El Cronista Comercial

Coronavirus: Boeing pide a Estados Unidos u$s 60.000 millones para la industria de aviones

La fabricante, afectada por el freno en las ventas del modelo MAX ante dos accidentes mortales, ahora enfrenta la crisis de la aviación por la pandemia a nivel global y necesita liquidez. El presidente Donald Trump aseguró que el gobierno dará apoyo 

Coronavirus: Boeing pide a Estados Unidos u$s 60.000 millones para la industria de aviones

Boeing Co pidió una ayuda de u$s 60.000 millones al gobierno de Estados Unidos para la industria destinada a la fabricación de aviones del país, que enfrenta enormes pérdidas por la pandemia del coronavirus .

Boeing busca "decenas de miles de millones de dólares" en garantías de préstamos de la administración que encabeza Donald Trump  y otras ayudas mientras se enfrenta a una inminente crisis de liquidez, como consecuencia al impacto del Covid-19 en el sector de la aviación, según informaron a la agencia Reuters inicialmente dos personas cercanas a ese pedido de la compañía.

El vocero de Boeing, Gordon Johndroe, dijo posteriormente que la empresa "apoya un mínimo de u$s 60.000 millones en el acceso a la liquidez pública y privada, incluyendo garantías de préstamos, para la industria manufacturera aeroespacial".

Boeing informó que normalmente el 70% de sus ingresos fluyen a sus 17.000 proveedores y, por eso, dijo a los legisladores que sin una ayuda significativa todo el sector manufacturero de la aviación de los Estados Unidos podría colapsar.

Boeing se negó a decir cuánto de ese dinero sería para el fabricante de aviones frente a las garantías de préstamo para sus proveedores; tampoco estaba claro si los bancos de Estados Unidos prestarían parte de los más de u$s 60.000 millones sin el respaldo del gobierno.

El fabricante estadounidense dijo a los legisladores que necesita un apoyo significativo del gobierno para satisfacer las necesidades de liquidez y que no puede aumentarlo en las actuales condiciones del mercado, según las fuentes citadas por Reuters.

Boeing confirmó el lunes que conversaba con el gobierno sobre un apoyo a corto plazo, mientras que Trump informó este martes que su administración proporcionaría apoyo.

Boeing informó que normalmente el 70% de sus ingresos fluyen a sus 17.000 proveedores y, por eso, dijo a los legisladores que sin una ayuda significativa todo el sector manufacturero de la aviación de los Estados Unidos podría colapsar.

"Esta será una de las formas más importantes para que las aerolíneas, aeropuertos, proveedores y fabricantes puedan tender un puente hacia la recuperación. Los fondos contribuirían a la salud de la industria de la aviación en general, porque gran parte de cualquier apoyo de liquidez a Boeing se utilizará para los pagos a los proveedores para mantener la salud de la cadena de suministro", destacó Johndroe.

La cantidad de ayuda que Boeing requiere depende de cómo se mueve el mercado y de la duración de la crisis. Los funcionarios del Congreso están revisando las necesidades de efectivo de Boeing, mientras que el Capitolio considera un paquete de estímulo y rescate que podría superar el billón de dólares.

"Boeing fue golpeada duramente de muchos modos diferentes", dijo Trump en una conferencia de prensa este martes, en la que también informó que ayudaría a los proveedores como el fabricante de motores General Electric Co. "Tenemos que proteger a Boeing... Ayudaremos a Boeing", aseguró el presidente.

Las acciones de Boeing vienen cayendo en picada. Después de una baja del 24% el lunes pasado, disminuyeron otro 4,4% el martes, para cerrar a u$s 123,92. Este miércoles caían otro 22%. En el último mes, sus acciones cayeron más del 60% mientras la pandemia del coronavirus redujo la demanda de viajes en todo el mundo. 

S&P Global bajó la calificación crediticia de Boeing el lunes y redujo sus expectativas de flujo de caja libre para la compañía.

Boeing estuvo luchando por ganar la aprobación de los reguladores para que su 737 MAX vuelva a operar, después de dos accidentes mortales en cinco meses. Ese modelo de avión está en tierra desde marzo de 2019.

Las aerolíneas y los transportistas de carga de Estados Unidos dijeron que buscan al menos u$s 58.000 millones en préstamos y subvenciones, además de cambios adicionales en los impuestos, mientras que los aeropuertos apuntan a u$s 10.000 millones, informó Reuters.

Boeing confirmó este martes que completó el retiro del resto de una línea de crédito de u$s 13.800 millones de dólares que había asegurado el mes pasado.

La deuda total de Boeing casi se duplicó a u$s 27.300 millones en 2019, ya que debió compensar a las aerolíneas y lidió con los costos de producción adicionales del 737 MAX, incluso cuando la inmovilización de los aviones le impidió entregarlos a los compradores.

El martes, Reuters informó que Airbus tiene unos 16.000 millones de euros (u$s 17.6000 millones) en efectivo y necesita unos 5500 millones de euros al mes, según informó a la agencia el lunes una persona cercana a las discusiones.

La deuda total de Boeing casi se duplicó a u$s 27.300 millones en 2019, ya que debió compensar a las aerolíneas y lidió con los costos de producción adicionales del 737 MAX.

Fuentes de la industria dijeron que incluso antes de que la crisis del coronavirus exprimiera sus finanzas, Boeing había estado proporcionando apoyo financiero a un número de proveedores para ayudarlos a sobrellevar el cierre de la producción de los 737 MAX, además de estar pagando compensaciones a las aerolíneas por la demora en la entrega de los aviones MAX.

La atención centrada en los problemas de diseño como factor clave que llevó a los dos accidentes mortales dejaron al fabricante de aviones expuesto a posibles demandas de accionistas por parte de socios y compañías aéreas en riesgo ante el parate de los MAX.

Shopping