El Cronista Comercial

Escribanos: qué trámites se pueden hacer y cuáles no en la cuarentena, algunos gratis

La actividad notarial se incluyó en la lista de escenciales durante la cuarentena pero con límites. Se harán poderes gratis para cobrar jubilaciones. Transferencias de inmuebles, postergadas. 

Coronavirus: qué trámites hacen los escribanos en cuarentena, algunos gratis

La actividad notarial se sumó ayer a la lista de servicios declarados por el Gobierno como esenciales en la emergencia por el coronavirus. Con esa incorporación, los escribanos podrán realizar certificaciones (acompañados incluso de un empleado de la escribanía) en algunos casos excepcionales mientras que en otros, se postergan los actos hasta luego de la cuarentena.

El más específico de los actos que se permitieron ayer mediante la Decisión Administrativa 467/2020 publicada en el Boletín Oficial es la firma de actas notariales por las cuales los titulares de un beneficio de la Administración Nacional de Seguridad Social autoricen a terceros para el cobro de Jubilaciones, Pensiones, Asignación Universal por Hijo, Asignación Universal por Embarazo, Ingreso Familiar de Emergencia o beneficio similar; que según explicó al Cronista el presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, Carlos Allende, se hará de forma gratuita.

La gratuidad de ese servicio, detalló Allende, será efectiva sólo durante el tiempo que dure la emergencia declarada en el país.

Además, explicó el titular de la entidad, hay otras actividades que pueden realizarse por imprescindibles. De hecho, desde el Colegio de Escribanos porteño acercaron al Poder Ejecutivo la sugerencia de flexibilizar la actividad por los pedidos crecientes de certificaciones que se les requerían en estos momentos de cuarentena donde de un día para el otro, las escribanías debieron cerrar.

La norma explica que será permitida la actividad notarial, cuando se encuentre limitada exclusivamente a posibilitar el cumplimiento de las actividades y servicios de que da cuenta la precitada normativa u otra que "pudiera en el futuro ampliar el listado de actividades y servicios escenciales, debiéndose otorgar los actos notariales del caso sólo con la intervención de las personas indispensables para ello, evitando todo tipo de reuniones".

"Hay empresas que necesitan certificados para liberar containers que hay demorados, o camiones de industrias esenciales como alimenticias, hacer sesiones de créditos urgentes o firmar una fianza. Actos que necesitan un escribano en laboratorios o farmacias, etc", dijo Allende. Ahora cuando haya un tema así, vinculado a la emergencia y a una actividad escencial podrá realizarse.

La metodología será según Allende, que el escribano y algún empleado podría acercarse a la persona que lo necesite para realizar el acta o hacerlo en la propia escribanía. 

Entre las actividades que no podrán realizarse están los más frecuetnes como la firma de una compraventa de una propiedad o modificaciones de estatutos. Y cualquier acto que demande la presencia del escribano pero no se encuadre en la emergencia actual.

En la Ciudad de Buenos Aires, el Colegio de Escribanos aprobó un reglamento que habilita a sus profesionales a realizar certificados de actuación remota, mediante el uso de herramientas tecnológicas. De esta manera, una videoconferencia sería válida para que un escribano pueda identificar a una persona con su respectiva documentación y labrar un certificado posterior. Así se evita el contacto y la necesidad presencial física de las personas que intervienen.

En estos momentos, las autoridades de la entidad impulsan que el Banco Central acepte estos "certificados notariales digitales" para que por ejemplo, se puedan hacer los poderes para que otra persona cobre la jubilación de un adulto mayor que pueda permanecer en su casa.

Shopping