El Cronista Comercial

Silvina Moschini: "La sobrefacturación es uno de los fraudes menos detectados"

La presidenta y fundadora de TransparentBusiness analiza los desafíos del home office para las empresas que recién lo implementan y se refiere a cómo la tecnología puede contribuir a cerrar la brecha de género

Silvina Moschini:

Emprendedora enfocada en transformación digital, Silvina Moschini no se detiene. Preside TransparentBusiness, una plataforma para gestionar equipos remotos, y lidera SheWorks!, un marketplace para contratar mujeres profesionales con modelos flexibles. Aquí, comparte su visión sobre los retos de las empresas en tiempos de pandemia y cómo la tecnología ayudar a reducir la brecha de género.

-¿Qué sugiere a las firmas que ahora trabajan de modo remoto?

-Si antes el trabajo remoto era una 'vitamina', como un beneficio para atraer talento y reducir costos de infraestructura; con esta crisis es una 'aspirina' para garantizar la continuidad del negocio. Es clave usar tecnología y procesos para resolver los retos asociados: la falta de confianza, las dificultades para coordinar el equipo y la rendición de cuentas. Nacimos como firma remote first y desarrollamos herramientas para el seguimiento del trabajo remoto. Durante la pandemia, ofrecemos licencias gratuitas de nuestro software de gestión de trabajo remoto por tres meses a startups y pymes lideradas por mujeres representadas por nuestras organizaciones asociadas.

-¿Cuáles son los errores más comunes del cambio digital?

-Millones de firmas enviaron a sus empleados a trabajar a sus casas pero la mayoría no sabe cómo gerenciar sus equipos con eficiencia. Para que el trabajo remoto sea eficiente los supervisores deben enfocarse en usar la tecnología para la transparencia y la verificación en el proceso de trabajo; dar consignas y establecer procesos de trabajo claros; crear cultura y comunidad y gestionar el talento.

-¿Cuáles son los riesgos de sobrefacturación?

-Es un problema global y es uno de los fraudes menos detectados en el trabajo remoto y en esquemas de outsourcing. Según Action for Growth, de Americas Business Dialogue, se pierden entre 10 y 25% de los fondos de contratación pública por fraude y corrupción. En la región, el BID estima que se pierde 4,4% del PBI por ineficiencia y malgasto.

-¿Qué tipo de herramientas hay para evitarla?

-Con analítica de datos se pueden habilitar modelos de contratación y gestión bajo demanda, analizar indicadores de productividad para evitar desvíos de cantidad de horas facturadas. TransparentBusiness se instala en la PC de cada colaborador y funciona a través de capturas de pantalla para monitorear el trabajo remoto. La aplicación trackea el tiempo y el progreso de los proyectos. Cada colaborador puede pausarla para hacer otras actividades. Los ejecutivos pueden revisar el avance de las tareas en tiempo real. Entre nuestros clientes, startups y scaleups de Singularity University, el BID, la CAF, ONGs como Techo y Women@Frontier y firmas como Pepsico, Google, MasterCard.

-¿Qué retos y oportunidades hay para las empresas?

-Las firmas enviaron a sus empleados al hogar. Pero, si no hay un soporte tecnológico y procesos que permitan traer transparencia para la verificación de la gestión del trabajo y una estructura que permita organizarlo, es difícil que esto pueda funcionar en escala. El trabajo remoto pone a muchas empresas frente a miedos relacionados al control del equipo a distancia. Los mayores desafíos que enfrentan son la confianza, compromiso y rendición de cuentas. La crisis acelerará la implementación del trabajo remoto. No será fácil, pero lo que fue por mucho tiempo el plan B de las compañías puede instaurarse como la modalidad de trabajo principal. Según Gartner, el 74% de los CFO considera trasladar algunos empleados a trabajar remoto de modo permanente tras el covid-19.

-¿Puede la tecnología ayudar a cerrar el gap de género?

-Cerrar la brecha de género inyectaría u$s 12 billones al PBI global para 2025. Pero, la participación laboral de las mujeres dista un 26% con los hombres. La tecnología derriba las barreras que separan el talento de las oportunidades. En SheWorks! usamos tecnología para centralizar el talento de mujeres de todo el mundo y damos a las compañías la oportunidad de llegar a perfiles que quieren trabajar con modelos flexibles y remotos. En Guatemala lanzamos un programa con el BID y el apoyo de Cámara de Empresas de Guatemala para entrenar online a mujeres en habilidades digitales y emplearlas con firmas locales y de otros países. Queremos extender esta iniciativa por la región para convertir a América latina en un hub de exportación de talento y empoderar a las mujeres.

-¿Cómo impulsar a las emprendedoras en el país?

-Me encantaría ver más mujeres argentinas construyendo unicornios e inversiones que apoyen estas iniciativas. Hace falta acceso a capital y una red que acelere las oportunidades. La innovación y el emprendimiento femenino fomentan el desarrollo económico. El acceso a empleo y la ampliación de las oportunidades son clave; y es esencial que las mujeres trabajen juntas y se promuevan. Solo el 2% del VC invertido va a emprendedoras. Según Fortune, en 2018 la suma de capital de inversión recibido por todas las emprendedoras fue u$s 10.000 millones menos que lo que Juul recibió en capital de riesgo sola. La brecha es notoria y hace que firmas como Goldman Sachs decidan no lanzar a la bolsa a empresas con directorios solo formados por hombres.

Tuvimos un enfoque creativo para vencer el bias de género en el financiamiento con los VC, yendo a través de una Oferta Privada de Acciones permitida en EE.UU. por la Ley JOBS. Recaudamos u$s 6 millones de firmas como Morgan Stanley, Merrill Lynch, JP Morgan, Wells Fargo, Goldman Sachs, Citigroup, Accenture entre otras. Y somos parte de Wayra España.

-¿Cómo sigue su año?

-Tuvimos mucha demanda de nuestro software así como de firmas interesadas en revender o integrar la solución a sus servicios. En breve anunciaremos la CloudWorking Academy, que entrenará gratuitamente a líderes y coordinadores en la gestión del trabajo remoto, ayudando en la transición entre una oficina física a una virtual. En marzo lanzamos SheWorks! Academy, apoyada por el BID y la Cámara de Industria de Guatemala. Tendremos más alianzas para acelerar la implantación de modelos de trabajo remoto transparente.

Shopping