El Cronista Comercial

CEOs piden reglas claras y terminar con la "grieta"

En la 37º edición del Congreso IAEF, los máximos ejecutivos pidieron que haya previsibilidad e incentivos que incrementen la inversión necesaria para crecer 

CEOs de Adecoagro, Excelerate, Globant e Insud piden reglas claras y terminar con la grieta

Los CEOs de empresas de primer nivel, como el unicornio tecnológico Globant , el Grupo Insud (socio argentino en la producción de la vacuna de Oxford), además de Adecoagro (campo) y Excelerate (energía), pidieron reglas claras y terminar con la grieta, para poder llevar adelante sus planes de inversión. Lo hicieron en el marco del panel titulado "Reinvenciones del sector privado", que se realizó en la segunda jornada del congreso anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

"Tenemos que ponerle fin a los binomios 'campo-industria' e 'importaciones-exportaciones'. Debemos sumarlos, no enfrentarlos", expresó Mariano Bosch, número uno de Adecoagro.

"Sin un marco claro, no se puede pensar en una reinversión del sector privado. Mucho menos, en hacerlo crecer", observó Martín Migoya, co-fundador y CEO de Globant.

"Necesitamos previsibilidad, con un sistema impositivo que aliente la inversión y un sistema financiero que apoye a emprendedores", advirtió, por su parte, Manuel Sobrado, director ejecutivo de Grupo Insud. Además, se sumó al reclamo de Bosch: "Son las empresas las que generan desarrollo y movilidad social. Hay que evitar el conflicto entre algunos sectores y las compañías. Es indispensable para que la Argentina crezca sostenidamente".

Según Gabriela Aguilar, vicepresidenta para América del Sur y country manager en la Argentina de Excelerate Energy, la industria energética requiere una estrategia de largo plazo, ya que las inversiones en el sector nunca son "capitales golondrina". 

Para la ejecutiva, el país tiene "un potencial enorme", pero deben generarse las condiciones para captar el interés. Entre ellas, establecer un marco jurídico, regulatorio e impositivo que fomente la inyección de capital, y acciones puntuales como el acceso al giro de dividendos y la autorización para la realización de contratos de largo plazo. 

"El gas natural fue el combustible elegido para llevar adelante la transición energética. En este sentido, la Argentina tiene una oportunidad, con técnicos de alta calidad. Nuestra industria está conectada con otras y la actividad genera un efecto derrame. El concepto de la autosuficiencia energética no existe más. Tenemos que adoptar una visión exportadora, pero con espacio para la importación, como sucede en otros países, como los Estados Unidos. Hay que abrirse al mundo para tener un mejor posicionamiento", explicó Aguilar, cuya empresa opera desde 2008 en la Argentina y desde 2012 en Brasil. 

Gabriela Aguilar, de Excelerate Energy

Actualmente, Excelerate Energy lleva a cabo un desarrollo conjunto con Transportadora de Gas del Sur (TGS) para exportar gas. "El año que viene, trabajaremos en este proyecto de licuefacción de gas. Creemos que la demanda empezará a recuperarse en 2021, somos optimistas", señaló la ejecutiva, y reafirmó: "Constantemente, invertimos en los países en los que operamos, y así lo haremos en la Argentina. Pensamos en mejorar las condiciones operativas, mientras continuamos con nuestros objetivos".  

Por su parte, Bosch, de Adecoagro, resaltó que también la agroindustria precisa inversiones de largo plazo y acceso a distintos tipos de financiamiento. "Los proyectos requieren de capital intensivo. Cuando arrancamos, en 2002, no teníamos un peso. Crecimos gracias al aporte de nuestros inversores. La pandemia demostró la oportunidad que tiene el país, dadas sus condiciones naturales, el talento de sus profesionales y la capacidad de innovación de sus emprendedores", consideró.

Recientemente, Adecoagro recibió un crédito por u$s 100 millones. "Tenemos una compañía sólida y ordenada. En 2021, pensamos crecer en todos los rubros entre el 5% y el 20% y seguiremos comprometidos con el desarrollo argentino", afirmó el titular de la empresa, que tiene presencia en 10 provincias y 2000 empleados. 

Mariano Bosch, de Adecoagro

En línea con Aguilar, Bosch destacó la importancia del desarrollo de otros sectores, para que también crezca la agroindustria. "No competimos unos contra otros. Necesitamos que haya un marco para que también prosperen la industria energética y la tecnológica. Nosotros somos exportadores de gas, transformado en alimentos. Por citar un ejemplo: antes, ofrecíamos arroz secado a leña. Ahora, comercializamos arroz secado con gas. La calidad es otra, valorada por el cliente".

Asimismo, pidió terminar con antinomias que generan la "grieta". "Tenemos que ponerle fin a los binomios campo-industria e importaciones-exportaciones. Debemos sumarlos, no enfrentarlos", expresó. 

Para Migoya, de Globant, la Argentina es un país con muchas trabas para los emprendedores. "Se eliminó la creación de empresas de forma rápida a través del mecanismo SAS", graficó, y remarcó que "no puede haber tasas de interés exorbitantes".

Martín Migoya, de Globant

"Eso explica por qué son más las empresas que mueren que las que nacen. Sin un marco claro, no se puede pensar en una reinversión del sector privado, ni mucho menos en hacerlo crecer. Si todo continúa así, en el futuro cercano habrá una tasa de natalidad nula", aseveró.

A pesar del contexto, Migoya se mostró optimista de cara a 2021. "Reconstruiremos nuestras oficinas y necesitaremos 5000 profesionales nuevos. Nuestros planes de inversión son constantes y obedecen a un mercado en crecimiento. La economía del conocimiento conforma el segundo complejo exportador neto, con u$s 6000 millones. Para 2030, se estima que se crearán 500.000 puestos de empleos nuevos", adelantó.

"Nos enfocamos en pensar en el largo plazo y salir de esta coyuntura para generar oportunidades. El sector privado crea posibilidades de empleo y contribuye con el pago de impuestos. Tenemos que visibilizar el rol del empresariado, explicando cómo llevamos a cabo nuestras actividades", añadió el emprendedor, uno de los promotores de Nuestra Voz, el chat de los empresarios. 

Por su parte, Sobrado, de Insud, enfatizó en que el país debe ser más atractivo para seducir a inversores. "Necesitamos previsibilidad, con un sistema impositivo que aliente la inversión y un sistema financiero que apoye a emprendedores. Los Estados Unidos e Israel entendieron que la cuestión sanitaria es estratégica e impulsan la radicación de farmaceúticas en sus países, mediante, por ejemplo, la exención tributaria", comparó. 

Manuel Sobrado, de Grupo Insud

A su vez, se sumó a la postura de Bosch y pidió terminar con "la grieta". "Son las empresas las que generan desarrollo y movilidad social. Hay que evitar el conflicto entre algunos sectores y las compañías, indispensable para que la Argentina crezca sostenidamente. Esta crisis deja aprendizajes. Uno es el trabajo cooperativo. Hay que abrirse al diálogo y aunar esfuerzos, si queremos salir adelante, para lograr consensos", opinó.

Grupo Insud producirá en la Argentina la vacuna que desarrolló la Universidad de Oxford junto con el laboratorio AztraZeneca. "Aguardamos el 2021 con mucho optimismo. Esperamos para comienzo de año tener un tratamiento para combatir el virus. No será un año fácil. Algunos sectores se recuperarán más rápido que otros y seguramente habrá un déficit fiscal grande, con una inflación elevada. Tendremos que para trabajar duro", concluyó.

Shopping