El Cronista Comercial

Fueron pioneros en traer a la Argentina un negocio que brilla en todo el mundo: ya facturan $ 140 M

Empezaron como importadores, pero ahora fabrican bebidas vegetales y este año producirán 1,5 millones de litros. Sus planes para la región.

Fueron pioneros en traer a la Argentina un negocio que brilla en todo el mundo: ya facturan $ 140 M

Era el año 2010 y Santiago Leber y José Lanusse trabajaban en el área comercial de una empresa. Ambos ingenieros industriales, se hicieron amigos mientras cursaban la carrera en la Universidad Católica Argentina y trabajaban juntos, escritorio de por medio. Pero ambos tenían la inquietud de emprender, y en sus ratos libres pensaban posibles ideas de negocio mucho antes de fundar Tratenfu, su marca de bebidas vegetales.

Desde montar un lavadero de autos hasta pensar en fabricar trapos de piso, varias ideas quedaron en el camino. Hasta que gracias al padre de Leber, que era gerente General de un molino arrocero en Uruguay, comenzaron a importar alimentos saludables hechos a base de harina de arroz, libres de TACC, como galletitas, fideos y snacks, con la marca Blue Patna.

“Hace 10 años no había oferta de productos para celíacos, era un nicho para explorar e incursionamos en el mundo de las dietéticas”, recuerda Leber y explica que a medida que pasaban los años fueron engrosando la cadena comercial con otros retailers y nuevos distribuidores, y hasta llegaron a abrir una sociedad en Chile y Perú. “Eso nos dio herramientas y aprendizaje para ir metiéndonos de lleno en el mundo de los alimentos saludables y ver las necesidades del consumidor y todo lo que faltaba en Argentina”, reconoce el emprendedor.

Justamente viajando por esos países Leber se dio cuenta de que afuera existía el segmento de bebidas vegetales que en la Argentina todavía no era conocido y se lo comentó a su socio. Sumaron entonces a Sebastián Piazza, un administrador de Empresas amigo de la infancia de Lanusse, y en 2016 comenzaron a dar vida a Tratenfu, palabra que resume las tres pasiones de los fundadores: trabajo, fútbol y tenis.

Empezaron desarrollando una bebida a base de almendras y ese trabajo requirió un año y medio de desarrollo y una inversión inicial de u$s 200.000. A diferencia de lo que se veía en ese momento en el mercado (donde la mayoría de estas leches se vendía en envase de vidrio, más artesanal), el trío apostó por envasar en Tetra Pak, porque no necesitaba cadena de frío y permitía obtener vencimientos más largos y así ser más masivos.

En 2018 finalmente llegaron a las góndolas gracias a la sólida base de clientes y distribuidores que habían cosechado en su pasado importador. “Sabíamos que iba a funcionar porque ya estábamos en diálogo con los distribuidores y estaban entusiasmados. Arrancamos con 30.000 litros y el primer mes vendimos todo”, recuerda Leber.

Hicieron un acuerdo con un envasador que tenía una línea de Tetra Pak para llevar sus insumos y elaborar sus productos. “Esas líneas son muy costosas, con lo cual para un nicho de unos pocos litros es impensable. Actualmente todos los jugadores trabajan así. Fuimos aprendiendo juntos”, agrega y dice que el primer año lanzaron la leche de almendras sabor original y vainilla, pero luego sumaron bebida a base de castañas de cajú y hoy el portfolio de nueve productos se completa con la variedad chocolate y coco, algunas de sus presentaciones también tienen opción sin azúcar agregado.

En plena pandemia lanzaron su bebida a base de arroz. Además, venden dulce de almendras parecido al dulce de leche, pronto lanzarán un dulce de coco y esperan seguir creciendo en la oferta de estos alimentos. Todos sus productos son certificados libres de gluten y las bebidas son libres de lactosa.

“Escuchamos mucho al cliente, que mira muchísimo los ingredientes, preguntan y hasta nos aconsejan. Saben mucho del tema”, comenta Leber, quien a pocas semanas de haber lanzado la bebida de arroz nota una buena recepción de la primera leche con esta base del país, que se consigue a $ 150 el litro y tiene propiedades como ser más liviana, más amigable en la digestión y libre de alérgenos.

“La categoría sigue ampliándose. En 2019 vendimos 1,1 millones de litros y el mercado total fue de 3 millones, pero sigue creciendo, incluso este año. Y con la llegada de Danone a la categoría para este año se estiman 6 millones. Al principio el desembarco de un competidor tan grande como Danone asustaba, pero por otro lado te ayuda a terminar de desarrollar la categoría”, reconoce. Al mercado acaba de sumarse Mastellone con su versión de almendras. 

Con una producción proyectada para 2020 de 1,5 millones de litros y más de 200 distribuidores repartidos por el país, este año dieron los primeros pasos en Uruguay y Paraguay y planean seguir por otros países de la región. Con una fuerte explosión en las ventas de los ecommerce de sus clientes, ahora están trabajando en una plataforma propia para llegar de forma directa al consumidor. Además, están desarrollando sus formatos on the go, con envases de 330 ml y tapa a rosca, para reforzar el canal de kioscos.

En cifras

  • Fundación: 2016 
  • Inversión inicial: u$s 200.000
  • Facturación 2020 (p): $140 millones
  • Cantidad de empleados: 5

La edición original de esta nota se publicó en el número 320 de Revista Apertura.

Shopping