resultados, lo atribuyó al congelamiento de precios vigente desde noviembre y a la situación económica "difícil" de la Argentina. La empresa había cerrado su balance anual de 2019 con un rojo de $ 50 millones.

Entre 2015 y 2019, el consumo doméstico de leche se retrajo 18,4%, a 177 litros per cápita (era 217). El sector había arrancado el año con una proyección de incipiente recuperación. Según el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), el consumo aparente del primer trimestre estuvo en 42 litros por habitante, lo que, anualizado, arroja una perspectiva de 181 litros para 2020.

Shopping