Responsabilidad

Por ciudades accesibles para todos

Por María Gabriela Ensinck
La organización promueve la accesibilidad integral para personas con discapacidad motriz o movilidad reducida. Surgida en 2001, realiza campañas de concientización como rallys urbanos en sillas de ruedas y promueve cambios edilicios y en medios de transporte.
Por ciudades accesibles para todos
María Gabriela Ensinck
16/08/2018 | 00:00
En agosto de 2001, el empresario Claudio Waisbord, que tiene una discapacidad motriz, no pudo tomar un avión dado que la aerolínea le exigía que viajara acompañado. Hacía 18 años que este economista, titular de una empresa de emergencias médicas y fundador de la revista Inrokuptibles, había quedado parapléjico por una bala que recibió durante un asalto.

Luchador incansable por los derechos de las personas con discapacidad, Waisbord decidió emprender una batalla legal, que años más tarde ganó, y en el interín dio origen a Acceso Ya, una ONG que lucha contra la discriminación y promueve la accesibilidad plena de las personas con discapacidad motriz o movilidad reducida.

La entidad organiza la campaña de concientización "Ponete en mi lugar", que consiste en acciones como un rally urbano en silla de ruedas para poner en evidencia las barreras arquitectónicas que presentan las ciudades y los medios de transporte públicos. "Muchas veces, transitamos la ciudad sin ser conscientes de las barreras y dificultades que presenta para las personas, no solo en silla de ruedas, sino aquellas que tienen una movilidad reducida, ya sean adultos mayores o madres y padres con los carritos para bebés", comenta Josefina Macías, coordinadora de la entidad. "Por eso buscamos, con la campaña "Ponéte en mi lugar", que todos seamos conscientes de la odisea que significa transitar a diario por la ciudad, y de que un descuido, como puede ser tapar una rampa al estacionar mal el auto, está perjudicando a otro", destaca.

La entidad también promueve denuncias y acciones judiciales, buscando una mayor inclusión, por ejemplo en los medios de transporte públicos. "Hoy muy pocos colectivos tienen rampas y espacios para personas con carritos y sillas de ruedas. Y no todas las estaciones de subte en Buenos Aires cuentan con ascensor. Esto excluye a las personas con discapacidad o movilidad reducida de transitar libremente por la ciudad, o les genera mayores costos ya que deben hacerlo en taxi", comenta.

Por otra parte, Acceso Ya también realiza relevamientos en distintas instituciones como un estudio que incluyó este año a más de 800 escuelas porteñas, revelando que casi una de cada cuatro escuelas no cuenta con condiciones de accesibilidad mínimas, como rampa de ingreso, baños adaptados, aulas accesibles y señalética correspondiente.

Además de realizar los informes, la ONG presenta sus resultados y propuestas a los organismos correspondientes. En este caso, al ministerio de Educación de la ciudad.

La lucha por conseguir la accesibilidad edilicia en los establecimientos educativos porteños no es reciente. Tras haber recibido numerosas denuncias de padres de niños con discapacidad motriz que no encontraban escuelas de enseñanza común donde inscribir a sus hijos y bajo la premisa de que ninguna barrera arquitectónica debía ser un impedimento para que un chico pueda gozar del derecho a educarse, Acceso Ya, en diciembre de 2006, inició un amparo colectivo contra el Gobierno de la Ciudad, que, tres años después -en diciembre de 2009, dio lugar a un fallo que condenó al Gobierno porteño a presentar un plan de obras para adecuar las instalaciones de todas las escuelas.

Se estima que unas 5 millones de personas (algo más del 10% de la población argentina) padecen algún tipo de discapacidad (ver recuadro), y de ellas unas 800 mil tienen discapacidad motriz. Si a ellas se suman las personas con movilidad reducida reducida permanente o transitoria (ancianos, embarazadas, niños pequeños, lesionados), la accesibilidad se trasforma en un problema de mayorías.

Discapacidad, un problema invisible

Según el último Estudio Nacional sobre el Perfil de las Personas con Discapacidad elaborado por el Indec, un 10,2% de la población argentina posee algún tipo de discapacidad, siendo la dificultad motora la de mayor prevalencia, sobre todo en los adultos mayores.

Las dificultades de acceso se reflejan en esta población en una tasa de desempleo mayor a la media, que alcanza al 25% en promedio, según diversas ONGs. Asímismo, menos de la mitad de las personas con discapacidad poseen cobertura integral de medicación y salud (46%), sólo el 55% cuentan con pases libres de transporte y apneas el 34% tiene un certificado de discapacidad vigente para acceder a beneficios tales como descuentos en medicación y transporte.

Identikit

- Nombre: Acceso Ya

- Inicio de actividades: 2002

- Misión: Promover la accesibilidad urbana y en medios de transporte para personas con discapacidad motriz y movilidad reducida.

- Contacto: www.accesoya.org.ar