El Cronista Comercial

Un 20% de las start ups cree que no sobrevivirá si la crisis se extiende más de tres meses

El ecosistema emprendedor no es ajeno al inédito contexto económico y social que provocó la crisis sanitaria del Covid-19. Las compañías que perciben un mayor riesgo son las que están en búsqueda activa de inversión, un 54% del total.

Coronavirus: un 20% de las start ups cree que no sobrevivirá si la crisis se extiende más de tres meses

El ecosistema emprendedor no es ajeno al inédito contexto económico y social que provocó la crisis sanitaria del coronavirus. Las startups aseguran que el escenario actual presenta buenas oportunidades, pero también alertan sobre una fuerte caída en la inversión y el financiamiento.

Un estudio elaborado por Wayra España, el hub de innovación de Telefónica, indagó sobre el panorama futuro de actividad a corto y mediano plazo de más de 500 "empresas emergentes" en Europa y América latina, e incluyó a la Argentina. En la actualidad, la crisis del coronavirus está impactando negativamente al 74% de las startups pero, con un cierto optimismo, el 57% de los emprendedores consideró que una vez terminado el distanciamiento social volverá a trabajar con normalidad, mientras que sólo el 6% piensa que la actividad cesará de inmediato.

Sin embargo, a mediano plazo las perspectivas no son tan felices. Consultados sobre un estiramiento del confinamiento mayor a tres meses, el 20% de los emprendedores cree que sus proyectos, estrechamente vinculados al financiamiento externo, no sobrevivirán si se da ese escenario.

Pero, ¿por qué? En la actualidad, los dirigentes de las startups priorizan la gestión de liquidez porque prevén una disminución de los ingresos de hasta el 50% y mayor dificultad de crédito, describió el informe. Las compañías que perciben un mayor riesgo son aquellas a las que la crisis ha encontrado en búsqueda activa de inversión, situación en la que se encuentra el 54% del total. Entre ellas, las más afectadas serían las startups de turismo, retail y servicios para el hogar, también aquellas startups B2B cuyos productos requieren un cierre de la venta presencial.

Toda crisis es una oportunidad, dicen. A pesar de las complicaciones, una de cada cuatro startups afirma que esta coyuntura es positiva porque acelera los procesos de adaptación tecnológica. 

Además, el 42% de las startups, con fuertes componentes innovadores y tecnológicos en su esencia, esperan que a corto plazo la crisis del Covid-19 refleje un incremento de sus ingresos entre el 20% y 50 %. Los sectores más favorecidos por esta situación de confinamiento son aquellos vinculados a la educación, finanzas, telecomunicaciones, teletrabajo, e-commerce, salud y soluciones de cloud, inclusive.

En esa línea, el 85% de las firmas logró implementar el teletrabajo con normalidad, sin que afectara la dinámica de su negocio. Esto permitió que las operaciones se mantuvieran constantes y, ante la alta demanda de servicios digitales, el 72% de los emprendedores afirma que mantendrá o aumentará su número de empleados durante los próximos tres meses. Menos del 20% planea despidos y solo el 9% contempla reducciones de jornada.

 ¿A qué apuestan las startups?

Los cambios en los intereses y necesidades de los consumidores es de crucial relevancia para los emprendedores que, en muchos casos, están reorientando sus modelos de negocios para satisfacer estas demandas. 

Según Wayra España, el 59% de las startups europeas y latinoamericanas están liderando acciones orientadas a generar un impacto positivo durante la crisis a través de distintos desarrollos de contenidos para sectores afectados y licencias para centros de salud. Entre las iniciativas más destacadas se encuentran: la producción de material sanitario con impresoras 3D, el transporte gratuito para trabajadores sanitarios o el desarrollo de aplicaciones junto a los gobiernos para el testeo y trazabilidad de los empleados sanitarios.

Por otro lado, los emprendedores ven, post crisis, un auge de nuevas tendencias tecnológicas que hicieron eco en su importancia debido al confinamiento como, por ejemplo, la adopción de canales de atención digital, la digitalización de la pequeña y mediana empresa, el crecimiento de productos que mejoren la eficacia del uso de la nube o, en el caso de Latinoamérica, una aceleración de la digitalización de pagos.

Shopping