El Cronista Comercial

Liam Condon: "Estamos profundamente preocupados por la situación económica general de la Argentina"

El director ejecutivo y miembro del board de Crop Science de Bayer está atento a lo que sucede en el país y apuesta a que el nuevo Gobierno tenga las herramientas posibles para cambiar el rumbo.

Liam Condon:

La multinacional Bayer compró Monsanto en 2018. Liam Condon, director ejecutivo y miembro del board de Corp Science de la firma alemana habló con El Cronista en la ciudad de Monheim a un año del millonario negocio que consistió en un desembolso de u$s 63.000 millones. La entrevista se realizó antes de las elecciones de Argentina.

¿Están preocupados por la situación económica y social de la Argentina, con crecientes índices de pobreza?

Estamos profundamente preocupados por la situación económica general de la Argentina. En los últimos 20 años, el país atravesó muchas situaciones y mucho va a depender del próximo gobierno, pero al final del día lo importante es que tengan políticas que aseguren las inversiones. Nosotros invertimos en investigación y desarrollo (I+D) para crear empleo y generar riqueza para los agricultores que pueda ser compartida en el país. Si no hay clima de inversiones no hay crecimiento y este es el desafío que enfrenta la Argentina: cómo asegurar inversiones en la economía. Eso va a depender del próximo gobierno de las políticas que ejecute. Es una preocupación grande y hubo experiencias en el pasado de qué pasa cuando la economía cae y hay más pobreza y exclusión. Esto es algo que hay que minimizar y evitar lo más posible.

¿Qué significa Argentina para Bayer?

Argentina, como importante protagonista en la agricultura mundial, es un mercado estratégico clave para nuestro negocio de Crop Science. Los productores argentinos siempre han sido pioneros en la adopción de nuevas tecnologías. Trabajamos para contribuir a mantener su competitividad y proporcionarles la innovación que permita a los agricultores ser más productivos de manera sustentable; este es el corazón de lo que hacemos.

¿Cuáles serán las inversiones planificadas para 2020 o dónde se enfocarán?

Cada año invertimos aproximadamente u$s 200 millones en la producción de semillas de maíz, que es uno de nuestros principales foco de negocio.

Bayer compró Monsanto el año pasado

En Argentina tuvieron problemas con los derechos de propiedad intelectual..

Sin respeto por la propiedad intelectual, es muy difícil que las empresas puedan invertir en innovación. Nos gustaría aportar mucha más innovación en Argentina, como por ejemplo, nuestra última tecnología de soja, pero esto requiere de un entorno predecible que respete la propiedad intelectual y ayude a justificar la gran inversión que demanda el desarrollo y lanzamiento de una nueva tecnología al mercado.

¿Le preocupa el hecho de que el país pueda quedar en default?

No puedo especular sobre las decisiones que tomará Argentina en relación a sus obligaciones financieras, pero estamos monitoreando la situación macroeconómica y cómo nuestros clientes reaccionan ante esas condiciones cambiantes.

¿Cómo se imagina a Bayer evolucionando en sustentabilidad?

Estamos en una búsqueda constante para demostrar que la agricultura puede ser una pieza clave para mitigar los desafíos del cambio climático. Es por eso, que elevamos la vara y nos comprometimos a avanzar en prácticas que contribuyan a una agricultura libre de carbono. En esencia, tenemos la oportunidad de ayudar a cambiar la visión que se tiene de la agricultura como parte del problema del cambio climático, a una visión que la considere parte de la solución. Con este fin, hemos elaborado objetivos específicos, que incluyen 1) reducir un 30% nuestras emisiones de GEI; 2) reducir el impacto ambiental del 30% y; 3) permitir la sustentabilidad económica, ambiental y social de 100 millones de pequeños productores para 2030.

¿Cómo ayudará la innovación a lograr sus objetivos de sustentabilidad?

Cada inversión que hacemos en innovación es también una inversión en sustentabilidad. Creemos que el desafío de la agricultura es alimentar a una población en crecimiento de una manera más sustentable y esto requiere más innovación. En los próximos 10 años invertiremos 25.000 millones de euros en I + D para protección de cultivos, eventos biotecnológicos, semillas, microbios y herramientas digitales para ayudar a los productores de todo el mundo con tecnologías innovadoras que les permita aumentar la productividad de manera sustentable.

"Argentina, como importante protagonista en la agricultura mundial, es un mercado clave para nuestro negocio", alertó Condon.

¿Cuáles son las compensaciones internas que debe realizar como empresa para salvaguardar sus compromisos de sustentabilidad?

Al decidir cómo asignar nuestros recursos, solo se considerarán las propuestas de inversión que también ayuden a mejorar la sustentabilidad. Este enfoque es especialmente relevante para I + D, producción y comercialización y, de hecho, nos ayuda a priorizar mejor las iniciativas estratégicas. Vemos nuestros desafiantes compromisos de sustentabilidad como una oportunidad para fortalecer aún más nuestra posición líder en el mercado y no como una carga que debamos cumplir.

¿Cómo impacta el cambio climático en su negocio?

El cambio climático impacta a los agricultores más que a nadie y ellos no se sientan en una oficina y lo ven. Dependen de la tierra y el cambio climático afecta a la tierra y la capacidad de producir cultivos. Las inundaciones, las lluvias en exceso y las sequías son negativas para ellos. Para nosotros significa que tenemos que hacer productos que les permitan a los agricultores manejar mejor el cambio climático. Los llamamos productos "climate smart". Desde semillas "climate smart" que soporten más la sequía hasta arroz que puede resistir inundaciones por mayores períodos de tiempo. Adaptamos nuestros programas de Investigación y Desarrollo para que tengan en cuenta el cambio climático y también los cultivos que van a usarse y en qué regiones, porque eso también va a cambiar de acuerdo con el clima. Es decir que el cambio climático tiene un impacto enorme en la agricultura y eso nos impacta.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Recomendado para tí


Seguí leyendo