El Cronista Comercial

Con u$s 2,3 millones, Samsung amplía la producción de heladeras en Cañuelas

La empresa aumenta su producción un 22% y amplía los modelos Inverter, con productos de menor litraje y más accesibles en precio. Apelan a créditos a tasa subsidiada y los planes Ahora 12 y 18 para reactivar la demanda

Con u$s 2,3 millones, Samsung amplía la producción de heladeras en Cañuelas

La empresa surcoreana Samsung anunció este martes, con la presencia del presidente Alberto Fernández, que ampliará la producción de heladeras en la planta que su socia argentina Visuar tiene en el Parque Industrial de Cañuelas, provincia de Buenos Aires. 

Con u$s 2,3 millones de inversión, la empresa prevé sumar una nueva línea de heladeras para ampliar un 22% su producción, de 70.000 a 85.000 o 90.000 unidades al año, e incorporar nuevos modelos con tecnología Inverter de menor capacidad y más accesibles en precio. Para hacerlo, Visuar incorporará gradualmente a 100 empleados.

“En la planta sólo producimos heladeras Inverter, que permiten un ahorro mayor al 30% de energía frente a las tradicionales cíclicas. Hacemos modelos de 320 a 380 litros, pero ahora vamos a incorporar uno de 300 litros, también Inverter y con Twin Cooling, por el cual freezer y heladera funcionan de modo independiente. Todavía las cíclicas captan el 70% del mercado. Apuntamos a lanzar un modelo más accesible, para ser competitivos en precio y que más consumidores puedan adquirir un modelo Inverter”, explicó Diego Puhl, director de Línea para el Hogar de Samsung, a El Cronista. En el 30% restante del mercado, el 70% son Inverter y el 30%, No Frost. El modelo costará entre $ 60.000 y $ 65.000, frente a los 45.000 de una cíclica tradicional, pero entre 15% y 20% por debajo que otras Inverter de mayor litraje.   

En esa planta, Visuar le fabrica a Samsung también lavarropas, microondas y aspiradoras de última generación.

En lo que va del año, la venta de heladeras se redujo un 14% en unidades hasta agosto, con respecto a 2019, siendo una categoría menos afectada que otras por la pandemia, según datos del sector. De hecho, la demanda de electrodomésticos en general retrocedió cerca de un 24% en el mismo lapso. El año pasado, la venta de artículos de línea blanca (heladeras, lavarropas y cocinas) había disminuido un 6,5%, frente a una baja general de 24% en el sector total. 

“Nuestras ventas evolucionan en forma similar al mercado. Tras haber desabastecimiento desde mayo, por estar cerradas las fábricas dos meses, desde agosto se nota cierta recuperación en la demanda de heladeras. Hace un mes, estimábamos una caída de 9% a 10% para todo 2020; la cuarentena no afectó a la estacionalidad de la heladera, porque se venden más en verano. Para 2021, habíamos proyectado que el mercado crecería de 3% a 5%, pero las medidas anunciadas hoy podrían impulsar el consumo más y la mejora podría ser mayor”, explicó Puhl. 

Tras recorrer la planta, Alberto Fernández anunció una línea de crédito para adquirir electrodomésticos de fabricación nacional y otra para inversión productiva; los primeros apuntan a alentar la compra de productos nacionales de ocho rubros, entre ellos las heladeras, a precios acordados con los fabricantes, financiados por el Banco Nación a 36 meses y una tasa fija del 15%.  Entre los productos, figuran 35 modelos de heladeras, 22 de lavarropas, nueve de cocinas, nueve de termotanques, siete de calefones, cuatro de termotanques eléctricos, uno de lavavajillas y 144 de ventiladores.

Además de esa nueva línea de crédito, estos productos participan también de los programas Ahora 12 y 18. Así, se espera reactivar la demanda de heladeras y otros electrodomésticos que tengan una alta participación nacional en su producción.

“La financiación ayuda mucho a la compra de heladeras, con lo cual estimamos un impacto positivo en el mercado, más con créditos a 36 meses”, comentó Puhl. Además del modelo nacional de 300 litros Inverter, Samsung lanzará, a fin de año, el modelo de alta gama Family Hub, importado de México, con puertas Side by Side, con pantalla táctil y conectividad a Internet, que costará menos de $ 300.000 al público. “Con la cuarentena, pasamos mucho tiempo en la cocina; cambiaron los usos y costumbres. La heladera transforma a la cocina en un centro de entretenimiento, con pantalla táctil, Spotify y parlante para escuchar música o enviarla desde el celular; cámara interior para saber, desde el smartphone, qué falta en la heladera a la hora de hacer las compras, entre otras características”, precisó Puhl. 

Además, Samsung prevé sumar más modelos de lavarropas en la planta que Visuar tiene en el mismo predio de Cañuelas, donde le hace modelos de carga frontal y superior Inverter y no Inverter. “Vamos también a ampliar la producción con modelos más accesibles en precio y planeamos además traer otros de mayor kilaje y conectividad”, anticipó.  

El directivo también destacó la importancia de los créditos productivos anunciados para empresas, que contemplan cuotas fijas a una tasa de 24% o 22%, a 36 meses, con el Banco Nación. “Es importante que haya este tipo de facilidades, porque hace tiempo que las empresas no recibían este impulso para poder invertir; se hace muy difícil expandirse con inversión propia”, advirtió.

Visuar comenzó en septiembre de 2017 a fabricar heladeras para Samsung en Cañuelas, año en que destinó $ 1000 millones de entonces para instalar una nueva planta de 30.000 m2, de heladeras Inverter. En 2012, Visuar le había comenzado a fabricar, en otra planta de ese mismo predio, lavarropas, a los que luego fue incorporando aspiradoras y microondas.

Shopping