El Cronista Comercial

CEOs de Ford, Toyota y Volkswagen: "Hay que dejar de exportar impuestos"

Los ejecutivos participaron de un webinar. Describieron a 2020 como una "montaña rusa". Con sus fábricas reactivadas, reiteraron sus reclamos por reformas estructurales para recuperar competitividad 

CEOs de Ford, Toyota y Volkswagen:

"El año fue una montaña rusa", definió Thomas Owsianski, presidente de Volkswagen Argentina. "La pandemia nos puso a prueba a todos", agregó su par de Toyota, Daniel Herrero, actual piloto de la Asociación de Fábrica de Automotores (Adefa), la cámara de las terminales. Con sus plantas ya reactivadas y recuperando los niveles, tanto de producción como en ventas, que tenían antes de la cuarentena, de cara al futuro, las automotrices recordaron un viejo reclamo. En ese sentido, tomó la voz de Martín Galdeano, flamante CEO de Ford en la Argentina: "Hay que dejar de exportar impuestos".

Los ejecutivos participaron de webinar que organizó LIDE, grupo conformado por CEOs de grandes empresas. 

Galdeano consideró que, luego de dos meses con la fábrica paralizada, una de las principales preocupaciones de la empresa fue "conservar los recursos financieros" para mantener el nivel de inversión a futuro.

"Estuvimos 60 días sin producir, con niveles de facturación muy bajos y tuvimos que focalizar nuestro trabajo en administrar la cadena de valor y, al mismo tiempo, cuidar los recursos", explicó.

A su vez, señaló que, luego de la vuelta a las actividades, el stock tiene buenos niveles de demanda. "Los pedidos para el mercado interno y externo saltaron 60% en comparación a mayo, traccionados especialmente por el interés en la Ford Ranger y el segmento pick-up", describió .

"Este año fue una montaña rusa", disparó Owsianski, número uno de Volkswagen Argentina, que en la actualidad está ejecutando un plan de inversiones de u$s 1000 millones en el país. "En el primer trimestre del año, ratificamos inversiones en Alemania y tuvimos en lanzamiento de la Amarok con su nuevo motor. Después, se desencadenó una situación sin precedentes con una contracción de ventas y producción del 40%", lamentó el ejecutivo.

Thomas Owsianski, presidente de Volkswagen Argentina.

También Volkswagen anotó un repunte de actividad e indicó que la empresa exportó a Polonia, Portugal, República Checa, India y México más de 10.000 cajas de cambio de transmisión manual MQ281. Esta autoparte comenzó a producirse en junio de este año en el Centro Industrial ubicado en Córdoba y demandó una inversión de u$s 150 millones. Además, la automotriz alemana comunicó que ya se produjeron más de 70.000 cajas y componentes de MQ200, MQ250 y MQ281 desde el reinicio de la producción a finales de abril.

"La pandemia nos puso a prueba a todos", sumó Herrero, de Toyota. Con un primer turno de producción dispuesto para el 18 de mayo y otro para el 17 de julio, la planta que la firma japonesa posee en Zárate ya está a niveles de eficiencia del orden del 96%, aproximadamente.

Al mismo tiempo, Herrero analizó la salida de la pandemia y resaltó el incremento en las ventas a escala mundial. "En el mercado chino o europeo, la recuperación en la venta de autos se está dando rápidamente, así como también crece el consumo de combustible. La pandemia nos hizo volver a usar el transporte privado", identificó.

Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina.

Adriano Merigli, titular de Volvo Truck & Buses Argentina, quien también participó en el evento, lamentó el mal momento que está atravesando el mercado automotor argentino, con caídas del 25% interanual en julio y apenas 7000 camiones vendidos en 2019. Sin embargo, señaló que hay razones para una reactivación del sector. "Aunque estemos a niveles muy bajos de actividad, hay potencial porque las empresas necesitan renovar flotas viejas para que no aumenten mucho sus costos", señaló. Además, consideró atractiva la brecha cambiaria para que las empresas realicen una inversión en camiones.

"La incertidumbre de mediano plazo en la economía global y local pospone las decisiones de algunas empresas. Pero invertimos recientemente u$s 54 millones en el país para apostar al largo plazo de nuestros proyectos", concluyó el ejecutivo.

Desafíos y un nuevo presente

Herrero consideró que, de cara al futuro, es necesario articular políticas a largo plazo para apostar al crecimiento del sector. "Tenemos que articular consensos. Hoy, exportar 15% de impuestos es complicado para nuestra competitividad, mientras que el 55% de lo que se paga un auto en el mercado interno son gravámenes", enfatizó.

De cara al futuro cercano, identificó nuevas tendencias en el plano digital. "La pandemia aceleró el proceso de digitalización. Primero, en relación al trabajo remoto, y luego para la venta de vehículos online, que aún tenemos que mejorarlo", agregó.

"No hay que perder el horizonte de largo plazo", dijo Galdeano, quien aseguró que para poner una línea de producción de un modelo global en la Argentina son necesarios niveles de inversión realmente altos. "Para nosotros es clave mantener la escala de inversión para lograr mayor competitividad y reformas estructurales dentro de la economía argentina que permitan ser más competitivos".

Entre las reformas, el ejecutivo mencionó la necesidad de modificar la carga impositiva, los costos de materia prima, logísticos y la infraestructura portuaria. "Hay que ser competitivo en costos y calidad, no exportar impuestos", remarcó.

Martín Galdeano, presidente de Ford Argentina.

Por último, Galdeano comentó que ocho de cada 10 empleados de Ford a nivel mundial esperar seguir con algún tipo de modalidad home office, en línea con los cambios digitales en el trabajo y, por otro lado, hizo hincapié en la transformación radical que está sufriendo la industria: "Estamos viendo un boom de autos eléctricos y autónomos. Por ejemplo, Ford está adquiriendo startups que desarrollan inteligencia artificial para testear vehículos inteligentes en Estados Unidos", cerró.

Shopping