Transport & Cargo

Julio Delfino: "Privados y Estado somos parte de la misma cadena"

Por AGUSTIN BARLETTI
El flamante presidente del Centro de Navegación apunta a la mejor logística para la competitividad de las exportaciones.
Julio Delfino: "Privados y Estado somos parte de la misma cadena"
AGUSTIN BARLETTI
29/08/2018 | 01:00
Julio Delfino fue elegido como presidente del Centro de Navegación para el período 2018-2020. CEO de Delfino Global, cuenta con una licenciatura en Economía Empresarial en la Universidad Torcuato Di Tella y un Master en Finanzas de la misma institución. Previo a su nombramiento, ocupó el cargo de vicepresidente 2do y luego tesorero en el Centro de Navegación. Además es secretario de la Cámara de Comercio Argentina para Asia y el Pacífico.

 

Su tatarabuelo Antonio M Delfino, junto a Nicolás Mihanovich, Alberto Dodero y Pedro Christophersen fueron socios fundadores del Centro de Navegación Transatlántico, hoy Centro de Navegación (CN) hace 118 años. Su bisabuelo y su padre también presidieron la institución.

El Centro de Navegación como cámara que agrupa a las agencias marítimas que representan a los buques nacionales e internacionales; es de las pocas cámaras que defienden a rajatabla la renovación democráticas de autoridades en periodos discretos de dos años con la posibilidad máxima de ser reelecto por dos años más. Esta característica republicana es una diferenciación determinante a la hora de representar el 100% de la pluralidad de pensamientos de los socios. En dialogo con Transport & Cargo, Delfino expuso los principales lineamientos para esta nueva etapa de la institución.

-¿Qué significa llegar representando un evidente cambio generacional en la dirigencia del Centro de Navegación, pero con el bagaje cultural de una empresa con 180 años de historia?

Con mis hijos Delfino llegaría a la séptima generación detrás de los barcos, y a eso aspiramos.

Las transiciones generacionales deben estar siempre en la cabeza de quien maneja el timón de una empresa familiar desde el primer momento. Un preparado planeamiento y su implementación ordenada resuelven muchas cuestiones a la hora del cambio de mando, velando por lo ya hecho y por lo que vendrá. Mi padre me enseño a pensar siempre en el largo plazo independientemente de las coyunturas de mediano o tsunamis del corto que con sus nubarrones a veces nos plantean erróneamente que no hay caminos posibles. Y con el mismo espíritu dejó su silla en la Comisión Directiva hace más de 10 años nominándome como vocal suplente. Cuando se barajó la idea de postularme a la presidencia del CN con el apoyo de mis pares, planteé exactamente lo mismo que mamé en nuestra empresa: la necesidad de prepararnos para el largo plazo requería un fuerte recambio en las sillas dándole lugar a la nueva generación. Sebastián Balestrini Robinson, María Laura Fillipelo, Pablo Tscholis, Germán Prieto, Pablo Menéndez, Jorge Latorre y Flavio Marassi son los sub 45. Buscamos desde lo mejor del pasado la desafiante continuidad, aprovechando la eterna juventud y experiencia de Patrick Campbell, Javier Dulce, Guillermo Hernández, Nicolás Starzescky; Guillermo Paroli, Alejandro López y Fernando Cors.

-¿Qué país y qué sector marítimo lo encuentra en esta presidencia que se inicia?

Es el país que tenemos y quienes poseemos la posibilidad de dirigir instituciones de peso como es el caso, debemos comprometamos con el futuro de la Argentina.

Entendemos que luego de 118 años de historia nos cabe un alto grado de responsabilidad sobre todo lo actuado en pos de nuestro comercio exterior independientemente de las distintas autoridades con las que tocó interactuar.

Hoy observamos con mucho agrado que el sector se profesionalizó según estándares internacionales y es nuestra tarea lograr lo mismo para la Argentina. A su vez observamos que las actuales autoridades están bien enfocadas en el objetivo de lograr reducir los costos logísticos mejorando la necesaria productividad de nuestras exportaciones.

Diálogo

Tenemos un excelente dialogo con el Ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich, e interactuamos diariamente con Mariano Saúl en la Subsecretaría de Vías Navegables, Gonzalo Mórtola en AGP, Dávila en Aduana; independientemente de la añosa y excelente relación con Migraciones, Senasa, Sanidad, Prefectura y demás reparticiones del estado y del resto de los actores privados de la cadena logística como despachantes, depósitos, terminales, y la carga. Privados y públicos somos todos partes de la misma cadena y debemos velar y entender que ocurre con cada eslabón. Se pudo avanzar mucho y bien con las autoridades en el rubro cruceros y esperamos extrapolar dichos logros al resto de nuestros barcos que afectan sensiblemente a la economía de nuestro país. Entendemos con las autoridades que nuestras mercaderías no pueden llegar a los clientes internacionales con precios por encima de nuestros competidores y/o fuera de los tiempos que es requerida.

 

-¿Cuáles son las principales líneas de acción planeadas para la Comisión Directiva que comienza?

-El objetivo es lograr la mejor amalgama entre lo viejo y lo nuevo; seguidamente convencer primeramente a nuestros socios sobre la imperiosa necesidad de que todos los agentes marítimos se involucren con la causa. Ya no hay lugar para quedarse expectantes mirando la película desde afuera. Una cámara donde unos pocos empujan el carro y deben dar respuesta a una gran multiplicidad de temas y/o conflictos, pierde la oportunidad de traccionar como corresponde a "toda máquina" dándole el mejor rol y responsabilidad a los que van al frente y dividiendo las tareas por especialidad según fuese requerido. Solamente estando unidos y trabajando codo a codo podremos ser protagonistas de las mejoras que nuestro país necesita. Llevándolo al día a día, buscaremos darle mayor participación a los comités por especialidad, llámese de buques portacontenedores, graneleros, líquidos, gaseros y cruceros. Queremos descentralizar las definiciones sobre el escenario de cada sub rubro de nuestros barcos, establecer objetivos y trabajar en conjunto con las autoridades relacionadas a fin de alcanzar, mayor eficiencia, trasparencia y profesionalismo, acorde a los tiempos que nos corren. Esto es ni más ni menos, atender las exigencias que tiene cada socio como empresa y al conjunto como cámara.

-¿Qué rol juega la presencia regional y mundial de la institución en entidades como Cianam, Fonasba o BIMCO?

-Las instituciones internacionales son guía y benchmark de las mejores prácticas que se dan en el mundo. Nos sirven de espejo para mirarnos sobre cómo estamos y cuánto nos falta. Desde el centro de Navegación oficiamos de secretaría de Cianam y ostentamos la presidencia de las Américas en Fonasba a través de Javier Dulce. Las problemáticas de los barcos con sus bemoles se repiten de la misma manera en todo el mundo y palpando como se resuelven mismos inconvenientes en otros lugares es que nos preparamos mejor para actuar en el país. No queda profesionalmente mucho por inventar, mientras que la implementación de las mejores prácticas en nuestro país requiere muchos diálogos y consensos para que estado y privados puedan actuar en verdadero equipo.