El Cronista Comercial

Los centennials nos interpelan y también nos enseñan

por  LEONARDO BÁEZ

Miembro de Infociudadana, consultor de comunicación de OSC y presidente de comisión del tercer sector en Consejo Profesional de RR.PP

0
Los centennials nos interpelan y también nos enseñan

Semanas atrás se llevó a cabo en distintas ciudades del mundo, una de las huelgas globales más grandes de la historia con una de las estrategias comunicativas más atractivas en la actualidad. La acción global ciudadana tiene un objetivo común: provocar la atención de los gobiernos sobre los efectos del cambio climático y en pro del medioambiente; y tiene como principal figura impulsora a la joven mujer sueca de 16 años Greta Thunberg.

En un contexto de sobreabundancia de información, inmersos en nuevo entorno de medios: ¿Qué podemos poner en valor del enfoque comunicativo de las movilizaciones convocadas por Greta? ¿Qué pueden aprender las otras causas sociales relevantes del mundo, para ganar así relevancia y atención? ¿Qué trajeron los centennials para enseñarnos?

1. Hacer interesante lo relevante. Como sostiene Adriana Amado el interés está en el destinatario, que cada vez tiene más opciones para informarse. A veces no solo es una cuestión de contenidos sino de formas atractivas. En este sentido, las comunicaciones que promueve el movimiento son simples, abarcativas, compartibles fácilmente, le hacen sentido a muchos grupos y están abiertas a la generación de contenidos por parte de los jóvenes de todo el mundo, quienes producen sus propios mensajes. Además, algo que caracteriza a la "influencer" es su simpleza a la hora de comunicar temáticas que son complejas: sus discursos son cortos y directos, y se desarrollan acciones que despiertan la atención, como su viaje en barco hacia la sede de ONU en Nueva York.

2. Un modelo comunicativo basado en la sociedad en red. Uno de los puntos destacados del movimiento radica en la capacidad de participación y movilización en las calles, acción autoconvocada a través de redes sociales, WhatsApp, instituciones y comunidades vinculadas al cambio climático y otras plataformas digitales. Un ejemplo: realizaron una carta "modelo" para que los jóvenes puedan pedir permiso a sus profesores para participar. Esta participación de los ciudadanos en la comunicación pública socializa la conversación pública y hace tangible lo intangible.

3. Una influencer global, muchos influencers locales. Si bien es muy fuerte la presencia de Greta como figura pública global, a la hora de la organización de las acciones en cada país, se promovieron referentes locales. En Argentina, existe Bruno Rodríguez, activista por el clima quien justamente participará en la cumbre de jóvenes de la ONU (el único argentino que participará). En esta lógica, Manuel Castells se pronuncia: "El gran problema que se plantea es cómo, desde lo local, se puede controlar lo global; cómo desde mi vivencia y mi relación con mi mundo local, que es donde yo estoy, donde yo vivo, puedo oponerme a la globalización (...) Pues bien, internet permite la articulación de los proyectos alternativos locales mediante protestas globales".

4. Una comunicación genuina y basada en fuentes creíbles. Al tratarse de figuras nuevas y ciudadanas (hasta hace muy poco Greta no era conocida), genera fuerte credibilidad y confianza. Basa su estrategia de comunicación en fuentes que son de las más creíbles en nuestras sociedades como son los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil, quienes muchas veces son quienes están a cargo de organizar las manifestaciones en las ciudades.

Los centennials tienen mucho para enseñarnos. Nacieron y crecieron con las redes sociales, los móviles y entienden como nadie las lógicas comunicativas de hoy. Quienes comunicamos causas sociales y otras temáticas, debemos escuchar y capitalizar este tipo de experiencias. Sin lugar a dudas, hay mucho para aprender de las nuevas generaciones.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo