El Cronista Comercial
SÁBADO 20/07/2019

Los ex Quilmes y CCU que crearon su marca propia abrieron fábrica y planean exportar

Un grupo de colegas conocedores de la industria idearon Rabieta como una firma fabricante de cerveza que apunta a brindar una experiencia integral. Acaba de inaugurar una planta de fabricación en Pilar, que además funcionará como patio cervecero, y llegó a la góndola.

Los ex Quilmes y CCU que crearon su marca propia abrieron fábrica y planean exportar

Un grupo de amigos, todos con una vasta experiencia en la industria de las bebidas alcohólicas, decidieron en 2017 convertirse en los nuevos referentes de la cerveza artesanal.

Para ello, se propusieron repensar la manera en que los argentinos consumen esta bebida, así como también revolucionar el mercado local

Los sociosfundadores de Rabieta.

De esta apuesta nació Rabieta, una brewhouse que abrió sus puertas hace menos de dos años en la emblemática ex confitería La París, en el Hipódromo de Palermo. Hoy, pisa fuerte en el sector y proyecta concretar sus ambiciosos planes en los próximos meses, con la premisa de brindar una experiencia integral al cliente.

Así, con el objetivo de captar a más consumidores y hacer crecer a la marca, los emprendedores inauguraron hace dos meses una fábrica en Pilar, que en septiembre sumará un patio cervecero. 

Nota Video

El Cronista Comercial es el Diario economico-politico mas valorado. Es la fuente mas confiable de informacion en temas de economia, finanzas y negocios.

Miguel de Achaval, gerente de Comercial y de Marketing del Hipódromo de Palermo y sociofundador del negocio, explica que la elección de la locación sigue la línea del bar de Palermo. "En Pilar, nos situamos en un predio frente a la Asociación Argentina de Polo. Nuestro, por ahora, único local en Capital, está ubicado a metros del Campo Argentino de Polo. Buscamos establecer una relación entre la cría de caballos y la cocción de la cerveza. Sentimos que hay una conexión entre ambas actividades a raíz de la selección de la mejor materia prima", afirma quien dio origen a la compañía junto a Tomás Fellner, ex director de Trade Marketing en Quilmes; Rubén Diciero, maestro cervecero y ex gerente Industrial en Quilmes; Gustavo Schickendantz, ex vicepresidente de Marketing e Innovación en Heineken para el continente americano; Guido Muhr, ex gerente de Planta en Cervecería Boliviana Nacional; y Sebastián Mackinnon, ex Managing director en Diageo Guiness para América latina.

La nueva planta de Rabieta en Pilar.

"Ya se puso en marcha la producción en Pilar y esperamos empezar a recibir al público en la primavera, con la llegada del calor. La idea es imitar el concepto de bodega. Queremos que la gente venga a pasar el día con amigos o en familia, que recorra el polo cervecero y observe el proceso de fabricación", asegura.  

La apertura de esta planta les permitió ampliar la capacidad productiva. Hace 10 días, Rabieta empezó a embotellar y llegó a la góndola con cinco variedades: Golden, Ipa, Wee heavy, Red honey y Red irish. "Ya nos encuentran en las principales cadenas de supermercados de la ciudad y la provincia de Buenos Aires (Jumbo, Carrefour y Disco) y en breve desembarcaremos en La Anónima, almacenes y autoservicios de barrio. Buscamos tener presencia en más de 2000 puntos de venta", detalla Achaval. 

Rabieta llega a góndola con cinco variedades.

Pero Rabieta no se contenta con dos sucursales y sus nuevas botellas. La empresa comenzará a expandirse por medio de franquicias, en sitios icónicos de las ciudades en donde plante bandera. "Apuntamos a abrir tres antes de que termine 2019, haciendo foco en el corredor norte de la provincia de Buenos Aires y Nordelta", dice Achaval, mientras añade que, para 2020, el plan es inaugurar otras 15 en plazas estratégicas, como Mar del Plata, Rosario, Bariloche, Mendoza y Córdoba: "Vemos que hay un gran potencial en estos puntos del país, ya que cada vez más personas ingresan a la categoría artesanal. La búsqueda de lugares representativos nos ayuda a replicar de manera más certera la experiencia de marca y su conocimiento. Esto hará que más consumidores elijan Rabieta en la góndola". 

Asimismo, Rabieta empezará a exportar en el segundo semestre. "Estamos en contacto con la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional de la Nación, que nos está ayudando a cumplir nuestro sueño de hacer una cerveza argentina para el mundo. Vemos a Brasil, Chile y Uruguay, en una primera instancia, como los principales atractivos de la región", considera el sociofundador, y profundiza: "En una segunda etapa, pensamos arribar a los Estados Unidos. Entrar en él significa una buena oportunidad".

La 'brewhouse' de Rabieta en el Hipódromo de Palermo.

Es que el consumo de cerveza artesanal en la Argentina aún es bajo: representa el 3% del total. En cambio, en los Estados Unidos, donde el mercado está desarrollado desde hace 20 años, escala al 17%. "El boom de consumo de crafts que vive la Argentina proviene, en gran medida, de los Estados Unidos, país pionero en este segmento", cuenta Achaval. 

"Si logramos posicionarnos y colocar nuestros productos en este país, tendremos un margen para mitigar las épocas de vacas flacas que atraviese la Argentina y compensar la eventual caída de las ventas por una baja en la actividad económica", expresa el gerente del Hipódromo, y aclara que el contexto recesivo los impactó, al igual que a otros jugadores del rubro. "Nuestra oferta es premium. Al ser artesanal y de alta calidad, cuesta más fabricarla. Pero nuestro proyecto es a largo plazi y confiamos en que el consumidor valorará el producto y estará dispuesto a pagar un poco más por él", concluye. 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo