Transport & Cargo

Canal continental suma adhesiones

Una vía navegable de 635 km entre Córdoba y La Pampa colectaría la producción agrícola para transferirla a los puertos.
Canal continental suma adhesiones

20/08/2019 | 21:29

Se presentó en el Consorcio de Gestión Puerto Bahía Blanca (CGPBB) la propuesta de un canal continental como un proyecto estratégico para Argentina. Se trata de una iniciativa de la Secretaria de Infraestructura y Política Hídrica liderada por Pablo Bereciartua pensada para disminuir la vulnerabilidad del centro del territorio argentino a la variabilidad y el cambio climático y contribuir a aumentar su capacidad de adaptación. Su criterio de diseño permitiría la utilización de esta infraestructura como una vía navegable de comunicación en el centro de la Argentina, generando oportunidades de desarrollo territorial y productivo en las próximas décadas. 

De acuerdo con los estudios previos, el proyecto de pre factibilidad establece que la mejor traza es desde Río Segundo (Córdoba) hasta Catriló, en La Pampa. Allí se proyecta instrumentar un nodo multimodal (puerto seco) con el objeto de conectar la hidrovía con el Ferroexpreso Pampeano al puerto de Bahía Blanca, a unos 300 kilómetros. Esta alternativa se extiende a lo largo de 635 kilómetros e incluye dos obras de toma, una sobre el río Segundo (Arroyito, Córdoba) y otra sobre el río Tercero (Bell Ville, Córdoba), dos puentes canal, sobre el río Tercero y el río Cuarto (La Carlota, Córdoba), tres puentes internos, en Arroyito Realicó y Catriló (La Pampa). También se deberán realizar obras por las interferencias viales y ferroviarias.

Habría dos reservorios de llanura para acumular los excesos de agua y, eventualmente, generar riego. Se trata de dos lagunas similares a Hinojo Las Tunas (en Trenque Lauquen, Buenos Aires), que funciona como reservorio para el río Quinto. Una diferencia clave de esta iniciativa con las que se impulsaron antes es la inexistencia de esclusas. 

"Este nuevo desafío pone una vez más al puerto como un actor central del desarrollo nacional. El consorcio desde sus inicios creció con visión estratégica, por eso acompañamos este proyecto, avalado por equipo de trabajo holandés, por todo el grupo que lidera Berecirtua y que tendrá un impacto impresionante en nuestro puerto y su región de influencia", destacó Miguel Donadío, presidente del CGPBB.

Recuperación

La superficie total de hectáreas recuperadas por este proyecto puede alcanzar las 950 mil, mientras que el beneficio económico se encontraría entre u$s 160 y u$s 790 millones por campaña.

Estudios recientes estiman que los 100 días de congestión por año como mínimo para la zona Timbúes-Rosario, representan unos u$s 225 millones anuales de extra costos logísticos evitables.

"La primera etapa de la hidrovía puede ser llevada adelante en tres o cuatro años, y la obra fue presupuestada en u$s 3 mil millones, la mitad del impacto directo que tuvo la sequía de 2018. Un fideicomiso, integrado por la Nación y las provincias, podría recibir aportes privados para llevar adelante la obra", anticipó Bereciartua.

La traza se extiende por unos 635 kilómetros con un canal de unos 25 metros de ancho y alrededor de 4 metros de profundidad. El diseño indica que en un extremo de la hidrovía está Arroyito, Córdoba, y en el otro, Catriló, La Pampa. Allí está planificado un puerto seco como nudo transbordado. La carga de la barcaza que navegó por la hidrovía es traspasada al Ferroexpreso Pampeano, para transitar 300 kilómetros hasta el puerto de Bahía Blanca.

El proyecto consideró una barcaza de diseño de 8,20 metros de manga y más de 6 metros de eslora. El convoy se compondrá con dos barcazas más un remolcador. De tal modo, con 18.000 viajes al año se podrían transportar 10 millones de toneladas.

El proyecto final contempla una traza vial y otra férrea en paralelo a la hidrovía con el fin de lograr un eje logístico central.