Transport & Cargo

La fragata Libertad se lució en Miami

La embajadora de los mares es también un centro de promoción de los productos y la cultura argentina en el mundo.
La fragata Libertad se lució en Miami

10/12/2019 | 18:20

Impactó ver a la Fragata Libertad vestida de gala en uno de los principales muelles de Miami. Al subir la planchada y ser recibidos por Leandro Fernandez Suárez, cónsul general argentino en Miami, uno comprende que está en suelo patrio. A mi lado, Guillermo Luder, eximio fotógrafo, no sabía a donde enfocar su cámara frente a tantas imágenes emblemáticas, y a su esposa, Silvina D'Amico hija de capitán de Fragata, le fue imposible contener la emoción al pisar la cubierta del buque escuela por primera vez.

La nave, al mando del capitán de Navío Juan Carlos Romay, conduce a los guardiamarinas en comisión de las promociones 148 del Cuerpo Comando Escalafón Naval, 83 de Infantería de Marina y 104 del Cuerpo Profesional Escalafón Intendencia.

La misión del buque escuela es la de completar la formación profesional, general y náutica de los guardiamarinas en comisión, incrementando la experiencia naval y marítima. Asimismo, busca acrecentar los vínculos de amistad y cooperación con los países visitados y fomentar la integración interinstitucional con los invitados de otras instituciones nacionales y extranjeras a fin de cumplir con las exigencias del plan de estudios de la escuela naval militar y representar protocolarmente a la institución y a la Argentina.

"Además de la tarea principal de formación esta embajadora de los mares es también un centro de promoción de los productos y la cultura argentina en el mundo. Por ejemplo, en cada una de las recepciones se degustan carnes y vinos argentinos", dijo a Transport & Cargo Juan Carlos Romay.

El viaje tendrá una duración de cinco meses aproximadamente, navegando alrededor de 16.945 millas náuticas, equivalentes a 31.380 kilómetros. La dotación está compuesta por 26 oficiales, 48 guardiamarinas en comisión y 191 suboficiales.

El itinerario incluyó los puertos de Salvador de Bahía (Brasil), Santa Cruz de Tenerife (España), Rota (España), Lisboa (Portugal), Brest (Francia), Amberes (Bélgica), Londres (Reino Unido), Dublin (Irlanda), Boston (EEUU), Miami (EEUU) y Bridgetown (Barbados). En estos momentos, la fragata navega rumbo na Recife (Brasil), y luego recalará en Montevideo, para finalizar su periplo en Mar del Plata el próximo 25 de enero.

También viajan a bordo invitados especiales del Ejército Argentino, la Fuerza Aérea, Prefectura Naval, Gendarmería Nacional, Policía Federal y del Instituto Tecnológico Buenos Aires entre otros.

La Libertad es una Fragata de 104 metros de eslora, su manga es de 14,3 metros, con una superficie total de 2652 m² de velamen, 3.635 toneladas de desplazamiento a carga completa y una altura máxima en su palo mayor de 50 metros. Es una fragata de tres palos (trinquete, mayor y mesana) y bauprés. Los palos son de acero y están formados por macho y mastelero. 

El velamen está compuesto por 27 velas: 11 cuchillas y una cangreja en el palo mesana con botavara metálica. De aquellas, 5 son foques, 3 estays del palo mayor y 3 estays de mesana. El resto son 15 velas cuadras, distribuidas en 5 vergas por palo. Fue construida por Astilleros y Fabricas Navales del Estado (AFNE) en Río Santiago, y en 1966, obtuvo el récord mundial de velocidad en el cruce del Atlántico Norte a vela. 

Ganó 9 veces la "Boston Teapot", que anualmente otorga la "Sail Training Association" al velero que con más del 50% de su dotación en instrucción, recorre la máxima distancia en 124 horas de navegación a vela, en los siguientes años: 1966,1976, 1982, 1987, 1992, 1998, 2000 y 2007.

En el año 2004 se inició, nuevamente en el mismo astillero que la vio nacer, un completo proceso de modernización de media vida, que finalizó el 2 de marzo de 2007. La remodelación del buque escuela incluyó el reemplazo del sistema propulsor, la planta eléctrica, el sistema central de aire acondicionado, el cambio de la cubierta y la reparación integral de toda la estructura. También incluyó una reforma en los sollados de los guardiamarinas para poder incluir comodidades para las nuevas generaciones de mujeres que cursan en la Escuela Naval.

Fotografía: Guillermo Luder.