Transport & Cargo

Claras señales de la industria naval

Por ARIEL ARMERO
Se realiza la puesta en valor de la fragata Libertad en el en el Dique Mossdok 2000 del  astillero marplantense SPI.
Claras señales de la industria naval
ARIEL ARMERO
24/03/2020 | 20:26

Tras adaptar sus protocolos de salud a la nueva situación, avanza en el astillero Servicios Portuarios Integrados (SPI) la puesta en valor de la fragata Libertad, buque emblema de la Argentina.

El astillero marplatense lleva a cabo los trabajos de puesta en valor tras resultar adjudicatario de la licitación pública (Proceso 38/21-0234-LPU19) desarrollada por el Estado Nacional para la ejecución de la obra. Durante el desarrollo de la misma se realizan tareas en el sistema de propulsión y gobierno del buque. 

"Este encargo llega a SPI a partir del trabajo realizado durante muchos años, y del esfuerzo y profesionalismo que ha tenido el astillero demostrando, además, sus capacidades técnicas y experiencia. Nosotros ya hemos trabajando con la Armada, pusimos en seco el ARA Grandvielle y otras embarcaciones. Eso nos permitió ganar profesionalismo y nos permitió participar de la licitación y resultar adjudicatarios de la misma", dijo a Transport & Cargo Sandra Cipolla, presidenta de SPI. 

La titular del astillero señaló que "el pasado 16 de marzo, en reunión extraordinaria con nuestro equipo de gerentes diseñamos un protocolo específico basado, por supuesto, en las recomendaciones de la OMS y sobre todo lo determinado por el gobierno nacional, como también el provincial y municipal. Una vez elaborado se le dio participación al Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON) a través de su cuerpo de delegados y de su secretario general para buscar los consensos necesarios y lograr, de esta forma, un trabajo conjunto donde la prioridad está puesta en la salud de todo el equipo de trabajo de nuestra empresa y nuestra comunidad".

Dentro de este protocolo y de los objetivos planteados, en cuanto a los trabajos de la fragata Libertad, SPI está cumpliendo con los plazos proyectados de acuerdo al plan de puesta en valor acordado con el personal técnico de la misma.

El hecho de que un astillero privado haya logrado, por primera vez, adjudicarse la reparación de la fragata Libertad, habla de los niveles de calidad alcanzados por la industria naval en Argentina.

"Esto pone de manifiesto nuestro convencimiento y convicción: con esfuerzo, compromiso, profesionalismo e idoneidad se llega muy lejos. Tal vez, para muchos, el camino que hemos elegido es el largo; SPI Astilleros no ha tomado atajos. Nuestro orgullo y satisfacción abarca a todos y cada uno de los integrantes del equipo en nuestra empresa; hoy somos el único astillero certificado por las normas ISO 9001-2015. Entendemos que hemos podido dar visibilidad no solo a la capacidad de la industria naval, sino también a toda la logística y servicios que se mueven alrededor de la puesta en seco y reparación de una embarcación y/o artefacto naval, lo que denominamos la cadena de valor", aseguró Cipolla.

A juicio de la presidenta de SPI, "debe existir una sinergia entre la industria naval pública y privada; y con una coyuntura más próspera se deberían hacer las inversiones necesarias para fortalecer el crecimiento de nuestra tan amada industria naval argentina".

Por su parte, el Capitán Pablo Ariel Peral, jefe de Máquinas de la fragata comentó que "venimos a realizar el mantenimiento de nuestro buque escuela de cara al viaje de instrucción nº 49 que debe llevarse a cabo este año".