El Cronista Comercial

Bayer le pone paños fríos a cualquier acuerdo extrajudicial por el glifosato

El CEO de la alemana, Werner Baumann, descartó que la empresa no tiene apuro en llegar a un pacto con los abogados de sus 48.000 demandantes, que denunciaron que su herbicida Roundup provoca cáncer

Bayer le pone paños fríos a cualquier acuerdo extrajudicial por el glifosato

El fabricante de drogas y pesticidas Bayer tuvo problemas este jueves para calmar las expectativas de que se estaba acercando a un acuerdo extrajudicial para cerrar las demandas legales que denunciaron que sus herbicidas en base a glifosato provocan cáncer.

Después de publicar sus proyecciones de ganancias para 2020, Bayer dijo que no había apuro para convenir términos con los abogados de los demandantes y era menos propensa a separar fondos para cualquier acuerdo siguiente a las recientes decisiones de los Estados Unidos a su favor.

Las acciones de Bayer perdieron un cuarto de su valor desde mediados de 2018, cuando la empresa perdió la primera demanda en los Estados Unidos que reclamó que su herbicida Roundup -adquirido ese año, a través del take-over de u$s 63.000 millones de Monsanto- causó cáncer.

"Si nos sometiéramos al imperativo de un deadline, muy probablemente, no alcanzaríamos la mejor salida para nuestra empresa y nuestros accionistas", declaró el CEO, Werner Baumann, en una conferencia de prensa, cuando se le preguntó si barajaba anunciar un acuerdo antes de la asamblea general de accionistas de Bayer, a celebrarse el 28 de abril.

Mientras que los medios recientemente plantearon la perspectiva de un acuerdo, el chief financial officer de Bayer, Wolfgang Nickl, dijo que recientes avales subrayaron su decisión de no hacer previsiones financieras para un acuerdo más allá de los honorarios legales.

En diciembre, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos declaró, en un amicus curiae, que la Corte Federal de Apelaciones debería revertir un fallo de un tribunal menor en un caso californiano por el Roundup.

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por su sigla en inglés) también reafirmó este año que el glifosato es seguro.

"Una significante probabilidad y mensurabilidad (para futuros pagos) tiene se dado y nosotros, y también nuestros auditores, concluyeron en que no es este el caso", dijo Nickl.

"La presentación como amigus curiae y la decisión de la EPA jugaron un papel aquí", enfatizó, en declaraciones citadas por la agencia Reuters.

Bayer también declaró el jueves que estaba proyectando crecimiento en su beneficio central ajustado de 7% a 9,6% este año, conducido por ventas de productos de agricultura y farmacéuticos.

Esto decepcionó a algunos que esperaban un objetivo más ambicioso y las acciones de Bayer rindieron ampliamente por debajo del mercado alemán el martes.

Bayer negó los reclamos de que el Roundup -o su ingediente activo, el glifosato- provoca cáncer, alegando que décadas de estudios independientes mostraron que es seguro para el uso humano.

Los principales reguladores, incluyendo aquellos que supervisan los mercados de pesticidas de Europa y los Estados Unidos, lo consideraron seguro pero la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la Organización Mundial de la Salud declaró, en 2015, que el glifosato, probablemente, provoque cáncer.

A pesar de que Bayer descartó este jueves la posibilidad de cualquier acuerdo, Nickl dijo que tiene plena flexibilidad para financiar cualquier convenio con el cash-flow futuro, de 9300 millones de euros en bruto, proveniente de ventas de activos y, si es necesario, préstamos puente.

Nickl, también, dijo que, basado en las predicciones promedio de los analistas de un probable acuerdo, cercano a los u$s 10.000 millones, Bayer no tendría que anotar a la baja el valor, de u$s 63.000 millones, de la compra de Monsanto.

Bayer dijo que el incremento en el número de demandas culpando a los herbicidas basados en glifosato por sus cánceres se redujo de alguna manera, alcanzando los 48.000 casos al 6 de febrero. En octubre de 2019, el total se había más que duplicado, a 42.700, en un período de tres meses.}

Analistas de la agencia bursátil Bryan, Garnier & Co dijeron que el pronóstico de Bayer no es tan optimista como esperaban algunos participantes del mercado, incluso, sin haber, siquiera, tomado todavía en cuenta cualquier impacto del coronavirus.

Bayer dijo que estaba proyectando ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (ebitda) ajustados por ítems especiales y diferencias de tipo de cambio, de 12.300 millones a 12.600 millones, desde los 11.500 millones de euros (u$s 12.500 millones) de 2019.

Los analistas estuvieron esperando un objetivo de 12.600 millones de euros, basados en un consenso posteado en el sitio de la empresa, de cerca de 12.500 millones, según datos de Refinitiv.

El ebitda ajustado del cuarto trimestre creció 26,4%, a 2480 millones de euros, como esperaban los analistas.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar