El Cronista Comercial

Boeing echó a su CEO por el escándalo de los 737 Max

La compañía despidió a Dennis Muilenburg, en un intento de restaurar la confianza de los entes reguladores y de los usuarios

Boeing echó a su CEO por el escándalo de los 737 Max

El gigante de la aviación Boeing despidió a su CEO, Dennis Muilenburg, en un intento de restaurar la confianza después de que dos accidentes mortales obligaran al mayor fabricante de aviones del mundo a detener la producción de su avión de pasajeros 737 Max, el más vendido. El reemplazante será el presidente de la compañía, David Calhoun, que asumirá la dirección ejecutiva el 13 de enero.

La compañía está luchando por mejorar las relaciones con los reguladores, necesaria para que el 737 Max vuelva a volar. Además, la empresa necesita recuperar la confianza de los pasajeros y clientes de las aerolíneas, ya que se enfrenta a lo que se considera la peor crisis de su historia.

"La Junta Directiva decidió que era necesario un cambio de liderazgo para restablecer la confianza, mientras trabaja para reparar las relaciones con los reguladores, los clientes y todas las demás partes interesadas", dijo en un comunicado.

El derrocamiento del veterano de la compañía siguió a una semana de duros reveses para Boeing, que incluyeron la decisión de detener la producción del 737, un desplnate de la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos y una baja en la calificación.

La destitución del director general de Boeing recibió el apoyo de Peter DeFazio, presidente del comité de transporte de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos.

"Es evidente que la destitución de Dennis Muilenburg debió ocurrir hace tiempo. Bajo su supervisión, una compañía largamente admirada tomó una serie de decisiones devastadoras que sugieren que los beneficios tenían prioridad sobre la seguridad", dijo DeFazio.

El 737 Max permanece en tierra desde marzo, después de que dos accidentes en Indonesia y Etiopía mataran a 346 personas en cinco meses.

Boeing dijo que detendrá la producción de los aviones en enero, una decisión que también amenaza con afectar a la economía estadounidense. Los economistas estiman que reducirá el crecimiento económico general de Estados Unidos en medio punto porcentual.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar