El Cronista Comercial

Capacitación, la otra formación no convencional

A la carencia de ingenieros en petróleo, Vaca Muerta sumó un desafío al mercado laboral: la especialización en 'shale'. Qué está haciendo Tecpetrol, uno de los principales inversores en el área.

Capacitación, la otra formación no convencional

El perfil de ingeniero en petróleo es uno de los más requeridos por el mercado laboral actual. Pese a que la carrera gana, cada vez, más adeptos (de 2367 estudiantes en 2014 en el país, pasó a 3615 en 2017, último dato oficial disponible), a las empresas, les resulta complicado dar con ellos en sus búsquedas laborales.

Según un estudio de Mercer, el 65% de las compañías vinculadas al sector presentan dificultades para encontrar personal calificado, debido a la baja cantidad de jóvenes que optan por esta especialización y a la escasez de ingenieros en, prácticamente, todas las ramas de la disciplina.

"Nos cuesta conseguirlos. Todavía, son pocos los graduados, teniendo en cuenta el desarrollo creciente de Vaca Muerta", reconoce María Laura García, gerente de Talento y Comunicaciones de Tecpetrol, uno de los principales inversores en la formación no convencional, con un desembolso de u$s 2300 millones ejecutado hasta este año en el yacimiento de Fortín de Piedra.

Para alentar su inserción al mercado laboral, la petrolera del Grupo Techint en 2014, incorporó a su programa de Jóvenes Profesionales (JP) el Tecpetrol University Induction Camp (TUIC). Se trata de un entrenamiento intensivo de cuatro semanas, destinado a quienes se encuentran en la etapa inicial de su carrera, que incluye 160 horas de formación en diversas áreas, de las cuales el 45% se dicta con instructores internos de la compañía. "Los mismos profesores son colaboradores de la empresa, que, día a día, se desempeñan en otras funciones y se ofrecen voluntariamente a capacitar a los jóvenes. Los primeros días están dedicados a módulos teóricos, como la exploración de hidrocarburos, el desarrollo de reservorios y la perforación", explica García.

En las jornadas siguientes, los participantes viajan a la "Escuela de Campo" en el yacimiento El Tordillo, ubicado en Comodoro Rivadavia, Chubut. Allí, aprenden sobre el funcionamiento cotidiano de una operación no convencional y se involucran en la toma de decisiones clave que repercuten en la producción de petróleo y gas. "Se refuerzan aspectos vinculados al management y se imparten contenidos sobre el desarrollo no convencional, que incluyen simuladores de este tipo de yacimiento", detalla, y añade que el 75% de la TUIC se enfoca en conocimientos técnicos.

Al respecto, la ejecutiva resalta que la oferta académica que existe en el país es escasa. "La educación formal no capacita en shale gas. Los programas que hay se limitan al circuito corporativo, ya que las universidades no cuentan con materias que enseñen cómo trabajar en estos yacimientos", analiza. La petrolera del Grupo Techint firmó un convenio con la Universidad de Buenos Aires (UBA) para acercarles a los estudiantes seminarios relacionados a esta temática. "La UBA sumó la carrera de Ingeniería en Petróleo hace cuatro años, por lo que, todavía, no hay graduados. Esto evidencia que tenemos un retraso educativo", agrega García.

Con el correr de los años, el perfil del ingeniero en petróleo evolucionó junto con la complejidad de la actividad. "Vaca Muerta impulsa la demanda de profesionales que se adapten a un entorno cambiante, que sean capaces de aprender y desaprender de forma rápida, que se animen a tomar decisiones en poco tiempo y que tengan un espíritu emprendedor", enumera García las skills que buscan en los reclutamientos. "Iniciativas como la de Fortín de Piedra necesitan profesionales que acompañen el vertiginoso ritmo con el que avanzan estos proyectos", sostiene. Fortín de Piedra consiste en un proyecto de producción de gas no convencional en Vaca Muerta. Ubicado en la Cuenca Neuquina, ya genera el 13% del gas del país.

Asimismo, García añade que, en el último tiempo, Tecpetrol hizo hincapié en la contratación de mujeres. "Aumentó considerablemente la cantidad de mujeres estudiantes de Ingeniería en Petróleo: pasó de cinco en 2014 a 16 en 2017. En el total de las carreras ligadas a la industria, pasó de 886 en 2014 a 1293 en 2017. En Tecpetrol, en el último año pusimos énfasis en la selección de mujeres, apoyados en nuestra política de diversidad. Hoy, tenemos un 38% de mujeres en la empresa, de las cuales muchas están trabajando en yacimientos neuquinos", concluye.

Shopping